12.176 cursos gratis
8.741.981 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El recurso humano en las empresas

Autor: Fabio Muñoz Jimenez
Curso:
9/10 (3 opiniones) |7968 alumnos|Fecha publicación: 28/06/2005
Envía un mensaje al autor

Capítulo 12:

 ¿ Quiénes pierden con la globalización ? I

El holocausto laboral

Las víctimas del dualismo económico se cuentan por millones. Los que no pudieron -ni podrán ?- cruzar el muro de la pobreza están pagando cara la globalización, el libre comercio, la economía de mercado y la competitividad.

Una enorme subclase inmóvil opta en forma permanente entre el paro o la pobreza. El ejército multinacional de los desamparados, excluídos y carenciados, se sienten definitivamente apartados de la gran aldea global. Los nuevos pobres, generados por esta economía a dos velocidades, integran el "ejército en la reserva", en permanente adaptación hacia abajo.

El miedo al mañana, la angustia y la inseguridad, impulsan esta nueva "era de las desigualdades" (Fitoussi). Las víctimas del "horror económico" (Forrester) se sienten definitivamente excluídos de "integrar la red". "La mayoría insatisfecha" sufre aturdida las consecuencias de la privatización, la liberación y la desregulación, realizadas en nombre del progreso.

Trabajador de usar y tirar, disponible en el momento justo y por el tiempo necesario, flexibilizado, excluído, padeciendo los modernos procedimientos de reducción (downsizing), desplazamiento (outsourcing), reorganización ( re - engineering ), sienten que han caído -definitivamente- en "la trampa de la globalización" (Martin y Schumann).

Antes de buscar opiniones y cifras sobre "los perdedores" adelantaremos alguna información demostrativa del "panorama después de la tormenta":

El desempleo en el mundo ha alcanzado (según datos del año 1993) su nivel más elevado desde la gran depresión de 1930. Más de 800 millones de seres humanos están desempleados o subempleados en el mundo.

En la actualidad, por primera vez, el trabajo humano está siendo paulatina y sistemáticamente eliminado en el proceso de producción.

Tan sólo en Estados Unidos, en los años venideros más de 90 millones de puestos de trabajo de los más de 124 existentes son potencialmente susceptibles de ser sustituídos por máquinas.

Como consecuencia de los adelantos en la automación se pronostica que en los próximos 30 años tan sólo un 2% de la actual fuerza laboral será necesaria para producir todos los bienes necesarios para satisfacer la demanda total.

La proporción de masa laboral europea empleada en el sector industrial y en el sector servicios se reducirá de 35% (1993) a un 25% dentro de 10 años, con una posterior reducción de hasta el 15% al cabo de un período de 20 años.

La reingeniería económica podría dar como resultado una cifra no oficial de desempleo del orden del 20% en Estados Unidos cuando el actual fenómeno de restructuraciones esté en pleno régimen.

En toda Europa Occidental no se ha creado ningún empleo nuevo neto de 1973 a 1994.

En los próximos años otros 15 millones de trabajadores y empleados de la Unión Europea tendrán que temer por sus empleos a tiempo completo, casi tantos como figuran en las listas del paro en el verano de 1996.

Alemania 1996, más de 6 millones de personas dispuestas a trabajar no encuentran empleo fijo. Los ingresos medios netos de los alemanes occidentales descienden desde hace 5 años. Por lo menos otros 1,5 millones de empleos desaparecerán en la próxima década.

Desde 1979 hasta 1992 la productividad en Estados Unidos se incrementó en un 35% en el sector secundario mientras la masa laboral se redujo un 15%.

En 1990 el promedio de las ganancias por hora de los trabajadores norteamericanos -sin posibilidad de mando- dentro de las compañías nacionales era el más bajo que en cualquier otro año desde 1965.

Una creciente mayoría de estadounidenses ha descubierto que su verdadero nivel de vida se ha estancado desde mediados de 1970.

Hacia el 2020 la quinta parte más acomodada de la población será responsable de más del 60% de los ingresos percibidos por los norteamericanos; la quinta parte menos favorecida del 2%. En 1990 2,5 millones de ricos recibieron el mismo volumen de ingresos que los 100 millones que se encuentran en la base de la pirámide.

El 50% de los americanos (entre 1979 y 1992) que trabaja a tiempo completo tenía el ingreso por debajo del mínimo para una familia de 4 miembros (13.000 dólares año).

Más de un 35% de los graduados universitarios en fechas recientes, se han visto en la obligación de aceptar empleos que no requerían un diploma universitario (frente a un 15% de hace 5 años).

En Estados Unidos, la caída de ingresos ha sido particularmente severa en los jóvenes. A pesar del incremento en la capacitación promedio, aquellos jóvenes de 25 a 34 años de edad tuvieron un 25% de reducción en los salarios reales (1973 a 1992).

En ninguna otra época desde que se vienen recogiendo datos los salarios reales de los varones norteamericanos cayeron durante un período de 2 décadas. Nunca antes una mayoría de trabajadores norteamericanos había soportado reducciones del salario real mientras el PBI per capita estaba en aumento.

A fines de 1994, para los trabajadores no supervisores, los salarios reales retrocedieron a lo que habían sido a fines de la década de los cincuenta. Medio siglo sin aumentos en el salario real para el trabajador medio no superior. Esto no había sucedido nunca antes en Estados Unidos.

Mientras el PBI per capita ha crecido en 18 de los últimos 20 años, los salarios reales semanales han declinado inexorablemente en 15 de esos mismos 20 años.

En los Estados Unidos el 32% de todos los hombres de 25 a 35 años gana menos que la cantidad necesaria para mantener una familia por encima de la línea de pobreza.

La familia de clase media de un sólo aportante está extinguida.

Veamos ahora algunas consecuencias directas de la reducción del gasto social:

Estados Unidos tiene un 20% de su población calificada como pobre (ingresos inferiores a la mitad del promedio nacional).
Una quinta parte de los niños vive bajo el umbral de la pobreza.
Los salarios por desempleo son prácticamente desconocidos.
La duración media de los preavisos del despido es de 2 días.
El número de americanos que viven en niveles de pobreza en 1992 es mayor que en ningún momento del pasado, desde 1962. Más de un 40% de los pobres de los Estados Unidos son niños.
En la actualidad 1 de cada 3 adultos en Estados Unidos es práctica, parcial o completamente analfabeto.
Más de 20 millones de americanos son incapaces de leer o tienen un nivel de lectura inferior al 50%.
Existen 35 millones adicionales que tienen un nivel inferior al correspondiente al noveno grado.
El 40% de los jóvenes que ingresan a los colleges reconocen que no saben leer correctamente.
El 17% de los jóvenes americanos de 17 años son prácticamente analfabetos.
Estados Unidos tiene un porcentaje de analfabetismo mayor que Polonia.
Estados Unidos tiene una tasa de mortalidad infantil del 10%.
Tiene una tasa de vacunación en un 40% inferior a la de otros países industrializados.
En Estados Unidos no existe un sistema de asistencia sanitaria (médica) generalizada.
35 millones de habitantes no gozan de ningún tipo de seguro médico.
En 1987, 12 millones de niños no estaban cubiertos por ningún tipo de seguro de enfermedad.
En 1992 más de 1 de cada 10 americanos dependían de ayudas alimentarias, el mayor porcentaje desde que los programas fueron puestos en marcha en 1962.
Más de 30 millones de personas mayores se ven forzadas a ayunar. Uno de cada cuatro niños americanos en edad de crecimiento pasa hambre.
El 28,5% de los pobres no tiene ningún tipo de seguro sanitario.
En 1994 el 62% de todas las familias de color correspondían a hogares uniparentales.
Investigaciones en Estados Unidos indican que un incremento de 1% en el desempleo se traduce en un 6,7% en los homicidios, de un 3,4% en los crímenes violentos y de un 2,4% en los crímenes contra la propiedad.
Hay más hombres en prisión o libertad condicional en los Estados Unidos que hombres desempleados.
A fines de la década del 80 el gobierno federal invertía por año la misma cantidad (en moneda constante) en infraestructura que la que había invertido 30 años antes.
El presupuesto de prisiones es mayor en Estados Unidos que el de educación pública.
Más de 80 millones de personas en la Unión Europea ya viven en niveles de pobreza.

Dos cuchillas de la misma tijera, en nombre de la flexibilización y la competitividad se somete al hombre al drama individual de la pérdida del trabajo, de la precariedad, de la baja de salarios y al drama colectivo de la pérdida del estado del bienestar. De allí que Viviane Forrester diga que estamos ante una elección: desocupación o pobreza, aunque finalmente concluya que tendremos las dos cosas. El otro "corte" competitivo se está dando al gasto público. Estados Unidos acepta una gran disparidad de los ingresos. Y considera a la pobreza como un problema particular. Por ello no se inmuta (a pesar de los costos: criminalidad - drogadicción - homeless) al recortar los programas de educación, sanidad, vivienda, indigencia, servicios públicos. Europa tiene una larga tradición social y considera la pobreza como un problema público. De ahí las dificultades existentes a la hora de recortar el estado del bienestar. A ello volveremos en el capítulo sobre competitividad.

Veamos ahora lo que opinan y nos informan los tratadistas sobre "los paganos" de la globalización:

"En esta sociedad norteamericana dislocada, una nueva noción aparece bajo la pluma de los periodistas, sociólogos o especialistas en asuntos criminales: el dualismo. Una noción que parecía hasta ahora reservada a los observadores del tercer mundo, y que servía especialmente para describir determinadas sociedades como Brasil o Sudáfrica. El dualismo es el corte, la segregación fáctica, el "apartheid económico" en vigor en una sociedad que se mueve definitiva y cruelmente "en dos velocidades". Una sociedad donde las diferentes categorías de población viven, de hecho, en dos planetas diferentes que cada año se alejan un poco más uno del otro

Si se define como "pobres" a todos los que disponen de ingresos inferiores a la mitad del promedio nacional, entonces se constata que la población

norteamericana cuenta actualmente con un 17% de pobres, frente a un 5% en Alemania (ex R.F.A.) y los escandinavos, 8% en Suiza y 12% en Gran Bretaña. Algunos expertos llevan la cifra al 20%, y estas estadísticas no toman en cuenta a los inmigrantes clandestinos.

Entre la desventajas de los Estados Unidos, Michael Albert, destaca: la degradación social, el crimen, la droga, la baja participación en las elecciones, el deterioro de los servicios públicos y los homeless.

Un estudio basado en cifras del Congressional Budget Office, publicado en 1989, llegaba a las siguientes conclusiones: "la brecha entre norteamericanos ricos y pobres se ha ensanchado hasta tal punto durante los años ochenta que los dos millones y medio de ricos van a recibir, en 1990, prácticamente el mismo volumen de ingresos que los cien millones de personas que se encuentran en la base de la pirámide".

La participación de los ciudadanos norteamericanos en las elecciones es la más baja de todas las democracias occidentales (dos terceras partes del electorado se abstiene).

El sistema escolar de la enseñanza primaria y secundaria es muy mediocre. El grado de conocimiento de los alumnos de 10, 13, y 17 años se sitúa en la última posición entre los países industrializados.

El 45% de los estadounidenses adultos se muestra incapaz de situar Centroamérica en el mapa, y la mayoría de ellos no sabe donde se encuentran Gran Bretaña, Francia o Japón.

Globalmente, Estados Unidos es de todos los países de la OCDE, el que más gasta en salud, (con más del 10% del PBI). Pero el estado general del sistema es bastante desastroso.

En cuanto a la mortalidad infantil, con una tasa del 10% (el doble que la japonesa), se clasifica actualmente (1989) en el vigésimo segundo lugar del rango mundial.

En cuanto a la tasa de embarazadas adolecentes (de 15 a 19 años) es del 10%, diez veces más altas que en Japon.

Todas estas cifras reflejan la descomposición familiar y la extensión de la pobreza en una sociedad cada vez más atomizada y más dura.

Una quinta parte de los niños americanos viven bajo el umbral de la pobreza.

En 1987, 12 millones de niños no estaban cubiertos por ningún seguro de enfermedad (un aumento del 14% desde 1981).

En Estados Unidos no existe un sistema de asistencia sanitaria (médica) generalizada, y el gasto público en salud (41%) se sitúa en el nivel más bajo de todos los países de la OCDE", nos dice Michael Albert (ob. cit.).

"En 1960 el director ejecutivo de una de las 100 empresas no financieras más importantes de los Estados Unidos ganaba 12 veces (antes de impuestos 40) el salario de sus trabajadores. A fines de los ochenta 70 veces el salario de su operario de planta (antes de impuestos 93).

Creciente desigualdad de ingresos de la población en general. Entre 1977 y 1990 el término medio de los ingresos (antes de impuestos) de la quinta parte menos desfavorecida de la población disminuyó casi en 5%, durante dicho período la quinta parte más favorecida aumentó sus ingresos aproximadamente un 9%.

Los destinos económicos de los norteamericanos están comenzando a bifurcarse. Algunos encajan dentro de la economía mundial, otros no tanto.

Entre 1977 y 1990 el ingreso medio del quinto más pobre de las familias norteamericanas bajo casi un 7%, mientras el de las familias más ricas aumentó cerca de un 15%. Esto significa que el 20% menos favorecido de los norteamericanos recibirá en 1990 un 3,7% del ingreso total de la nación, por debajo del 5,5% registrado 20 años antes, el más bajo porcentaje recibido desde 1954. En cambio, en 1990, el quinto más rico recibirá algo más de la mitad de los ingresos de la nación, el más alto porcentaje registrado por el 20% más acomodado de la población. Por su parte, el 5% de los más ricos maneja el 26% del total de la nación, otro record.

La brecha salarial se ha ido ensanchando incluso dentro de las principales compañías norteamericanas.

En 1990, el promedio de las ganancias por hora de los trabajadores norteamericanos -sin responsabilidad de mando- dentro de las compañías nacionales era más bajo que en cualquier otro año desde 1965.

Los salarios de los empleados de la producción rutinaria están en disminución.

En 1990 el término medio de los jóvenes americanos estaban deficientemente educados para competir en una economía mundial de alto valor.......el 17% de los jóvenes americanos de 17 años son prácticamente analfabetos.

La inversión pública en el sistema de transporte nacional (en Estados Unidos) disminuyó en la década de los setenta y se redujo más abruptamente en los años ochenta, hasta el punto de que la nación invierta solamente el 1,2% de su presupuesto no militar (cerca del 3% de su PNB) en el desarrollo y mantenimiento de la infraestructura. Las inversiones en nuevas estructuras han disminuído más drásticamente del 2,3 del PNB en 1963, a sólo el 1% en 1989.

El repliege del gobierno federal ha sido particularmente abrupto. A fines de la década del ochenta Washington invertía por año la misma cantidad en infraestructura (en moneda constante) que la que había invertido treinta años antes, aún cuando la producción nacional bruta había crecido el 144% en ese intervalo. Las inversiones de capital disminuyeron del 24% del total de los gastos federales en 1960 a menos del 11% en 1991.

La inversión en la educación pública elemental y secundaria ha tenido una trayectoria similar. Hacia fines de la década de los ochenta, las inversiones norteamericanas por alumno (ajustadas a las tasas de cambio vigentes en 1988) estaban por debajo de las inversiones análogas en otras ocho naciones: Suecia, Noruega, Japón, Dinamarca, Austria, Alemania Occidental, Canadá y Suiza.

Si no se hace algo las posiciones de los más acomodados y de los menos favorecidos seguirán distanciándose. Hacia el 2020, la quinta parte más acomodada de la población será responsable de más del 60% del total de los ingresos percibidos por los norteamericanos; la quinta parte menos favorecida del 2%", nos dice Robert B. Reich (ob. cit.).

"Una creciente mayoría de estadounidenses ha descubierto que su verdadero nivel de vida -así como el valor real de la producción nacional- se ha estancado desde mediados de 1970. Del mismo modo que ha aumentado la diferencia entre la quinta parte superior y las restantes cuatro quintas partes de la sociedad global, tambien aunque de forma menos espectacular, la quinta parte superior de la sociedad estadounidense se ha separado del resto.

Los críticos liberales señalan una creciente herencia de problemas (deuda, decadencia social, caída de los niveles de vida de la clase media, erosión del liderazgo económico del país, y una presencia militar en el exterior demasiado grande).

Las amenazas a Estados Unidos pueden no venir de las armas nucleares sino de los riesgos medioambientales, las drogas y la pérdida de la competitividad.

Su riqueza si bien es considerable está desigualmente distribuída, lo que da lugar a inmensos problemas sociales internos; posee grandes déficit en la balanza por cuenta corriente y necesita pedir préstamos exteriores.

Un país en el que -como en este caso- los ingresos semanales reales les han descendido claramente desde 1973, está cada vez menos inclinado a subvencionar siquiera las necesidades más valiosas.

Gran parte del incremento de productividad de la industria estadounidense de la década de 1990 no ha provenido (como Japón) del aumento de la producción por trabajador existente, sino del cierre de fábricas y el recorte de la fuerza de trabajo.

La lista de dolencias americanas: asistencia médica (37 millones de americanos carecen de seguro médico), el número de pobres (incluso con problemas de salud), las drogas, la delincuencia (incluso las armas en poder de la población) y la educación superior", nos dice Paul Kennedy (ob. cit.).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a El recurso humano en las empresas



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Motivando al recurso más valioso
En este curso sabrás cómo potenciar la motivación del ser humano de una manera muy... [31/01/07]
1.619  
2. El capital humano
El capital humano es el conocimiento que posee cada individuo. A medida que el... [04/01/08]
840  
3. Importancia de los equipos de trabajo en las empresas
Es necesario valorar y saber la importancia que tiene el equipo de trabajo. El... [22/02/12]
20  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail