12.170 cursos gratis
8.784.164 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 2:

 Internamiento de menores por causas psiquiátricas

Internamiento de los menores por causas psiquiátricas.

Todos aquellos menores que reciben tratamiento psiquiátrico internados por ese motivo en hospitales o centros especiales por indicación psiquiátrica, requieren el permiso judicial y están sujetos al control del juez de menores.

Los internados por otras causas y que son objeto de interconsulta a psiquiatría no precisan el informe judicial previo, excepto cuando la continuidad de su ingreso pase a depender del criterio psiquiátrico y lo vaya ser por tal causa.

A) Internamiento no voluntario: “El internamiento de menores se realizará en todo caso en un establecimiento de salud mental adecuado a su edad, previo informe de los servicios de asistencia al menor”. “El internamiento por razón de trastorno psíquico de una persona que esté sometida a la patria potestad, requerirá autorización judicial”. En la misma resolución que acuerde el internamiento se expresará la obligación de los facultativos que atiendan a la persona internada de informar periódicamente al tribunal sobre la necesidad de mantener la medida”. “....el Juez, de oficio, recabará información sobre la necesidad de proseguir el internamiento cuando lo crea pertinente... y acordará lo procedente...”. “Los informes periódicas serán emitidos cada seis meses a no ser que el tribunal... señale un plazo inferior”. “....cuando los facultativos que atiendan a la persona internada consideren que no es necesario mantener el internamiento, darán de alta al enfermo y lo comunicarán inmediatamente al tribunal competente”.

B) Internamiento voluntario: La legislación española no contempla el internamiento psiquiátrico de un menor por decisión de sus padres o tutores ni por su propia voluntad, salvo en aquellos que están emancipados; sin que por el momento se haya establecido una normativa o exista jurisprudencia sobre posibles ingresos voluntarios de adolescentes que los psiquiatras consideran capaces de comprender los motivos clínicos de su internamiento y por lo tanto maduros o competentes para que su consentimiento haga innecesaria la participación de sus padres o tutores, y fundamentalmente el conocimiento y la autorización judicial.

Por lo tanto los internamientos de niños y adolescentes, capaces o no de comprender la necesidad de su ingreso, deben acomodarse a las normas de un internamiento involuntario.

Sólo los menores emancipados pueden ser internados de forma voluntaria, como en los casos de mayoría de edad.

Estudios realizados con adolescentes internados (entre 12 y 18 años con edad media de 14) ponen de manifiesto que tenían insuficiente comprensión de las causas clínicas que motivaron su ingreso; pero su capacidad de comprender los aspectos prácticos y legales relacionados con el mismo, resultaban mayores que las de adultos en internamiento involuntario. Siendo importante la capacidad cognitiva y mostrándose suficiente, parecen requerirse otros aspectos de juicio y autocrítica no presentes en muchos casos (Casimir y Billick 1994). Sólo el 22% de los 30 pacientes estudiados por estos autores alcanzaban el nivel suficiente de competencia para considerar su decisión.

J.Sánchez Caro (1998) ha elaborado la versión española del cuestionario utilizado por loa autores anteriormente citados para evaluar la capacidad de un adolescente. Por su interés y utilidad práctica se reproduce en el anexo: Cuestionario de Capacidad para Adolescentes Internados.

Un procedimiento recomendable para el internamiento urgente de un menor debería incluir los siguientes elementos:

1.- Información al menor según su grado de discernimiento, y siempre que sea posible a los padres o tutores, de: a) motivos y objetivos clínicos, b) beneficios esperados, c) riesgos personales y clínicos derivados del no internamiento, d) riesgos inherentes al propio internamiento, e) previsiones de duración del internamiento.

2. Informe al Juzgado de Menores dando cuenta del ingreso por razón de urgencia o recomendando dicho ingreso; pudiendo incluirse en este informe la misma información ya transmitida al menor y/o a sus tutores.

3. En caso de requerirse una ambulancia psiquiátrica para el traslado se deberá proporcionar por escrito, a los sanitarios que se vayan a hacer cargo del menor, la solicitud de traslado al centro sanitario correspondiente, adjuntando copia del escrito remitido al juzgado.

Los internamientos programados, de acuerdo con los psiquiatras que van a hacerse cargo de su tratamiento ingresado, no requieren el informe al juzgado; pues la decisión clínica definitiva corresponde a los psiquiatras del centro de internamiento.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Psiquiatría en niños y adolescentes. Normas legales y éticas (España)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Depresión en niños y adolescentes. Psiquiatría
Depresión en niños y adolescentes . Este estudio de psiquiatría , de la autora... [29/03/10]
3.134  
2. Psiquiatría forense en niños y adolescentes
Psiquiatría forense en niños y adolescentes , es un estudio realizado por Carolina... [05/04/10]
305  
3. Psiquiatría forense en niños y adolescentes
Psiquiatría forense en niños y adolescentes , este curso de psiquiatría forense... [07/04/10]
149  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail