12.176 cursos gratis
8.740.003 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Cómo escribir un relato breve

Autor: Juan Manuel Parada
Curso:
9,50/10 (4 opiniones) |1336 alumnos|Fecha publicación: 07/06/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

 La economía como recurso de composición

Si aparece una pistola en el primer acto, se dispara en el tercero. Anton Chéjov ¿Alguna vez te has preguntado qué extensión debería tener un cuento? Una respuesta eficaz para esta pregunta que por lo general aturde al escritor nóvel, surge luego de leer El dinosaurio de Augusto Monterroso y El perseguidor de Cortázar. Ambos, considerados obras maestras del género van desde una línea (el primero) a casi setenta páginas (el segundo), lo que abre paso a una afirmación importante:

La dimensión del texto no determina el género. Lo que sí determina su condición es la brevedad o economía. Desde la primema frase, el cuentista incorpora únicamente los elementos que motoricen su trama y coadyuven a generar el efecto que se plantea recrear en el lector. Veamos qué opina el mismo Monterroso al respecto: Lo que puedas decir con cien palabras dilo con cien palabras; lo que con una, con una. No emplees nunca el término medio. ¿Y qué nos refiere Cortázar?

El cuento contemporáneo se propone como una máquina infalible destinada a cumplir su misión narrativa con la máxima economía de medios. Si bien es cierto que la cita de Chéjov con la que he comenzado esta guía obedece a sus técnicas para las artes dramáticas, véase su profunda relación con estos dos planteamientos. Nada, para ellos, debe ser gratuito o meramente decorativo, desde sus primeras frases, el cuento debe avanzar de forma vertical en el espacio literario, sin disgreciones, ni distracciones, siempre en busca de lo que el autor tiene en la mira. Para ilustrar mejor este concepto les traigo también la opinión del maestro Horacio Quiroga:

Para comenzar se necesita, en el noventa y nueve por ciento de los casos, saber a dónde se va. La primera palabra de un cuento -se ha dicho- debe ya estar escrita con miras al final. Y continúa Quiroga proponiendo un ejemplo magistral: Comienzo del cuento: "Silbando entre las pajas, el fuego invadía el campo, levantando grandes llamaradas..." Final de cuento: "Allá a lo lejos, tras el negro páramo calcinado, el fuego apagaba sus últimas llamas..." Como ves, los cuatro autores coinciden en la importancia de moverse dentro del espacio literario donde se desarrolla un cuento, con la mayor economía posible de los recursos a usar. Y llegados a este punto surge otra pregunta ¿Por qué es tan importante la renombrada economía si disponemos de diversos elementos tanto estructurales como de lenguaje? Recordemos que la eficacia de un cuento se fundamenta en la intesidad, es decir en el grado de fuerza con que la historia atrapa al lector o como bien lo define Cortázar: Basta preguntarse por qué un determinado cuento es malo. No es malo por el tema, porque en literatura no hay temas buenos ni temas malos, hay solamente un buen o un mal tratamiento del tema. Tampoco es malo porque los personajes carecen de interés, ya que hasta una piedra es interesante cuando de ella se ocupan un Henry James o un Franz Kafka. Un cuento es malo cuando se lo escribe sin esa tensión que debe manifestarse desde las primeras palabras o las primeras escenas. Y así podemos adelantar ya que las nociones de significación, de intensidad y de tensión han de permitirnos, como se verá, acercarnos mejor a la estructura misma del cuento. Recapitulemos entonces, la condición esencial del cuento es la brevedad o economía de recursos, el autor debe avanzar sin disgresiones para garantizar un movimiento infalible, vertical, que le permita ganar por knockout, o en otras palabras: El cuentista debe velar por la Unidad de impresión que requiere la historia o la Esfericidad que exige la trama, esto debido a las limitaciones propias del género. He puesto en comillas un par de conceptos que considero esenciales en la construcción de un buen cuento, el primero fue desarrollado por Edgar Allan Poe al develar la génesis de El Cuervo y el segundo lo declaró Cortázar en una célebre entrevista; para concluir esta guía con algo verdaderamente profundo y revelador les abriré paso a ellos mismos:

Unidad de efecto, por Edgar A. Poe Si una obra literaria es demasiado extensa para ser leída en una sola sesión, debemos resignarnos a quedar privados del efecto, soberanamente decisivo, de la unidad de impresión; porque cuando son necesarias dos sesiones se interponen entre ellas los asuntos del mundo, y todo lo que denominamos el conjunto o la totalidad queda destruido automáticamente. Pero, habida cuenta de que coeteris paribus, ningún poeta puede renunciar a todo lo que contribuye a servir su propósito, queda examinar si acaso hallaremos en la extensión alguna ventaja, cual fuere, que compense la pérdida de unidad aludida. Por el momento, respondo negativamente. Lo que solemos considerar un poema extenso en realidad no es más que una sucesión de poemas cortos, es decir, de efectos poéticos breves. Es inútil sostener que un poema no es tal sino en cuanto eleva el alma y te reporta una excitación intensa: por una necesidad psíquica, todas las excitaciones intensas son de corta duración. Por eso, al menos la mitad del "Paraíso perdido" no es más que pura prosa: hay en él una serie de excitaciones poéticas salpicadas inevitablemente de depresiones. En conjunto, la obra toda, a causa de su extensión excesiva, carece de aquel elemento artístico tan decisivamente importante: totalidad o unidad de efecto. En lo que se refiere a las dimensiones hay, evidentemente, un límite positivo para todas las obras literarias: el límite de una sola sesión.

Ciertamente, en ciertos géneros de prosa, como Robinson Crusoe, no se exige la unidad, por lo que aquel límite puede ser traspasado: sin embargo, nunca será conveniente traspasarlo en un poema (O en cuento). En el mismo límite, la extensión de un poema debe hallarse en relación matemática con el mérito del mismo, esto es, con la elevación o la excitación que comporta; dicho de otro modo, con la cantidad de auténtico efecto poético con que pueda impresionar las almas. Esta regla sólo tiene una condición restrictiva, a saber: que una relativa duración es absolutamente indispensable para causar un efecto, cualquiera que fuere. Unidad y Esfericidad, por Julio Cortázar (...)

Para entender el carácter peculiar del cuento se le suele comparar con la novela, género mucho más popular y sobre el que abundan las preceptivas. Se señala, por ejemplo, que la novela se desarrolla en el papel, y por lo tanto en el tiempo de lectura, sin otro límites que el agotamiento de la materia novelada; por su parte, el cuento parte de la noción de límite, y en primer término de límite físico. En este sentido, la novela y el cuento se dejan comparar analógicamente con el cine y la fotografía, en la medida en que en una película es en principio un "orden abierto", novelesco, mientras que una fotografía lograda presupone una ceñida limitación previa, impuesta en parte por el reducido campo que abarca la cámara y por la forma en que el fotógrafo utiliza estéticamente esa limitación. No sé si ustedes han oído hablar de su arte a un fotógrafo profesional; a mí siempre me ha sorprendido el que se exprese tal como podría hacerlo un cuentista en muchos aspectos. Fotógrafos de la calidad de un Cartier-Bresson o de un Brassai definen su arte como una aparente paradoja: la de recortar un fragmento de la realidad, fijándole determinados límites, pero de manera tal que ese recorte actúe como una explosión que abre de par en par una realidad mucho más amplia, como una visión dinámica que trasciende espiritualmente el campo abarcado por la cámara. Mientras en el cine, como en la novela, la captación de esa realidad más amplia y multiforme se logra mediante el desarrollo de elementos parciales, acumulativos, que no excluyen, por supuesto, una síntesis que dé el "clímax" de la obra, en una fotografía o un cuento de gran calidad se procede inversamente, es decir que el fotógrafo o el cuentista se ven precisados a escoger y limitar una imagen o un acaecimiento que sean significativos, que no solamente valgan por sí mismos sino que sean capaces de actuar en el espectador o en el lector como una especie de apertura, de fermento que proyecta la inteligencia y la sensibilidad hacia algo que va mucho más allá de la anécdota visual o literaria contenidas en la foto o en el cuento. Un escritor argentino, muy amigo del boxeo, me decía que en ese combate que se entabla entre un texto apasionante y su lector, la novela gana siempre por puntos, mientras que el cuento debe ganar por knockout.

Es cierto, en la medida en que la novela acumula progresivamente sus efectos en el lector, mientras que un buen cuento es incisivo, mordiente, sin cuartel desde las primeras frases. No se entienda esto demasiado literalmente, porque el buen cuentista es un boxeador muy astuto, y muchos de sus golpes iniciales pueden parecer poco eficaces cuando, en realidad, están minando ya las resistencias más sólidas del adversario. Tomen ustedes cualquier gran cuento que prefieran y analicen su primera página. Me sorprendería que encontraran elementos gratuitos, meramente decorativos.

El cuentista sabe que no puede proceder acumulativamente, que no tiene por aliado al tiempo; su único recurso es trabajar en profundidad, verticalmente, sea hacia arriba o hacia abajo del espacio literario. El tiempo del cuento y el espacio del cuento tienen que estar como condensados, sometidos a una alta presión espiritual y formal para provocar esa "apertura" a que me refería antes. EJERCICIO: 1-Partiendo de alguna fotografía, desarrolla un cuento breve, considerando los conceptos estudiados. www.escuelaliterariadelsur.net www.paradaliteraria.tk

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Cómo escribir un relato breve



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo escribir un libro
Muchos de nosotros, en algún momento de nuestra existencia, hemos sido asaltados... [16/06/05]
85.650  
2. Cómo escribir un guión de televisión y cine
En este curso aprenderás a confeccionar un guión de televisión y de cine de forma... [15/12/05]
22.269  
3. Cómo escribir un texto expositivo. Pautas
En este curso usted podrá aprender a redactar correctamente un texto expositivo... [28/11/11]
31  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail