12.170 cursos gratis
8.775.831 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Religión. El poder de la Oración cristiana

Autor: Agustín Fabra
Curso:
9,50/10 (2 opiniones) |711 alumnos|Fecha publicaciýn: 04/02/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 4:

 Las oraciones

“No seas irracional en tus peticiones para no provocar la ira de Dios con tu irracionalidad. Mas sé sabio para merecer los dones gloriosos. Pide lo muy valioso a Aquel para quien la avaricia es ajena, y recibirás de Él lo muy valioso según tu deseo razonable. Salomón pedía sabiduría y con ella recibió también el reino terrenal, porque pedía razonablemente al gran Rey. Eliseo pedía la mayor gracia del Espíritu, comparable a aquella que tenía su maestro, y su pedido no quedó insatisfecho. El que pide insignificancias al Rey, rebaja su honor” (Isaac de Nínive, monje ortodoxo, 640-700).

El supremo maestro de la oración es Jesús. La oración acompañaba todos los acontecimientos más importantes de su vida terrena. El Señor oró al recibir el bautismo de Juan, pasó toda la noche en oración antes de la elección de los Apóstoles, también oró durante la Transfiguración, en el huerto de Getsemaní ante su inminente captura y cuando estaba en la Cruz. Bajo la impresión de la figura inspirada de Cristo orando, uno de sus discípulos se dirigió a Él con el ruego de “Señor, enséñanos a orar” (Mateo 6:9). Y en respuesta a este pedido, Jesús les dio una oración breve por su extensión, pero rica en contenido. Aquella divina e incomparable oración que hasta el día de hoy unifica por sí misma a todo el cristianismo, es el Padrenuestro u Oración del Señor.

El Padrenuestro  nos enseña explícitamente acerca de qué debemos pedirle a Dios en oración. Pero el Padrenuestro debe ser orado, no rezado. Aunque sea un texto copiado literalmente de las palabras de Jesús al discípulo que le pidió que les enseñara a orar, debemos hacer precisamente esto, orar. Desafortunadamente el Padrenuestro lo hemos memorizado de tal manera que lo recitamos casi inconscientemente, sin darnos cuenta del valor intrínseco que por sí mismo posee. El Padrenuestro debe ser meditado palabra por palabra y frase por frase mientras lo estamos orando. Sólo así lograremos aplicar su significado a nuestras vidas y comprender aquel hágase tu voluntad que nos enseñó Jesus, y entregarnos enteramente a la voluntad de Dios, tal como El hizo cuando estaba orando en el Getsemaní, sabiendo ya el duro final terrenal al que debía enfrentarse. En lugar de rebelarse contra Dios al conocer el sufrimiento que le esperaba, tuvo el valor de decirle al Padre: “… mas no sea como yo quiero, sino como Tú quieras” (Mateo 26:39).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Religión. El poder de la Oración cristiana



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Vida cristiana. El poder del mal
En la lección que tenemos para ti el día de hoy hablaremos sobre un tema ... [01/09/11]
27  
2. Consejería cristiana
La Consejería cristiana estudia el comportamiento del hombre y los factores que... [06/08/08]
2.410  
3. La familia cristiana
La familia cristiana es un curso de religión que analiza cómo debe comportarse... [22/07/10]
901  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail