12.174 cursos gratis
8.742.531 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Los remedios florales

Vilma Spalla

Autor: Vilma Spalla
Curso:
10/10 (3 opiniones) |2578 alumnos|Fecha publicaciýn: 01/09/2006

Capýtulo 26:

 Los doce remedios y los siete remedios menores.

(1934).

 Desde tiempos inmemorables, se sabe que el secreto de la curación de las enfermedades se encuentra en las plantas medicinales de la naturaleza. De ahí que diga a todos los que están enfermos: la enfermedad nunca habría podido obtener el poder que tiene actualmente si el hombre no hubiera olvidado la protección natural contra la enfermedad: las plantas medicinales. Además para aquellos que realmente deseen sanar no existe ninguna enfermedad que pueda resistirse al poder del remedio que se esconde en la planta adecuada. Actualmente, la enfermedad no puede ofrecer resistencia a la planta medicinal correcta, al igual que sucede con la oscuridad en una habitación cuando se abre la ventana para permitir la entrada de la luz del sol.

 Pero el precio que hemos pagado por haber olvidado la curación por la naturaleza es demasiado alto, y se refleja en multitud de enfermedades que existen en la actualidad. Pero la naturaleza aguarda con paciencia, y nosotros tenemos que volver a ella para encontrar el alivio a nuestros males.

 Hemos tenido que padecer sólo porque hemos sustituido la ciencia curativa de la naturaleza por la del hombre. Ahora debemos regresar a la naturaleza para librarnos de nuestras pesadas tareas.

En presencia de la naturaleza, la enfermedad no tiene poder alguno. Todo miedo, toda depresión y toda desesperanza pueden eliminarse. No existe auténticamente ninguna enfermedad que sea incurable.

  En este capítulo se describen 19 plantas medicinales a las que la Divina Providencia dotó de poderes curativos, de forma que para aquellos que tienen el auténtico deseo de sanar no existe ninguna enfermedad desesperada. Doce de estas plantas medicinales actúan con enfermedades que se encuentran en un estado de desarrollo incipiente o que no existen desde hace mucho tiempo. Se denominan los doce remedios. Además, existen otras siete plantas medicinales para aquellos que se encuentran enfermos desde hace algunas semanas o meses, o incluso años. Estas plantas curativas se llaman los siete remedios menores.

 Todo el mundo sabe que cuando estamos enfermos sufrimos otros estado de ánimo distintos de los habituales. Estos estados de ánimo son los que nos guían al remedio necesario. Son una pista muy valiosa porque, si interpretamos correctamente los síntomas que permiten predecir la inminencia de una enfermedad, pueden evitarse muchas enfermedades. Además, infinidad de personas que llevan mucho tiempo enfermas pueden sanar si ingieren las plantas medicinales adecuadas. También en este caso podemos reconocer la planta curativa que necesitan por el estado de ánimo en que se encuentran durante su padecimiento. Todo el mundo sabe, por ejemplo, que el dolor tiene efectos bien diferentes de una persona a otra. Algunos se asustan, otros se deprimen, y por último los hay quienes están de mal humor. A unos les gusta que les dejen en paz, otros quieren que se preocupen por ellos, y los más están de buen talante a pesar de su padecimiento. Este estado de ánimo no nos indica sólo que los pacientes sufren, sino también cuál es el remedio que se necesita para una curación efectiva.

 Si curamos el estado de ánimo y no la enfermedad, estamos tratando la auténtica dimensión del hombre y estamos dando al paciente lo que realmente necesita para restablecer su salud.

 En la práctica cotidiana, estos remedios demuestran ser eficaces incluso ante dolencias insignificantes como cansancio, dolor de cabeza, depresión, nerviosismo y otras muchas; y si eliminamos estos primeros síntomas y tratamos las dolencias insignificantes, estamos velando por mantener nuestra buena salud, protegiéndonos de la enfermedad. Porque ya sabemos que las personas, antes de que se manifieste una enfermedad grave, pueden pasar muchos meses no sintiéndose bien del todo. Si pudiéramos ser tratados en ese preciso momento, podríamos ahorrarnos todos los padecimientos que nos acechan.

 Para recalcarlo una vez más: como toda madre sabe, puede suceder que el niño venga de la escuela y que ella se dé cuenta de que no se encuentra en sus horas más altas. La madre dice: "No se siente bien. Tiene algún malestar."  Resulta mucho mejor tratar ese estado inmediatamente, para que el niño esté otra vez sano y fuerte al día siguiente, y no esperar uno o dos días hasta ver lo que pasa.

 Todo el que disponga de buenas dotes de observación será capaz de reconocer muy pronto que en todos aquellos que no se encuentran bien del todo puede detectarse una alteración de su estado de ánimo. Si se prescribe el remedio correcto en concordancia con esta alteración del estado de ánimo, la enfermedad se curará con más rapidez de la normal, pudiendo restablecerse el estado de salud del paciente.

 No importa en absoluto la enfermedad de que se trate; sólo hay que tratar el estado de ánimo.

  Existen 12 estados de ánimo diferentes, y cada uno se corresponde con una planta medicinal. Por esta razón, no resulta difícil decidir cuál de los remedios es el que se necesita.

Capýtulo siguiente - Los doce remedios
Capýtulo anterior - Los cuatro remedios menores.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Los remedios florales



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Los ocho remedios naturales
Vivimos en un mundo dónde la ruina, la enfermedad y la pobreza nos circunda. Es... [11/08/08]
5.644  
2. Tratamientos para el cabello con remedios naturales
Conoce el remedio natural que le devolverá vida a tu pelo . El aceite de oliva... [14/10/11]
5
Curso con video
3. Esencias florales de nenúfares y lotos. Beneficios
Curso de terapia floral con esencias de nenúfares y lotos. Vídeo descriptivo con... [12/12/11]
22
Curso con video

Capýtulos del curso


ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail