12.176 cursos gratis
8.742.283 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Los remedios florales

Vilma Spalla

Autor: Vilma Spalla
Curso:
10/10 (3 opiniones) |2578 alumnos|Fecha publicación: 01/09/2006

Capítulo 25:

 Los cuatro remedios menores.

Pudiera ser que determinados casos parecieran no corresponder a ninguno de los doce remedios. Aparentemente, estos pacientes se habrían acostumbrado hasta tal punto a su enfermedad que la habrían hecho parte de sí mismos. Es difícil reconocer su propia esencia, puesto que se han adaptado a la enfermedad y han orientado su vida en función de ella, en lugar de someterse a un trata miento. Se han resignado, y contemplan su enfermedad como algo ineludible, en lugar de estar decididos a vencerla, y han adaptado su vida a la enfermedad.

 Estas personas han perdido mucho de su individualidad y de su personalidad. Necesitan ayuda para encontrar una salida al callejón sin salida en el que se han metido, antes de que se pueda des cubrir cuál de los doce remedios necesitan.

 Sin embargo, en realidad éstos no son casos desesperados, y para ellos hay cuatro remedios menores. Estos cuatro remedios menores liberarán a los pacientes de su estado de estancamiento y restablecerán finalmente el estado de actividad. Se recuperará la individualidad, ya que se podrá encontrar cuál de los doce remedios es el que se necesita para volver a sanar completamente.

 Hay personas que dicen lo siguiente: "Padezco esta enfermedad desde que era niño y no puedo verme esperar verme libre de ella."  O llevan tanto tiempo enfermos que han llegado a pensar que no hay nada que se pueda hacer por ellos. O, quizás, se cuenten entre las personas que consideran el mal humos o los resfriados crónicos, o cualquier otra enfermedad crónica, como parte integrante de su naturaleza. Se acepta, efectivamente, como parte de su personalidad, en especial con determinados estados de ánimo, como irritabilidad, nerviosismo o inhibición, y realmente no son conscientes de que se trata de su propio Yo. Y, sin embargo, para todos esos pacientes hay esperanza de mejoría; basta con que lo deseen.

 Con los defectos de carácter o las debilidades corporales, la resignación sólo puede superarse si existe el deseo de curación, y en ese caso los cuatro remedios nos liberan de dicho estado, llevándonos a una disposición de ánimo que se halla al mismo nivel de los doce remedios. No obstante, hay una condición previa a toda curación: que el paciente tenga el deseo de sanar.                                                                                                                                                     

 Existen cuatro tipo de personalidad en las personas que han perdido las esperanzas, aunque no sean conscientes de ello, ya que, como se ha dicho, consideran el estado anormal de su espíritu o de su cuerpo como parte integrante de su carácter. Tal vez, esto sea más apropiado decirlo de las posturas vitales anímicas que de las mermas corporales, como se desprende de las explicaciones dadas para los remedios de brezo y agua de roca.

AULAGA - - - - -(Ulex europaeus).

 Estos pacientes dicen: "Lo he intentado todo, y no tiene sentido seguir intentándolo. No hay nada que pueda curarme."

 Han dejado de intentarlo, se han rendido a su enfermedad y ya ni siquiera se quejan. Afirman que les han dicho que no se puede hacer nada por ellos y que para ellos no hay ningún remedio médico. Incluso si se someten a un tratamiento, piensan que después de haber estado tantos meses o tantos años enfermos no pueden esperar que una mejoría pueda durar demasiado.

 La razón de su resignación estriba en que, debido a un miedo, o temor, o tormento interno, han cedido a toda esperanza y han dejado de porfiar en pos de la curación. Pero con el efecto del remedio aulaga aún puede conseguirse una mejoría en todos estos casos, una mejoría que supera todo lo esperado. Después, puede suceder que resulte necesaria agrimonia o mímulo para lograr la curación completa.

 La aulaga es para aquellas personas que han sufrido mucho y han perdido el ánimo de seguir intentándolo.

 Las personas que necesitan el remedio de la aulaga están por lo general pálidas, y con frecuencia tienen grandes ojeras.                                                                                                                                                                                              

Dan la impresión de que necesitaran más luz del sol en sus vidas para disipar las nubes que los envuelven.                                                                                                                                                  

 Los capullos de la aulaga deberían recogerse justo antes de que florezcan del todo y expandan su aroma: Naturalmente, esto depende de la estación del año, pero probablemente podremos recolectar los capullos a mediados de abril.

ROBLE   Albar  - - - - -(Quercus pedunculata).

 El roble es adecuado para tipos de personalidad de quienes a pesar de que no tienen la menor esperanza de curarse, siguen luchando y están muy furiosos por hallarse enfermos.

 Estas personas llevan muchos años sufriendo enfermedades físicas, y, aunque apenas tienen ya alguna esperanza respecto a su estado de salud, siguen luchando a pesar de todo.

 Están furiosos por no poder sanar, y enojados por estar enfermos, porque producen dificultades a los demás y no pueden aportar su contribución a los deberes cotidianos. Están exasperados porque no pueden cumplir sus misiones en la vida y se tienen por unos fracasados.

 Estos pacientes no echan nunca la culpa a los demás, sino que cargan ellos mismos con toda la responsabilidad.

 Las enfermedades de estos tipos característicos de personalidad se manifiestan allí donde han perdido el equilibrio, tanto desde el punto de vista psíquico como físico; desde el punto de vista psíquico, en forma de graves crisis nerviosas o en forma de perturbación mental, que pueden describirse como totalmente desequilibradas (es decir, en situaciones de gran pérdida del control). Y lo mismo puede decirse del estado físico, donde el paciente pierde el control de determinadas partes del cuerpo o funciones corporales.

 Los pequeños y delicados peciolos del roble (oak) deberían recogerse cuando ya han florecido. También en este caso, depende del tiempo, pero probablemente podrán recolectarse a principios o mediados de mayo.

BREZO

(Callunavulgaris).                                                                                                                                                                                             

  Es característico de las personas que pertenecen al tipo de personalidad del brezo el hecho de que se irritan por problemas de sus semejantes; no por los auténticos grandes problemas de la vida, sino por las dificultades de la vida cotidiana.

 Les gusta preocuparse de personas que están en dificultades, llegando casi a imponerles su ayuda. Se enfurecen mucho cuando los demás no aceptan su consejo a pesar de que piensen que sería por su bien.

 Tratan por todos los medios a su alcance de convencer a los demás de su opinión, llegando incluso a obligarles a hacer lo que ellos consideran correcto.

 Su intención es realmente muy buena, y sus juicios, por lo general, resultan fundados, pero se someten a sí mismos a tensión en el deseo de estimular a las personas cercanas.

Es un estado de preocupación exagerada por la prosperidad de amigos y familiares, unida al deseo de tener que corregirlos.

 Este estado de ánimo se ha convertido hasta tal punto en parte de su ser que se considera una peculiaridad de su personalidad.

 Por lo general, estas personas padecen dolencias de corazón, palpitaciones, cefaleas palpitantes, alteraciones digestivas y otras enfermedades que son causadas, por ejemplo, por la fuerte excitación y los exagerados esfuerzos de ser una ayuda para los demás en sus deberes cotidianos

 Con gran frecuencia, sus enfermedades no son especialmente graves hasta alcanzar la edad madura, pero padecen un considerable malestar y deterioro de su vida cotidiana, causados por continuos dolores sin importancia. De la misma forma, tienden a tener miedo de sí mismos a la menor dificultad.

 Les gusta ver que alguien depende de ellos, y le sacan placer a la sensación de ser útiles y de poder ayudar a los demás en sus dificultades.

 Tienen una fuerte confianza en sí mismos, y no les faltan dotes, de manera que nunca dudan de su capacidad de poder dar a los demás consejos y apoyo.

 A menudo, estas personas tienen buena constitución y son de tez vigorosa, tienen un cuerpo enérgico, están llenos de energía y actividad y se agotan a sí mismos en sus esfuerzos por ayudar a los demás.                                     

 El remedio del brezo puede mejorar su estado de salud, mitigar sus angustias y quitarles la exagerada preocupación que tienen por su prójimo.

 En el caso del brezo, no deberíamos recoger las flores de la especie roja, sino de las maravillosas, delicadas y diminutas flores rosas del brezo que florece en agosto y septiembre en las monta ñas galesas y escocesas. La esencia del brezo debería elaborarse al mediodía; por el contrario, todas las restantes esencias que se mencionan en este libro deberían extraerse por la mañana.

AGUA DE ROCA.

 Estas personas poseen altos ideales y defienden una opinión fija sobre religión, política o reformas.

 Tienen buenas intenciones y quieren cambiar el mundo para mejorarlo; sin embargo, limitan sus esfuerzos a la crítica en lugar de servir de modelo a los demás.

 Reconocen que su pensamiento y gran parte de su vida está gobernada por sus teorías.

 Son siempre muy infelices cuando no consiguen convertir a los demás a sus ideas.

 Quieren conformar el mundo a su imagen y semejanza, en lugar de prestar con tranquilidad y sosiego su modesta contribución al grandioso plan de la creación.

 Este remedio les da paz y comprensión, les ensancha sus horizontes y les ayuda a reconocer que cada uno tiene que alcanzar la plenitud a su manera, y que más vale  "estar" que  "hacer", de forma que nuestro Yo es un reflejo del gran plan, y que no tratamos de poner en primer plano nuestras propias ideas.

 Este remedio nos enseña que como mejor se ayuda a los demás es precediéndoles con el buen ejemplo y ayudándoles a reconocer la verdad, pero no mediante duros métodos inquisitoriales.                                                                                                                   

 El remedio agua de roca nos ayuda también a no seguir enjuiciando a los demás, y nos hacer ver que tenemos que permitir a todo el mundo tener sus propias experiencias y encontrar la salvación de su propia alma.

 Agua de roca. Se sabe desde hace mucho tiempo que determinadas aguas de fuentes y manantiales tienen el poder de curar a un determinado número de personas, y dichas fuentes y manantiales han llegado a hacerse famosos por sus cualidades curativas. Aquí puede utilizarse cualquier fuente o manantial que se haya hecho famosa por sus propiedades curativas y que haya permanecido en ese estado. Este remedio no debe exponerse demasiado tiempo a la luz solar. Es suficiente con ponerlo al sol aproximadamente una hora.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Los remedios florales



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Los ocho remedios naturales
Vivimos en un mundo dónde la ruina, la enfermedad y la pobreza nos circunda. Es... [11/08/08]
5.644  
2. Tratamientos para el cabello con remedios naturales
Conoce el remedio natural que le devolverá vida a tu pelo . El aceite de oliva... [14/10/11]
5
Curso con video
3. Esencias florales de nenúfares y lotos. Beneficios
Curso de terapia floral con esencias de nenúfares y lotos. Vídeo descriptivo con... [12/12/11]
22
Curso con video

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail