12.170 cursos gratis
8.781.837 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Religión. Espíritu, alma y cuerpo

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |320 alumnos|Fecha publicación: 28/02/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 7:

 Cristianismo. El cuerpo

"... pues el cuerpo mortal oprime el alma y la tierra terrenal abruma la mente reflexiva" (Sabiduría 9:15)

Para que la salvación divina sea completa, debe alcanzar también al cuerpo. Aunque la obra de Dios comienza en el espíritu y sigue con el alma, también debe expresarse en el cuerpo, ya que su importancia es evidente por cuanto el Verbo se hizo hombre, lo cual permitió nuestra salvación.

El cuerpo de Jesús en la tierra fue el templo de Dios: "Pero él hablaba del santuario de su cuerpo" (Juan 2:21). Y hoy el cuerpo del cristiano también lo es: "¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros y habéis recibido de Dios...?" (1 Corintios 6:19).

Indudablemente el cuerpo tiene necesidades, las cuales deben ser suplidas. No obstante esto no significa gratificar el cuerpo, ya que si éste es complacido, cada vez creará más exigencias y dejará de ser un siervo. Con ello atraerá el alma, que será esclava de sus apetitos, hasta llegar al hedonismo, la búsqueda del placer.

La consagración del cristiano ha de comenzar por el cuerpo, el cual es presentado como un sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. Luego, el entendimiento, el alma, es renovada; y la voluntad de Dios será confirmada en el espíritu. En su primera carta a los Corintios 6:13 Pablo nos recuerda que "el cuerpo es para el Señor, y el Señor para el cuerpo". Esto significa que si el cristiano acepta que su cuerpo es para el Señor y lo consagra para Él, el Señor concederá vida y poder a su cuerpo; El mismo lo va a cuidar y a preservar.

A la vista de todo lo anterior podemos definir que la trinidad humana está compuesta de espíritu, alma y cuerpo. El espíritu es nuestra unión con Dios y vía de comunicación con El; el alma es el recipiente de nuestras decisiones, pensamientos y sentimientos; y el cuerpo es su alojamiento terrenal.

Si perseveramos en nuestra purificación espiritual y a través de la misma logramos que nuestra alma quede supeditada a nuestro espíritu, nuestro cuerpo obedecerá los instintos del alma pero, en este caso y por la influencia de nuestro espíritu, obedeceremos siempre los mandatos y enseñanzas que Dios impartió por medio de Jesús, nuestro Salvador, y nuestra felicidad eterna estará plenamente garantizada.

"Así que, hermanos míos, no somos deudores de la carne para vivir según la carne, pues, si vivís según la carne, moriréis. Pero si con el Espíritu hacéis morir las obras del cuerpo, viviréis" (Romanos 8:12-13)

Capítulo anterior - Funciones del alma (2/2)

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Religión. Espíritu, alma y cuerpo



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Religión. El Espíritu Santo
El Espíritu Santo . En este curso de religión vamos a hablar sobre el Espíritu... [22/03/11]
91  
2. Religión Yoruba
Un curso donde podemos aprender, descubrir y ampliar conocimientos en el mundo de... [06/10/06]
2.711  
3. Religión. El éxodo
El Éxodo es una salida y una fundación histórica. Es una salida desde un estado de... [01/09/09]
693  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail