12.170 cursos gratis
8.784.287 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Radiología del tórax

Autor: Editorial McGraw-Hill
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |88 alumnos|Fecha publicaciýn: 16/06/2011

Capýtulo 7:

 Selección de técnicas. Rayos X

Selección de técnicas

La lista de enfermedades y situaciones clínicas en las que puede estar indicada una radiografía de tórax es tan larga que no puede ser exhaustiva con todas las indicaciones. Sin embargo, como regla general, deben obtenerse siempre radiografías convencionales en pacientes con síntomas que sugieran patología cardíaca, pulmonar, mediastínica o de la pared torácica. Además, las radiografías de tórax están indicadas en pacientes con enfermedades sistémicas que tienen una probabilidad alta de afectar secundariamente a dichas estructuras. Ejemplos de las primeras son la neumonía y la insuficiencia cardíaca congestiva, y de las últimas las neoplasias primarias extratorácicas y las enfermedades del tejido conectivo.

En pacientes muy enfermos, la radiografía de tórax portátil es una herramienta insustituible para monitorizar el estado cardiopulmonar. Estas radiografías también se utilizan para comprobar la colocación de dispositivos de soporte vital como los catéteres venosos centrales, la sonda nasogástrica y los tubos endotraqueales.

La fluoroscopia ofrece imágenes del tórax en tiempo real. Se puede emplear para estudiar el movimiento del diafragma en pacientes en los que se sospecha parálisis diafragmática. Un hemidiafragma paralizado tiene un movimiento perezoso cuando el paciente respira, y cuando coge aire deprisa, se mueve paradójicamente hacia arriba mientras que el diafragma normal desciende. La fluoroscopia y las radiografías localizadas con ayuda de la fluoroscopia también son útiles para identificar calcificaciones en nódulos pulmonares, las arterias coronarias o en las válvulas cardíacas. El control de escopia se utiliza habitualmente para la biopsia transtorácica percutánea con aguja de las masas pulmonares.

Como las tres dimensiones del tórax se plasman en la radiografía de tórax bidimensional, la superposición de las estructuras del tórax puede provocar sombras confusas. La TC ofrece imágenes sin esta superposición, por lo que se utiliza a menudo para aclarar imágenes confusas identificadas en las radiografías convencionales (Tabla 1). También se realiza TC para detectar enfermedades ocultas por su pequeño tamaño o su localización. Como su rango de discriminación de densidades es más amplio, la TC puede demostrar anomalías mediastínicas y de la pared torácica antes de que sean detectables con la radiografía de tórax convencional. Las alteraciones de los hilios se pueden identificar en las imágenes de TC gracias al menor solapamiento de las complejas estructuras hiliares. La TC de tórax se solicita de forma rutinaria en los pacientes oncológicos, tanto para valorar la extensión de la enfermedad en el momento de su presentación como para monitorizar la respuesta al tratamiento o la progresión de la enfermedad. La TC es útil para estudiar el parénquima pulmonar, porque los cortes finos (de 1 a 2 mm de grosor) muestran un gran detalle anatómico. La TC con cortes finos (o TC de alta resolución, TCAR) puede permitir la detección de una enfermedad parenquimatosa pulmonar oculta y puede ser útil para seguir la evolución de enfermedades pulmonares conocidas. Como puede administrarse contraste intravenoso, es posible estudiar las estructuras vasculares y es una técnica útil en pacientes con disección aórtica, aneurisma de aorta y obstrucción de la vena cava superior. El coste de una TC es aproximadamente 10 a 20 veces superior que el de una radiografía posteroanterior y lateral de tórax, por lo que la TC no es práctica para monitorizar la evolución de las enfermedades en la práctica diaria.

La ecografía es útil para estudiar las partes blandas de la pared torácica, el corazón y el pericardio, así como colecciones líquidas pleurales. Los derrames pleurales grandes y móviles se suelen aspirar sin control ecográfico, porque lo normal es que se acumulen en las zonas declive del tórax. Por otro lado, las colecciones pleurales líquidas loculadas pueden ser difíciles de aspirar sin control, y para facilitar el acceso, el punto de entrada más adecuado puede marcarse con control ecográfico. También se emplea la ecografía para guiar la biopsia de lesiones pulmonares periféricas.

La RM de tórax se suele utilizar para la patología cardiovascular, pero también hay indicaciones en patología mediastínica y del parénquima pulmonar (Tabla 2). La RM es útil cuando se sospecha que un carcinoma broncogénico invade estructuras vasculares, como las cámaras cardíacas, las arterias y venas pulmonares y la vena cava superior. En un paciente con sospecha de un tumor de Pancoast (del surco superior), se prefiere la RM a la TC por la posibilidad de obtener imágenes en los planos coronal y sagital. El vértice pulmonar puede ser difícil de evaluar sólo con las imágenes axiales por efectos de volumen parcial.

14

La ecografía es útil para estudiar las partes blandas de la pared torácica, el corazón y el pericardio, así como colecciones líquidas pleurales. Los derrames pleurales grandes y móviles se suelen aspirar sin control ecográfico, porque lo normal es que se acumulen en las zonas declive del tórax. Por otro lado, las colecciones pleurales líquidas loculadas pueden ser difíciles de aspirar sin control, y para facilitar el acceso, el punto de entrada más adecuado puede marcarse con control ecográfico. También se emplea la ecografía para guiar la biopsia de lesiones pulmonares periféricas.

La RM de tórax se suele utilizar para la patología cardiovascular, pero también hay indicaciones en patología mediastínica y del parénquima pulmonar (Tabla 2). La RM es útil cuando se sospecha que un carcinoma broncogénico invade estructuras vasculares, como las cámaras cardíacas, las arterias y venas pulmonares y la vena cava superior. En un paciente con sospecha de un tumor de Pancoast (del surco superior), se prefiere la RM a la TC por la posibilidad de obtener imágenes en los planos coronal y sagital. El vértice pulmonar puede ser difícil de evaluar sólo con las imágenes axiales por efectos de volumen parcial.

15

Las enfermedades y situaciones en las que son útiles los estudios de medicina nuclear están determinadas sobre todo por el trazado radiactivo, y se han explicado en el apartado de técnicas (Tabla 3).

16

Capýtulo anterior - Gammagrafías con radionúclidos

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Radiología del tórax



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Cómo adelgazar comiendo
Con frecuencia fracasamos en el intento de reducir nuestro exceso de peso, y eso... [15/03/02]
474.841  
2. Cómo eliminar el estrés con la dieta
El estrés y la ansiedad afectan más que ninguna otra cosa a la calidad y el éxito... [19/03/02]
138.395  
3. Mejora tu salud a través de la respiración
La respiración es un hecho automático que realizamos sin pensar. Por ello, no le... [04/04/02]
57.177  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail