12.170 cursos gratis
8.776.074 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Reflexión cristiana. La virgen María

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (2 opiniones) |532 alumnos|Fecha publicación: 08/12/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 8:

 Nuevo Testamento. La virgen María en los evangelios

María en los evangelios de la infancia

La figura de María, profetizada en el Antiguo Testamento, se hace plena realidad en el Nuevo Testamento, sobre todo en los llamados

Vamos a examinar brevemente las afirmaciones principales de ambos evangelios en lo que se refiere a la Virgen María.

Los dos únicos Evangelios donde se narra la Anunciación de María: los de Mateo y de Lucas. Los evangelios de Mateo y de Juan empiezan hablándonos de un Jesús ya adulto.

La Anunciación

"El angel Gabriel fue enviado por Dios"

(Lucas 1:26). El acontecimiento se puede interpretar como una experiencia interior de María.

"A una virgen que era prometida de José"

(Lucas 1:27). La palabra griega usada era emnesteuméne y significa prometida o también desposada o casada. Mateo favorece claramente la hipótesis del noviazgo (Mateo 1:18), al igual que los evangelios apócrifos que hablan de este tema. Recordemos que María y José estaban a punto de casarse y que al estar ya comprometidos, según la ley judía tenían los mismos derechos del matrimonio (cfr pag. 141 Lucas).

"Y entrando le dijo: alégrate".

(Lucas 1:28). No se trata de un saludo corriente, sino de un saludo mesiánico que aparece ya en el Antiguo Testamento (cfr 855 Sofonías). La palabra Alégrate en griego es Kháire, la misma que pronunciaban los profetas antiguamente en el Antiguo Testamento para referirse a la Hija de Sión (Zacarías 9:9).

"Llena de gracia"

(Lucas 1:28). La palabra que pronunció el angel fué kekharitoméne, que equivale a un nombre propio. En la Biblia el nombre nunca es arbitrario, sino que explica lo que una persona es, su realidad y su misión. María es la kekharitoméne, la que por excelencia es objeto de la benevolencia divina. La Biblia Vulgata lo tradujo en latín como gratia plena, que significa llena de gracia, por lo cual la Iglesia Católica ha llegado a la afirmación de la Inmaculada Concepción; la perfecta santidad de María desde el primer instante de su existencia.

"El Señor está contigo"

(Lucas 1:28). El texto griego no tiene el verbo, con lo cual podría aludir a la palabra Emmanuel o Dios-con nosotros. María es invitada a la alegría por causa de Emmanuel, que se hace Dios-con María, encarnándose en su seno.

"Vas a quedar embarazada y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús"

(Lucas 1:31). Este versículo alude claramente a Isaías 7:14 donde dice "El Señor, pues, les dará esta señal: La Virgen está embarazada y da a luz un varón a quien le pone el nombre de Emmanuel". María le pone el nombre de Jesús, que significa Yahve salva.

"¿Cómo podré ser madre si no tengo relación con ningún hombre?"

(Lucas 1:34). El verbo indicativo expresado en esa frase corresponde a la forma verbal hebrea yiktól y puede traducirse por no puedo o no quiero conocer varón. El propósito de la virginidad no era algo extraño o excepcional en Israel ya que sabemos que en la época del Nuevo Testamento la virginidad era practicada por muchos componentes de los esenios.

"El Espíritu Santo descenderá sobre tí y el poder del Altísimo te cubrirá con tu sombra"

(Lucas 1:35). El versículo alude a Exodo 40:34: "La Nube cubrió entonces la Tienda de las Citas y la Gloria de Yahve llenó la morada". Dios mismo actuó en María para tomar carne en su seno. Durante nueve meses Dios mismo habitó en ella, como en un Templo cubierto por la Nube.

"Por eso tu hijo sera Santo y con razón le llamarán Hijo de Dios"

(Lucas 1:35). Para la mentalidad semita llamarse equivale a ser. En consecuencia María puede verdaderamente llamarse Madre de Dios ya que el mismo Dios habitó en ella.

"Dijo María: Yo soy la servidora del Señor, hágase en mi según tu palabra"

(Lucas 1:38). La palabra hebrea dúle equivale a esclava. Con ello María manifiesta su plena disponibilidad al plan divino de salvación. Además el sí de María la relaciona directa e indisolublemente con Cristo y con su destino y se prolonga hasta la cruz.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Reflexión cristiana. La virgen María



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Consejería cristiana
La Consejería cristiana estudia el comportamiento del hombre y los factores que... [06/08/08]
2.410  
2. La familia cristiana
La familia cristiana es un curso de religión que analiza cómo debe comportarse... [22/07/10]
901  
3. Educación cristiana en niños y adolescentes
¿Quieres una educación cristiana para tus hijos? Aprende con este curso a... [07/05/10]
1.289  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail