12.179 cursos gratis
8.737.624 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Religión. Amor y desamor cristiano

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |280 alumnos|Fecha publicación: 16/11/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 6:

 Negación de amor al prójimo. Desamor 

“Si alguno dice: ‘yo amo a Dios’ y odia a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve”   Juan 4:20

 Así como las del amor auténtico, las manifestaciones de la negación del amor al prójimo son muchas y variadas en sus formas. Desde el desprecio, pueden llegar al odio, a la violencia e incluso al rechazo total. A continuación analizaremos las principales manifestaciones del desamor cristiano.

 El atentado a la vida

La vida humana es un derecho fundamental a partir de su concepción. Se puede atentar contra la vida bajo los siguientes aspectos:

 a) El homicidio: Puede ser voluntario o involuntario. El homicidio voluntario del inocente, con acción directa e intencionada, nunca es lícito sino un grave pecado ante Dios. Nadie puede usurpar el dominio divino al decidir la muerte de una persona. En el caso de una injusta agresión hacia uno mismo, la moral cristiana ha considerado lícito el recurso de la fuerza contra el agresor, incluso si se produce la muerte del mismo. Es la autodefensa en el caso de una agresión. Sin embargo deben cumplirse determinadas condiciones, tales como situación de extrema necesidad, ausencia de odio y deseo de venganza, y la proporción entre los bienes amenazados por el agresor y la contundencia de la respuesta.

b) El aborto: Desafortunadamente nuestra sociedad se está caracterizando como una sociedad abortista y lo ha transformado en algo ordinario debido a la permisividad legal, el hedonismo individualista, las dificultades económicas y sociales, el crecimiento demográfico o la emancipación femenina. En consecuencia, el aborto directo provocado es un pecado grave y una invasión del dominio de Dios sobre la vida. El aborto indirecto que se produce como consecuencia probable y accidental de una acción en sí misma legítima, no es pecado, pero deben darse las circunstancias clásicas del acto con doble efecto; es decir, abortar para salvar la vida de la madre ante una circunstancia accidental, involuntaria y ajena totalmente a ella.

c) Los experimentos embrionarios: La vida humana merece absoluto respeto y protección desde el momento de la concepción. En efecto, es algo sagrado porque desde el inicio comporta la acción creadora de Dios. Por eso el embrión humano merece el respeto incondicional que se debe moralmente a la persona, tanto en lo corpóreo como en lo espiritual.

d) La guerra y el terrorismo: Ambas son la negación radical del espíritu evangélico, y su mística es inaceptable. No es un medio razonable ni humano para resolver los conflictos sociales nacionales ni internacionales. Su inmoralidad es evidente ya que va en contra de la lógica del amor y de la reconciliación proclamada por Cristo. Atacan el valor fundamental de la vida y de la dignidad humana de múltiples formas.

e) La pena de muerte: En siglos pasados, en un mundo que aceptó e incluso justificó la pena capital, también la Iglesia la aceptó y justificó a su vez. La pena de muerte por mano del Estado se consideraba incluso como una delegación del dominio de Dios sobre la vida. Hoy la orientación de la Iglesia es sobre la abolición, ya que la ejecución de los criminales no aparece como medio necesario ni conveniente para defenderse contra ellos. En la actualidad se aboga por la rehabilitación y la recuperación de los delincuentes.

f) La eutanasia: Es una acción u omisión que por su naturaleza o en su intención, causa la muerte con el fin de eliminar el dolor. Se trata entonces de un matar por piedad y se lleva a cabo a petición libre y consciente del interesado y/o por la decisión de sus familiares. Sin embargo desde el punto de vista moral, la eutanasia voluntaria es considerada como suicidio, y la eutanasia impuesta contra la voluntad del enfermo, o sin contar con su decisión responsable, es considerada como un homicidio; como la muerte de un inocente. Ambos casos pueden ser considerados como acciones contra la vida y por eso inmorales.

Capítulo anterior - El respeto

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Religión. Amor y desamor cristiano



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Religión. Silas profeta y misionero cristiano
Con este curso de religión aprenderemos todo respecto a Silas , también llamado... [18/11/10]
144  
2. Religión Yoruba
Un curso donde podemos aprender, descubrir y ampliar conocimientos en el mundo de... [06/10/06]
2.711  
3. Religión. El éxodo
El Éxodo es una salida y una fundación histórica. Es una salida desde un estado de... [01/09/09]
693  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail