12.213 cursos gratis
8.307.734 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Reglas básicas de ortografía

Autor: Abraham Omonte Rivero
Curso:
8,67/10 (6 opiniones) |11328 alumnos|Fecha publicación: 08/06/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 Sílaba

Es la emisión indivisa de un sonido vocal simple o compuesto, solo o acompañado de articulaciones consonantes, es decir la letra vocal o conjunto de letras que se pronuncian en una sola emisión de voz. La sílaba puede tener desde una hasta cinco letras, y por lo menos una vocal (a, el, cie, clau, trans).

La formación de una sílaba se da cuando:

a) Una consonante precede a una vocal, separándola de otra. ej: a-ro.

b) Una vocal está flanqueada por dos o más consonantes, ej. sol; trans-por-te.

c) Las consonantes "r" y "l" forman parte de una sílaba cuando se encuen­tran delante de cualquier vocal y tras las siguientes consonantes: B (bra-zo, ha-blar); C (Cla-ri-dad, cre-en-cia); D (la-drar); F (fla-co, fres-cu-ra); G (Gla-dis, gra-tui-to); L (lla-no); P (plo-mo, prác-ti-ca); R (pe-rro); T (atlas, cua-tro). En cualquier otro caso de aproximación entre dos consonantes, estas siempre se separan formando sílabas diferentes, ej. lec-ción; pres-ti-gio. Se denomina por esta particularidad a las conso­nantes citadas (L y R) "consonantes arrastrantes".

Concurrencia vocálica es la aproximación de dos o más vocales en una misma palabra. Se llama diptongo a la unión de dos vocales que se pronuncian en una misma emisión de voz. Para que el diptongo se produzca es necesario que las dos vocales sean débiles y ninguna lleve la mayor carga de voz o acento fonético (A.F.) , o una vocal sea débil y la otra fuerte. Dos vocales fuertes nunca forman diptongo. De aquí resultan las siguientes 14 combinaciones que pueden ser diptongos:

ai-re; Mau-ra; las-ci-via; dei-dad; pseu-do; coi-to; ca-mou-fla-je; a-gua; nie-to; a-bue-lo; si-len-cio; fluc-tuo-so; sui-ci-da; Piu-ra.

La "h" colocada entre dos vocales no impide que éstas formen diptongo (de-sahu-cio).

La formación de una sílaba, existiendo concurrencia vocálica, se da cuando:

a) Una vocal débil se aproxima a una fuerte, formando el diptongo, siempre que la vocal débil no lleve la mayor carga de voz. Ej. cuer-po; sue-ño; Clau-re; puer-to.

b) Cuando el A.F. recae sobre la vocal débil, éste separa ambas vocales formando sílabas diferentes, ej. has-tí-o; Ma-rí-a.

c) Cuando el A.F. recae sobre la vocal fuerte, ésta forma una misma sílaba junto a la vocal débil. Ej. puen-te; ac-ción.

En los fonemas[1] "ke" e "i" representados gráficamente por "que" e "y" se consideran los sonidos "u" e "y" como semivocales. En el primer caso, al obviarse la "u" de la pronunciación, ésta no forma concurrencia vocálica, y mucho menos diptongo junto a la "e". En el segundo, el de la "y", ésta puede formar diptongo o triptongo cuando se aproxima a otra vocal, tomando en cuenta su valor vocálico (pa-cay; buey; u-ru-guay).

En el caso de gue y gui, éstos otorgan valor de semivocal a la "u", exceptuando los casos en que la "u" lleva diéresis, lo cual significa que debe pronunciarse (pingüino; cigüeña). Entonces se aplicarán, para la separación en sílabas, las reglas mencionadas líneas arriba para su acentuación.

Palabra, es la expresión oral o escrita de una idea, y entendida como vocablo, dicción o término, es la sílaba o reunión de éstas que, formando un todo independiente, basta para expresar una idea. La palabra puede componerse de una a varias sílabas y entre dos de sus vocales pueden combinarse de una a cuatro consonantes (oso, alto, estrés, adscribir). Teniendo en cuenta el número de sus sílabas, la palabra se llama monosílaba cuando tiene una sola sílaba y polisílaba cuando tiene varias, pudiendo ser bisílaba (al-to); trisílaba (tris-te-za); cuatrisílaba o tetrasílaba (fo-né-ti-ca), etc.

El estudio de la palabra, amplio por sí, se circunscribe a su naturaleza de sentido, por cuanto es éste el que marca las pautas más generales para una correcta aplicación de las reglas gramaticales.

Empleo de algunas letras

B. Se escriben con b los infinitivos que terminan en bir y todas las voces de estos verbos (escribir, escribiendo; subir, subiendo; recibir, recibido, etc.) excepto hervir, servir y vivir y sus compuestos; los infinitivos de los verbos beber, caber, deber, haber y saber, todas las voces del primero y el tercero y todos los tiempos de los otros tres; las terminaciones ba, bas, bamos y ban de los pretéritos imperfectos de indicativo de los verbos de la primera conjugación y las iba, ibas, etc., del mismo tiempo del verbo ir (ibamos, iba, ibas, iban, etc.); las palabras que empiezan con las sílabas bu, bur, bus; las concluidas en bilidad, bundo, bunda, exceptuando movilidad; todo vocablo en que la b preceda a otra consonante (brezo, doble, abnegación); las voces compuestas que representan el doble (bipolar, biplano, bígamo).

V. Se escriben con v las voces que comienzan con la sílaba ad (advenedizo); los adjetivos terminados en ava, ave, evo, avo, eva, eve, evo, iva, ivo, (exclusiva, repulsivo, nuevo, etc.) con excepción de árabe y sus compuestos y los adjetivos derivados del sustantivo sílaba (bisílaba, trisílaba); los presentes de indicativo, imperativo y subjuntivo de los verbos andar, estar, tener y sus compuestos (anduvo, estuvo, tuvo, sostuvimos); las voces compuestas que empiezan con vice, Villa y Villar (vicerrector, Villafán, Villarcayo); las palabras terminadas en viro, vira, ívora e ívoro (triunviro, carnívora), con excepción de víbora; las voces compuestas y derivadas de otras que se escriben con v (sobrevivir, virtuoso); los vocablos que comienzan con las sílabas vivi (vivienda), la segunda persona del verbo conjugada ir en pretérito imperfecto (vino).

G. La g tiene, como la c, dos sonidos, uno suave, como en amigo, glosario, magnitud, y otro fuerte, similar al de la j (genio, giro). Se escriben con g: las voces en que precede con sonido suave a las vocales a, o, u, o a cualquier consonante, o cuando determina sílaba (gladiolo, gato, signo); las palabras que empiezan por geo (geólogo); las que terminan en gen (margen), excepto comején; las que terminan en gélico, genario, género, genio, génito, gesimal, gético, giénico, gimal, gineo, ginoso y gismo, sus femeninos y plurales, con excepción de aguajinoso, espejismo y salvajismo; las que terminan en gia, gio, gión, gional, glonario, gioso y gírico, sus femeninos y plurales; los que concluyen en ogía, ógica, ógico, ígena, ígeno, ígera, ígero y sus plurales; los infinitivos terminados en igerar, ger, gir y las voces de conjugación de estos verbos, excepto las que tengan los sonidos ja, jo, y las palabras desquijerar, brujir, tejer, crujir y los derivados de éstas.

C. La c tiene dos sonidos, uno fuerte y otro suave. Suena suave (similar a la z) ante e, i. Su sonido es fuerte (como k) ante a, o, u. Cambia la c por la z en los verbos conjugados (utilizar, utilicé; empezar, empecé). Las palabras que terminan en "ión" se escriben con c aquellos casos en que la sílaba precedente tiene las vocales a, o, o u (succión, tuición, cocción, canción) exceptuando difusión y discusión, en tanto que se emplea la s cuando la vocal de la sílaba precedente es e o i (cesión, sesión, prisión). El uso de ambas consonantes, c y s, merece un tratamiento exhaustivo, por cuanto sus modificaciones de un eje a otro son variadas y con excepciones frecuentes. Conviene recalcar en esta fase la permanente recurrencia al diccionario.

Z. La z sólo se escribe ante a, o, u y palabras como zigzag, Toman c en el plural aquellas palabras cuyo singular termina en z (pez, peces; lápiz, lápices). Puede escribirse indistintamente cinc y zinc.

J. Se escriben con j las voces en que entra el sonido fuerte ja, jo, ju; aquellas que tienen el sonido fuerte je, ji, derivadas de otras palabras en que j entra con las vocales a, o, u (pajita, de paja; bajeza, de bajo); las voces que terminan en je, con algunas excepciones, como ambages, esfinge, falange, laringe y otras; las personas de los verbos en que por irregularidad entran los sonidos je, ji, sin que en los infinitivos hayan j ni g (dijeron, de decir; conduje, de conducir).

M. La letra m se pone siempre, y no n, antes de b o p (ambos, campo), soliendo preceder también a la letra n (alumno, amnesia).

H. Se escriben con h las palabras que empiezan por los sonidos idr, iper, ipo (hidrógeno; hipérbola; hipótesis); aquellas que comienzan con el diptongo ue (huele, hueso); se escriben también con h otras muchas voces no sujetas, en general, a reglas fijas, entre ellas varias que en su origen se escribieron con una f y luego fue sustituida por la h (haba, harina, hermosura, hijo, hierro, humo y otras).

N. La letra n precede, cuando su sonido se hace presente, a la consonante v, como en envoltura o enviado.

K. La k es empleada en ciertos vocablos, como kilogramo, kiosco, los cuales pueden escribirse también con q; voces nativas como khaja (reventado) Viskachani (escrito Viscachani por la usanza occidental), k'uru (gusano), etc. que pese a su naturaleza no hispana, se vieron incorporados por su uso al acervo de los sectores hispano parlantes de Bolivia.

Q. La q es utilizada para representar los fonemas ke, ki, interponiendo una u, que no se pronuncia, entre la q y la e o la i (quemar, químico), en voces nativas adoptadas como Q'uru y Qantat, Qullasuyu, los sustantivos qepi, Quispe, Canqui; adjetivos como qispiño, Qhella ; verbos como qitar (escapar) entre otras.

W. La w no debe considerarse como letra del alfabeto español, pero se la emplea en nombres nativos (como Wara - estrella), voces igualmente nativas como Walusa, Wasi (huasi) y en nombres extranjeros (Washington).

R. La r tiene un sonido suave, como en aire, y otro fuerte como en rojo y barrica. El primero se representa con una sola r, y el segundo con una si está al principio de la palabra o precedida de l, n, o s (rico; honrado; alrededor; israelita), cuando viene precedida de una vocal cualquiera se escribe rr (perra, becerro). Las voces compuestas cuyo segundo elemento sea un vocablo que empieza con r, conviene escribirlas con rr (pelirrubio).

Y. La y se utiliza con el sonido de la i cuando es conjunción (María y José) y cuando termina una palabra después de una vocal (Uruguay, ley, voy, buey), con las excepciones totaí, Jáuregui, y de la primer persona de singular del pretérito indefinido de los verbos de la segunda y tercer conjugación en la que la i al final sigue a otra vocal (leí, fui).

[1] Los fonemas son todos los elementos sonoros de la lengua, aquellos sonidos que emitimos mediante la voz.

Capítulo siguiente - Prosodia
Capítulo anterior - Ortografía. Introducción

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Reglas básicas de ortografía


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Reglas de ortografía
La ortografía es el conjunto de normas que regulan la escritura de una lengua. En... [07/02/07]
26.987  
2. Cómo se utiliza el presente simple en inglés. Reglas básicas y ejemplos
El Presente Simple es un tiempo verbal en el que se describen acciones que se... [29/02/12]
17  
3. Aprender a jugar el bingo tradicional. Reglas básicas
Te presentamos un curso con las bases principales para poder jugar el bingo ya... [10/01/12]
7  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Español? ¡No te costará nada!