12.176 cursos gratis
8.741.731 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Recursos psicopedagógicos

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |1193 alumnos|Fecha publicaciýn: 08/07/2010

Capýtulo 15:

 Técnicas reductivas

1. CONCEPTO DE TÉCNICAS REEDUCATIVAS

Consideramos la reeducación como una técnica terapéutica que tiene como finalidad la estimulación y potenciación de aptitudes y habilidades básicas del niño, así como la superación de sus déficits a nivel intelectual y madurativo, necesarias para su desarrollo y su adecuada adaptación al entorno socio-familiar y escolar.

Desde una perspectiva integradora, se incide sobre la totalidad del individuo teniendo en cuenta las características de su personalidad. El niño recibirá una atención especializada mediante un espacio y un tiempo para él, en el que será aceptado, escuchado y valorado por el terapeuta estableciéndose una relación única, es decir, de empatía, comprensión, seguridad y complicidad, que facilite al niño la motivación, la obtención de placer a través de su propia acción, el deseo de aprender y la búsqueda de su autonomía.

Asimismo, los ejercicios, actividades o juegos que se planteen, estarán siempre adaptados a su momento evolutivo, nivel de capacidad y personalidad, partiendo de lo que él sabe hacer y nunca se entenderá como una continuación de la escuela.

2. ACTIVIDADES

COORDINACIÓN VISO-MOTRIZ:

La coordinación viso-motriz es la capacidad para coordinar la visión con los movimientos del cuerpo o de sus distintas partes. Nuestros movimientos con los brazos y con las piernas son guiados por la vista. La ejecución uniforme de varios movimientos, forman una acción coordinada. Es importante trabajar previamente, la coordinación motriz general antes de realizar ejercicios sobre el plano gráfico, mediante actividades motrices globales en las que queda implicado todo el cuerpo y permiten la captación sensoriomotriz y perceptual del espacio y el tiempo.

Juego de las estatuas: El niño debe detenerse ante una señal dada y permanecer inmóvil representando una estatua. Ayuda a controlar su propio cuerpo inhibiendo su acción, estimula la creatividad y la expresión corporal. Juegos rítmicos: Son de gran valor para la coordinación general (adaptación a un ritmo exterior, aceleración-deceleración del movimiento siguiendo una música, alternar movimientos con el cuerpo de forma rítmica, crear ritmos nuevos con un tambor o piano...). Ejercicios de equilibrio : Seguir circuitos pasando por diversos obstáculos, subiendo por una rampa, caminar por encima de un banco o barra de equilibrio, seguir camino de tacos en el suelo, poner a prueba su equilibrio sobre una torre de cojines...

Juegos con pelota: lanzar, recibir, botar, hacer puntería con diana o enceste... para la coordinación ojo-mano. Chutar, parar, empujar pelota u otro objeto haciéndola deslizar por un camino o circuito, organizar juegos diversos con pelotas... para la coordinación ojo-pie.

MOTRICIDAD FINA:

Son tareas para ejercitar la capacidad de movimientos finos y precisos con las manos. Indicadas para aquellos niños con dificultades para realizar tareas finas como atarse los cordones de los zapatos o niños que presentan disgrafía. Se trata de actividades motrices segmentarias en las que quedan implicadas pequeños grupos musculares de una parte del cuerpo.

Ejercicios con los dedos (crear personajes pintando una cara en cada dedo y realizar movimientos diversos con cada dedo), juego de sombras con las manos (realizar figuras con las manos y observar la sombra que se proyecta). Juego manipulativo-figurativo: Cuentas para enhebrado (construcción de pulseras y collares), sirven también para trabajar la capacidad de discriminación de formas y colores, y para la memorización de frecuencias. Cubos de tamaño escalonado para construcción de torres, juego de tuercas y tornillos, modelaje con barro y plastilina, manipulación del papel (hacer bolitas de papel de seda para pegar y realizar una manualidad, papiroflexia), actividades de recortado y engomado libre (crear figuras pegando recortes de papel), pintura con dedos... Actividades sobre papel: Reseguir caminos con el dedo o con el lápiz, trazados, coloreados, punteados,
hacer cenefas y bucles...

PERCEPCIÓN VISUAL:

La capacidad de percepción permite discriminar figura-fondo para poder seleccionar de entre un conjunto de estímulos, un número limitado que se convierte en el centro de interés. Los estímulos seleccionados forman una figura en nuestro campo perceptual, y el resto, forman un fondo confuso. El fondo nos permite también, percibir con mayor precisión la situación espacial del objeto o la figura.

Con estos ejercicios, ayudamos al niño a percibir con claridad y organizadamente las figuras y símbolos escritos, sin distraerse de otros estímulos que le rodean, es decir, focalizando adecuadamente la atención.

Actividades de discriminación:

- Nombrar diferentes categorías de objeto según su forma, color o textura (Tareas de selección) o mediante el juego del Veo, veo. Buscar figuras, personajes o detalles en una fotografía, dibujo o ilustración rica en detalles, Identificar objetos por medio del tacto con los ojos cerrados.
- Ejercicios de detección de diferencias entre dos objetos (dos dibujos aparentemente iguales, presentan pequeñas diferencias, el niño debe encontrarlas).
- Buscar la figura diferente a las demás entre un grupo de figuras iguales.
- Encontrar formas de objetos o animales que se encuentran superpuestos en un fondo confuso.
- Actividades de constancia perceptual: Supone la posibilidad de percibir que un objeto posee propiedades invariables de forma, posición y tamaño, a pesar de la variabilidad de su imagen en la retina del ojo. Juego de reconocimiento de figuras presentadas en diferentes posiciones o visualizadas desde diferentes planos.
- Relacionar objetos con figuras geométricas (cuadrado-mesa).
- Realizar escalas ordenadas por tamaño (de mayor a menor o viceversa) con
figuras u objetos.
- Aparear objetos utilizando conceptos opuestos (objetos o figuras contrarias por su tamaño, ancho-largo o forma).

ESQUEMA CORPORAL:

Conocimiento intelectual que tiene de su propio cuerpo, en cuanto a sus diferentes miembros, su situación y sus funciones. Actividades de reconocimiento ante el espejo. Dibujo de la figura humana:

- Completar el dibujo parcial de un personaje.

- Reseguir la silueta del cuerpo del niño tendido en el suelo sobre una hoja de papel grande, después el niño puede colorear las distintas partes del cuerpo y dibujar las partes que faltan.

- Recortar partes del cuerpo y ubicarlas en la silueta de una figura humana dibujada.

- Rompecabezas de la figura humana.

- Imitar posturas. Juego de las estatuas. Juego del escultor. Juego de adivinar el personaje, (también. la acción, el oficio, la letra o el número): Representar distintas posturas con el cuerpo o personajes, que deben ser adivinadas. Representar emociones: Dibujo de una cara feliz, sonriente, llorando, enfadado...podemos ayudarnos con un espejo. Actividades de motricidad global: Ayudan a tomar conciencia de sí mismo, de sus posibilidades motrices y limitaciones, así como de los distintos parámetros corporales. Actividades de masaje: Recorrer el cuerpo del niño con una pelota, tela, cojín . ..El niño percibe distintos tactos y presiones por las distintas partes del cuerpo que el terapeuta puede ir nombrando.Pueden utilizarse toda clase de juguetes (coches, muñeco) que el reeducando va desplazando por el cuerpo del niño o solo por un lado del cuerpo (derecho o izquierdo). Simetría corporal: Hacer posturas y reconocer su simetría o asimetría con respecto al eje central del cuerpo. Mediante el juego del escultor el niño puede adoptar una postura y el terapeuta (escultor) la convierte en simétrica. Completar figura humana, dibujando el lado que le falta. Pegar gomets siguiendo la línea media imaginaria del cuerpo para que el niño perciba ambos lados simétricos y las partes del cuerpo que coinciden con la línea media. Diferenciación en el propio cuerpo de la derecha y la izquierda: -Juego del pintor: El niño pinta en un papel de gran tamaño o pizarra todo lo que puede abarcar con su brazo dominante estirado, después lo hace con el otro brazo. Se puede hacer una línea en la parte media y pintar con cada mano de un color.

ORIENTACIÓN Y ESTRUCTURACIÓN ESPACIAL:

Estos ejercicios ayudan al niño en su orientación en el espacio y a organizar los estímulos visuales. Juegos de vivenciación y percepción del espacio, mediante juegos motores y creación de circuitos. Permiten estructurar el espacio y limitarlo, así como crear diferentes posibilidades de trayectorias y posiciones del cuerpo (arriba, abajo, detrás, delante, al lado, cerca, lejos, corto, largo, junto y separado, por encima, por debajo, derecha-izquierda). Se pueden situar puntos de referencia espacial y seguir órdenes. Inversión y rotación de figuras: Se aconseja realizar estas actividades con material manipulativo, figuras de cartón o madera antes de hacerlo sobre láminas.

- Hacer columnas de figuras en la misma posición.
- Poner triángulos o cuadrados en distintas posiciones, buscando todas las posiciones posibles (apoyados sobre un lado o sobre un ángulo).
- Realizar series de figuras que van cambiando de posición a medida que van girando sobre sí mismas.
- Señalar o pintar dibujos o figuras que se encuentran en la misma posición o dirección (hacia arriba, hacia abajo, en diagonal, hacia la derecha o la izquierda). Construcción con cubos y maderas. Copiar construcciones a partir de la visualización de una lámina o crear construcciones nuevas. Realizar mosaicos con figuras geométricas, rompecabezas, juego del Tangram. Juego de modelos (con clavijas y tablero perforado): Se trata de copiar un modelo a partir de una lámina que representa el tablero. Variantes: Se pude realizar dejando observar la lámina solamente durante unos pocos minutos para trabajar la memoria visual, combinando colores o utilizando un tablero y fichas de damas. Copiar dibujos realizados en base cuadriculada o de puntos. Juegos de simetría: Recortar una figura simétrica, doblarla por la mitad y abrir el papel para observar los dos lados.

-Construir composiciones simétricas mediante el material de un juego de mosaico o figuras geométricas de cartón, sobre una base cuadriculada en la que se indique la línea media.

-Buscar objetos que sean simétricos.

-Juego de matar: Con una hoja doblada por la mitad y marcada su línea media, con tres figuras o pequeños dibujos a cada lado, se marca un punto (se dispara) que se proyectará al otro lado de la hoja intentando tocar algún dibujo del adversario. Dictado de direcciones sobre hoja de papel cuadriculada. Simbolizar gráficamente trayectos efectuados sobre un circuito (realizar trayecto entre unos aros o tacos dispuestos en el suelo, para después representarlo gráficamente sobre la hoja de papel). Juego del detective: El niño debe adivinar los desplazamientos que realiza el reeducador mientras espera con los ojos cerrados o de cara a la pared, habiéndose fijado previamente en la posición de salida del terapeuta. Se puede realizar marcando puntos referenciales en el suelo, circuitos o superficie cuadriculada.

PERCEPCIÓN TEMPORAL Y RITMO:

El tiempo tiene un papel importante en la coordinación y ordenación de las distintas secuencias de movimientos.

Debemos introducir los conceptos de rápido-lento, largo-corto, silencio-inmovilidad, fuerte-flojo... Conciencia de ritmos propio. Imitación de gestos, movimientos alternados, seguimiento de estructuras rítmicas, adecuación a un ritmo exterior, reproducción de ritmos con instrumentos musicales, cambios de ritmo, pararse, continuar... Representación gráfica de los ritmos.

RELAJACIÓN:

Mediante los ejercicios de relajación favorecemos la percepción del cuerpo y conciencia de sí, dominio y control del gesto, de la respiración y del tono muscular. Disminuyen los estados de fatiga y agitación, permitimos al niño encontrar placer en la inhibición del movimiento y en el silencio, potenciamos su adaptación al medio, reacciones y respuestas afectivas más adecuadas, así como la capacidad de atención y concentración.

Es necesario que el niño se sienta cómodo, en un lugar cálido, acogedor y silencioso. Estos ejercicios se trabajan haciendo percibir al niño el contraste entre tensión y distensión muscular, asociándolo a los conceptos de fuerte-flojo o duro blando.

MEMORIA:

Ejercicios o tareas que estimulen el proceso de recordar. Se trata de aplicarlo a contenidos o materiales ya aprendidos y que se mantienen almacenados, para ser utilizados en una etapa posterior. Observar una lámina durante unos segundos y, seguidamente, realizar preguntas verbal o de forma escrita, sobre dicha lámina.

Éste ejercicio también serviría para trabajar atención, percepción visual y lenguaje. Juego del Memori que consiste en encontrar parejas idénticas de tarjetas presentadas boca abajo y que deberán ir levantándose por turnos para descubrir su localización. Juego de Simon. Se trata de ir recordando una serie de ítems, cada vez más numerosos, presentados o bien en forma verbal o visual.

ATENCIÓN:

Son todas aquellas actividades que ayudan al niño a mantener una actitud perceptiva, mantenida y persistente de forma exclusiva. Buscar e identificar las diferencias existentes entre dos láminas aparentemente iguales. Realizar figuras con bloques de madera, copiando los modelos que se representan en un dibujo. Las figuras han de ser idénticas al modelo en lo que a colores y disposición de bloques se refiere.

Unir puntos, ordenados numéricamente, para formar en último término una figura reconocible. Descifrarmensajes ocultos a partir de la descodificación de los símbolos en letras.

ESTRUCTURACIÓN DEL LENGUAJE:

En esta área englobaríamos los ejercicios o actividades basadas en el desarrollo de las aptitudes lingüísticas así como el desarrollo del pensamiento y de la capacidad de relacionarse socialmente.

Es primordial cuidar la pronunciación de todos los fonemas, ya que es una condición necesaria para después hablar correctamente. Podemos realizar ejercicios de soplo, de labios, de lengua, de posición de mandíbula, de mejillas, del paladar y del tipo articulatorio (colocando correctamente la lengua y realizando los movimientos oportunos para poder pronunciar). Es conveniente que estos ejercicios sean de corta duración y variados enfocándolos como si fuesen un juego.

Historias desordenadas: Consiste en mostrar al niño diversas viñetas o partes de una historia y proponerle que las ordene con un orden cronológico.

Palabras desordenadas: ordenar los elementos de una frase dándole un significado coherente y lógico.
Tableros lógicos: se trata de que a partir de una información dada el niño sitúe en un tablero en el que se encuentran nombres genéricos, los nombres concretos correspondientes a cada uno de los anteriores. De esta manera el niño estructura la información.

Palabras mutiladas: utilizamos frases del periódico partidas en horizontal y el niño debe buscar cuales se corresponden.

Completar textos: consiste en que el niño rellene huecos que aparecen en un texto.
Corregir disparates en un texto.
Crear un alfabeto a partir de las letras de un periódico.
Localizar diferentes tipos de letras en un periódico.
Hacer puzzles de letras y palabras.
Clasificar noticias de un periódico respecto a un tema determinado.
Crear historias a partir de unas palabras dadas
Crear historias a partir de un título con palabras contrarias. Ej. "El gigante enano"
Acrósticos: a partir de las letras que componen una palabra generamos otras nuevas.
Inventar el final de una historia.
Hacer descripciones: objetos, habitación, casa etc.
Expresar opiniones sobre temas de actualidad.
Cambiar las personas o tiempos verbales de un texto.
Caligramas.
Técnica de los trenes: presentamos previamente al niño símbolos asociados a cada una de las partes de una oración, de esta manera el niño aprende a estructurar las frases correctamente.
Inventar una historia a partir de una imagen.
Explicar todo lo contrario que se ve en una imagen.
Leer chistes e interpretarlos.
Rellenar los globos de un cómic.
Secuenciación de historias mediante la construcción del guión de una película.
Realizar sopas de letras.
Crucigramas.
Ordenar las letras de palabras que se presentan de manera desordenada.
Detectar la letra intrusa.
Escribir palabras que tengan unas determinadas letras fijas.
Fuga de vocales: se presentan al niño frases en las que falten algunas vocales y él debe localizarlas.
Tonadillas con juegos de vocales: sustituir todas las vocales por una misma vocal.
Juego del ahorcado.
Adivina la frase: se coloca una frase en un gráfico con coordenadas y por turnos se van diciendo letras hasta encontrar la frase correcta.
Mensajes en clave: crear un código que asocie cada una de las letras del alfabeto con un signo determinado.
Ordenar palabras según unos criterios determinados: por número de letras, por número de sílabas, por orden alfabético.
Extraer de una serie de palabras por que criterio han sido asociadas.
Juego del stop: Escribir palabras que empiecen por una letra en diferentes columnas (nombres de personas, comidas, países).
Bingo de palabras: se crean unos cartones en los que hay un determinado número de palabras, estas palabras se escriben en otras tarjetas que colocamos en una bolsa. Se van extrayendo tarjetas y se van tapando aquellas palabras que coincidan con las del cartón.
Sopas de letras con sinónimos y antónimos.

ESTRUCTURACIÓN IDEATIVA

En esta área se pretende trabajar aspectos como la organización y la capacidad de planificar y estructurar conceptos o ideas. Está destinado a niños con dificultades claras en organizar sus trabajos escolares: realización de resúmenes, abstracción de ideas a partir de un texto, o la simple planificación horaria de sus actividades diarias.

Los ejercicios que se propondrían aquí, tendrían que relacionarse además con ejercicios de mantenimiento de la atención y concentración y con la estructuración del lenguaje. Dibujar un mapa de su casa o piso, donde se incluyan todas las estancias bien especificadas. Posteriormente se trataría de pedirle a la persona que explique verbalmente la situación de cada habitación y como llegar hasta cada una de ellas.

Evidentemente, este dibujo puede extrapolarse a otros ámbitos que puedan facilitar o motivar su ejecución. Como por ejemplo, el mapa de un cine, un teatro, una sala de juegos, un polideportivo, etc. Planificar horarios de ciertas actividades o programas. Es decir, establecer los horarios y los programas de una cadena de televisión, de un gimnasio o de lo que esté más relacionado con la persona en cuestión.

OTROS FACTORES A VALORAR

1. ORIENTACIÓN A LOS PADRES

Mediante una serie de entrevistas periódicas con los padres del niño, facilitamos la comprensión del comportamiento del niño y, además, facilitamos la actitud más adecuada que los padres deben adoptar ante algunas conductas de su hijo, con el fin de reforzar positivamente aquellas que nos interesan y, a la vez, evitar aquellos comportamientos negativos que perjudican o fomentan la problemática del niño.

Ante los trastornos del aprendizaje, se plantean como prioritarios, los siguientes objetivos:
Desculpabilizar a los padres y desangustiarlos, si es necesario, creando expectativas nuevas.

Ofrecer seguridad y comprensión hacia el niño, haciéndole consciente de sus posibilidades y aceptando sus carencias o déficits. Evitar conductas rígidas, inflexibles o de excesiva exigencia, pudiéndose adaptar a las capacidades del niño. Ayudar a los padres a encontrar aquel término medio en el cual no enfrentemos al niño ante tareas que no sea capaz de realizar, ni tampoco las facilitemos, realizándolas nosotros por él, es decir, sobreprotegiéndole. Fomentar la autonomía del niño, dándole pequeñas responsabilidades paulatinamente y a medida que va siendo capaz, a través de hábitos de higiene, control de su material escolar, orden y organización de sus objetos personales y juguetes. Adquisición, por parte de los padres, de una serie de recursos que podrán ir aplicando adaptándolos a las nuevas situaciones que vayan encontrándose. Estimular el interés y la motivación del niño hacia su entorno a través del juego y la relación, para darle la oportunidad de crecer por sí mismo en una actividad no frustrante para él, como pueden ser las tareas escolares. Encontrar una coherencia en la actividad educativa de ambos padres. Aumentar las expresiones de elogio y reconocimiento ante los avances del niño, reforzando así los comportamientos positivos. En muchas ocasiones, los pequeños éxitos escolares de los niños son percibidos por los padres como "normales", porque piensan que forma parte de la evolución del niño y consideran que aprobar los exámenes es su obligación. Sin embargo, para muchos niños, conseguir avanzar en sus estudios requiere un esfuerzo importante. Informar a los padres de los avances que van observándose en el niño como resultado del tratamiento reeducativo.

2. COMUNICACIÓN CON LA ESCUELA

Es necesario siempre, tener un contacto directo con la escuela para conseguir un trabajo coordinado, informar de los progresos o déficits del niño cada cierto tiempo y de forma constante, obtener y ofrecer más datos que pueda ayudar tanto al terapeuta como a la maestra al conocimiento y seguimiento del niño, su nivel de adaptación tanto en uno como en otro ambiente.
De nuevo, se debe encontrar una coherencia entre la actuación de los padres, el de la escuela y nuestra propia intervención.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Recursos psicopedagógicos



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Capacitación y desarrollo de los Recursos Humanos
En 1961, el profesor Theodore Schultz de la universidad de Chicago, enunció por... [13/12/06]
18.119  
2. Mejora la gestión de Recursos Humanos
Lo más importante que tiene una empresa está formado por las personas que trabajan... [27/09/07]
10.999  
3. Recursos humanos. Nóminas
RRHH, este curso presenta la forma en que la empresa puede realiza sus labores de... [05/02/09]
11.847  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail