12.176 cursos gratis
8.741.966 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psiquiatría. Metodología de la investigación (4/4)

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |272 alumnos|Fecha publicaciýn: 03/11/2010

Capýtulo 12:

 Investigación psiquíatrica. Relación riesgo beneficio

1er PRINCIPIO: RELACIÓN RIESGO-BENEFICIO ADECUADA: No perjudicar más con la investigación que dejado el sujeto a la libre evolución del proceso, según los datos conocidos hasta el momento actual. La valoración de la relación riesgo-beneficio requiere que la posibilidad de riesgo sea minimizada en proporción con los beneficios que se presuponen. El mínimo riesgo es definido por la USDHHS en 1983 como «el equivalente al que de forma corriente y diariamente podría encontrarse en la vida cotidiana o que no sería superior a los cambios producidos durante la realización de pruebas físicas o psíquicas de evaluación».

1.1. Clasificación de las categorías del riesgo:

1.1.1. Riesgo mínimo.

1.1.2. Aunque existe un riesgo, éste es mínimo en comparación con el beneficio directo para el sujeto individualmente considerado.

1.1.3. Aunque existe un riesgo y el beneficio directo es mínimo para el sujeto, de los resultados de la investigación se pueden extraer conocimientos que podrán ser generalizables sobre el trastorno o la condición del sujeto.

1.1.4. Aunque los planteamientos anteriores no se cumplen con exactitud, la situación representa una oportunidad para comprender, prevenir o aliviar problemas serios que pudieran afectar al conjunto de los sujetos.

De acuerdo con estas premisas los condicionantes éticos sobre las investigaciones acerca de procedimientos terapéuticos están en relación directa con los beneficios terapéuticos esperados. Las investigaciones sobre procedimientos que no sean terapéuticos no están, en general, éticamente justificadas cuando comportan más de un riesgo mínimo o bien deben incluir entre sus objetivos principales la adquisición de conocimientos relevantes para otros pacientes en edad pediátrica. Un ejemplo claro de esta situación lo representa la utilización de niños/as «normales» como grupo control en determinados protocolos de investigación para discernir posibles factores de riesgo, o de ansiedad o disconfort.

1.2. Obtención de datos clínicos: En las investigaciones sobre temas de psicopatología de la infancia y la adolescencia es más difícil anticipar el riesgo posible. No obstante se pueden recomendar unas mínimas condiciones dependiendo del tipo de investigaciones que se vayan a realizar:

1.2.1. Se debe ser respetuoso con los datos obtenidos en investigaciones realizadas en centros escolares, investigaciones sobre patrones de conducta en público, utilización de test educativos y datos procedentes de dossieres o documentos. La única excepción posible es cuando entre los resultados existen datos suficientes sobre problemas legales.

1.2.2. Investigaciones sobre obtención de datos de niños/as utilizando entrevistas estructuradas o semiestructuradas, para la obtención de datos tanto terapéuticos como epidemiológicos. La mayoría de las entrevistas no suelen producir un gran disconfort a los participantes.

Aunque algunos niños/as perciben este tipo de entrevistas como un juego, más o menos agradable, es preciso saber que existe un pequeño grupo de niños/as para los que estas entrevistas pueden resultar un serio problema. Hay que valorar el contenido de las entrevistas, la duración, el estilo en que se detectan los problemas, la edad del niño/a y el contexto en el que se desenvuelve.

1.2.3. Estudios epidemiológicos: NO REALIZAR ESTUDIOS DE PREVALENCIA DE TRASTORNOS MENTALES, INDEPENDIENTEMENTE DE LA EDAD, SINO SE TIENE LA COMPLETA SEGURIDAD DE POSEER SERVICIOS ASISTENCIALES ADECUADOS QUE PUEDAN DAR LA RESPUESTA ADECUADA AL PROBLEMA DETECTADO. Esta máxima hay que tenerla presente con lo planteado en el punto anterior, el cuidado ético máximo se debe tener para investigaciones en las que se pretende profundizar sobre trastornos de conducta, agresividad, ideación suicida, malos tratos físicos o emocionales, abusos sexuales o bien en aquellas otras investigaciones en las que aparecen alguno de estos datos por azar.

1.2.4. Investigaciones de neurociencias: Dos grandes apartados están hoy día de gran actualidad: el proyecto genoma humano y los estudios de funcionalismo cerebral. En efecto la investigación genética debe tener presente, con los datos científicos suficientemente contrastados que se poseen hoy en día, que la detección de alteraciones genéticas no están directamente ligadas a la presentación de trastornos o desórdenes clínicos de esa naturaleza en la infancia y la adolescencia (p.e. homosexualidad, alcoholismo, psicosis). En el caso de investigaciones sobre el funcionamiento cerebral (p.e. los estudios con PET u otras técnicas similares) realizadas en niños/as deben ser muy cuidadosas y sensatas con los resultados obtenidos, dado que el cerebro infantil está aún en pleno desarrollo y puede verse influido el resultado definitivo por los procesos de educación o estimulación.

1.2.5. Investigaciones sobre los efectos terapéuticos de nuevos procedimientos: Una línea de razonamiento ético mantiene que los padres decidan de forma voluntaria entre un nuevo procedimiento o el estandarizado, con vistas a que su participación puede aportar datos que beneficien al estado de salud de otros niños/as. Pero existe otro planteamiento ético derivado de la evaluación técnica del tratamiento; en el sentido de que la decisión ética sobre el nuevo tratamiento es del técnico si conoce que sus resultados son mejores que los que se pueden obtener con el tratamiento estandarizado o convencional, de tal suerte que existen datos contrastados suficientemente sobre la eficacia limitada del tratamiento convencional en relación con los mejores resultados obtenidos por el nuevo procedimiento, ya que es suficientemente conocido que porque un tratamiento sea usual no implica que sea necesariamente eficaz.

1.2.6. Investigaciones psicofarmacológicas en la infancia y la adolescencia: La tendencia más aceptada en este caso es a la utilización del tratamiento farmacológico convencional, pues de otra forma se podría incurrir en consecuencias éticas e incluso legales.

Pero se debe conocer que el momento actual es de gran dinamismo con la aparición de nuevos y potentes psicofármacos de una eficacia razonable en la edad adulta. No obstante en psicofarmacología se debe huir, más aún si cabe, de la linealidad a la hora de trasponer los resultados obtenidos en la edad adulta a la edad infanto-juvenil. Por lo tanto éticamente hay que considerar los siguientes aspectos: no basarse en aportaciones no contrastadas de forma suficiente, huir de informes anecdóticos y demasiado basados en experiencias personales, en otros casos hay que investigar si se debe a situaciones de presión del mercado o a la existencia de algún tipo de incentivos para el uso de uno u otro tipo de tratamientos. Lo cierto es que existe una laguna legal en este campo de la investigación de psicofármacos (sobre todo de los nuevos productos del mercado) en la infancia y la adolescencia.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Psiquiatría. Metodología de la investigación (4/4)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Psiquiatría. Metodología de la investigación (1/4)
La realización de trabajos de investigación es una tarea compleja y complicada.... [01/11/10]
319  
2. Psiquiatría. Metodología de la investigación (2/4)
Esta es la continuación del curso  Psiquiatría . Metodología de la investigación... [02/11/10]
697  
3. Psiquiatría. Metodología de la investigación (3/4)
Con este curso veremos que la metodología de la investigación permite a los... [02/11/10]
643  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail