12.176 cursos gratis
8.741.207 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Religión. Amor y desamor cristiano

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |280 alumnos|Fecha publicaciýn: 16/11/2010
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 2:

 Promover la justicia

 El esfuerzo del verdadero cristiano por promover la justicia, su compromiso de defender a los más débiles, su acción humanitaria para procurar el pan a quien carece de él, por curar enfermos y prestar ayuda en las diversas emergencias y necesidades, debe alimentarse del particular e inagotable tesoro de amor que nos enseñó Jesús.

Agustín de Hipona hizo la observación de que sólo Dios, el Sumo Bien, es capaz de vencer las miserias del mundo. Por lo tanto, de la misericordia y del amor al prójimo debe brotar una relación viva con Dios y hacer referencia constante a Él, ya que nuestra alegría reside en estar cerca de Cristo (De civitate Dei, libro 10, cap.6).

Jesús nos amó primero siendo aún nosotros pecadores (Romanos 5:8), sin pretender nada, sin imponernos de antemano ninguna condición. Es el amor de Dios infundido en nuestros corazones el que tiene que inspirar y transformar nuestro ser y nuestro obrar. El cristiano no debe hacerse la ilusión de buscar el verdadero bien de los hermanos, si no vive la caridad de Cristo. Cuando apliquemos en nuestra vida aquello de que hay mayor felicidad en dar que en recibir, experimentaremos la profunda satisfacción de darnos a los demás sin esperar nada a cambio.

Quien asiste al necesitado, no sólo demuestra su profundo amor a Jesús por darse a los demás, sino que goza siempre de la benevolencia de Dios. No debemos olvidar nunca el ejemplo de tal acción que Lucas nos narra cuando nos explica que la discípula Tabitá se salvó porque hizo bien al prójimo (Hechos 9:36-43). Esta lección debe estar siempre presente en nuestra vida cristiana.

El amor por el prójimo, enraizado en el amor de Dios, además de ser una obligación para cada cristiano, lo es también para toda la comunidad eclesial, que en su actividad caritativa debe reflejar el amor a Dios. El himno a la caridad que Pablo de Tarso nos enumera en la primera carta a los Corintios, debe ser nuestra forma de vida personal y la prueba de nuestro amor cristiano por los demás.

“Aunque hable la lengua de los hombre y de los ángeles, si no tengo caridad, soy como el bronce que suena o címbalo que retiñe. Aunque tenga el don de la profecía, y conozca todos los misterios y toda la ciencia; aunque tenga plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo caridad, nada soy. Aunque reparta todos mis bienes, y entregue mi cuerpo a las llamas, si no tengo caridad nada me aprovecha.

La caridad es paciente, es amable; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta. Ahora subsisten la fe, la esperanza y la caridad, estas tres. Pero la mayor de todas ellas es la caridad”. 1ª. Corintios 13:1-7 y 12-13.

Capýtulo siguiente - Amor cristiano
Capýtulo anterior - Solidaridad cristiana

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Religión. Amor y desamor cristiano



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Religión. Silas profeta y misionero cristiano
Con este curso de religión aprenderemos todo respecto a Silas , también llamado... [18/11/10]
144  
2. Religión Yoruba
Un curso donde podemos aprender, descubrir y ampliar conocimientos en el mundo de... [06/10/06]
2.711  
3. Religión. El éxodo
El Éxodo es una salida y una fundación histórica. Es una salida desde un estado de... [01/09/09]
693  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail