12.170 cursos gratis
8.781.725 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Religión. Espíritu, alma y cuerpo

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |320 alumnos|Fecha publicación: 28/02/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

 Cristianismo. El espíritu (2/2)

El propósito de Dios es que el espíritu recupere el gobierno sobre el alma y, a través de ésta, sobre el cuerpo, ya que la vida del cristiano necesita ser gobernada por el espíritu. Si el espíritu es fuerte y tiene control sobre el alma y el cuerpo, la persona será un cristiano espiritual. Si por el contrario el alma, aliada con los apetitos del cuerpo, es quien tiene el control, será un cristiano carnal.

Para que el cristiano logre la victoria será necesario separar del todo el alma del espíritu, y ello sólo se logrará por medio de la Palabra de Dios, como podemos comprobar en Hebreos 4:12, cuyo texto hemos incluido en la primera página de la presentación de este estudio: "... penetra hasta la división entre alma y espíritu..." Es sólo la Palabra de Dios la que produce esa necesaria división entre alma y espíritu y, al menguar la influencia del alma, el espíritu se fortalece por el poder del Espíritu de Dios.

Si esta división entre alma y espíritu no se produce, el creyente seguirá fuertemente influenciado por el alma y, por ello, siempre siguen muchos objetivos entremezclados, a veces de acuerdo con la vida espiritual, y otras según con la vida espiritual. Pero si esta separación se produce, el creyente será capaz de detectar inmediatamente cualquier intento del alma por tomar el control, y así podrá rechazarla. De esta forma el espíritu podrá desarrollar su poder intuitivo de modo más agudo. Sólo después de haber experimentado esta separación podrá el cristiano entrar en posesión de un genuino sentido de pureza espiritual.

El creyente tiene que comprender que sólo el espíritu es el que da vida y que sólo cuando la persona vive por el espíritu llega a ser espiritual, tal como nos confirma el apóstol Juan: "El espíritu es el que da vida; la carne no sirve para nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y son vida" (Juan 6:63).

Como Dios es Espíritu, toda obra de Dios es espiritual y quienes sirven en ellas deben hacerlo en el espíritu. La efectividad del cristiano dependerá de si ha tenido la experiencia de haber aceptado al Espíritu Santo y de obrar de acuerdo a él. Y si ha sido así, sus sentidos espirituales han sido despertados y podrá experimentar el poder del Espíritu Santo.

El espíritu del creyente debe permanecer siempre activo y colaborando con Dios y con su obra, orando en el espíritu, escudriñando las Escrituras y meditando en las obras de Dios.

El cristiano debe ejercitarse en reconocer la voz del espíritu, distinguiéndola de las voces del alma de las del engañador. Cuando reconoce las verdaderas funciones del alma y las del espíritu sabrá que éste es y será siempre estable y apacible, y sus obras abundantes.

Capítulo siguiente - Cristianismo. El alma

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Religión. Espíritu, alma y cuerpo



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Religión. El Espíritu Santo
El Espíritu Santo . En este curso de religión vamos a hablar sobre el Espíritu... [22/03/11]
91  
2. Religión Yoruba
Un curso donde podemos aprender, descubrir y ampliar conocimientos en el mundo de... [06/10/06]
2.711  
3. Religión. El éxodo
El Éxodo es una salida y una fundación histórica. Es una salida desde un estado de... [01/09/09]
693  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail