12.176 cursos gratis
8.742.098 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (7/11)

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |254 alumnos|Fecha publicaciýn: 09/11/2010

Capýtulo 7:

 Suicidio. Trastornos de personalidad

Variables genéticas y familiares. Según algunos autores, la genética del suicidio puede ser independiente de la herencia de los distintos trastornos psiquiátricos con que se asocia. Una historia familiar de suicidio es un factor de riesgo. Aunque los datos de estudios en gemelos y adoptados parecen apuntar hacia un componente genético, esto no debería hacer olvidar el papel fundamental que el ambiente familiar puede jugar en la gestación de la conducta auto lítica.

En este sentido, los estudios realizados señalan un incremento del riesgo en familias que los pacientes perciben como problemáticas y con déficits comunicacionales (40), y la relación entre la debilidad del apoyo familiar y los precipitantes de la conducta suicida (39). Brent et al (41) han encontrado relación entre el suicidio adolescente y los siguientes factores familiares: falta de alguno de los padres biológicos, problemas padres-hijo, enfermedad somática crónica parental, dificultades legales de los padres, abuso físico, inestabilidad en el lugar de residencia, mayor carga familiar de depresión y abuso de sustancias.

Factores bioquímicos.En particular, una deficiencia serotoninergica ha sido señalada en adultos como factor biológico de vulnerabilidad para el suicidio.

Faltan datos al respecto en la población infantojuvenil.

Con el fin de predecir el suicidio en adolescentes, diversos estudios han identificado los siguientes factores de riesgo: sexo masculino, trastorno mental de cualquier tipo, historia familiar de trastorno mental, ausencia parental o abuso, numerosos estresantes vitales, exposición al suicidio y trastornos somáticos como la epilepsia. En estudios de seguimiento de pacientes adolescentes ingresados han sido señalados una serie de factores que predicen un suicidio posterior: (42) mas síntomas depresivos, más dificultades de aprendizaje, peor autoestima, mas rechazo de la ayuda y mecanismos de defensa mas inmaduros.

En la evaluación del joven paciente suicida no debe faltar una cuidadosa valoración de los síntomas acompañantes. No hay que olvidar que los trastornos afectivos en la niñez se presentan frecuentemente bajo la forma de quejas somáticas diversas. Los cambios repentinos de conducta y las frecuentes conductas arriesgadas y accidentes, los trastornos del sueño y del apetito, una experiencia humillante previa, la expresión de sentimientos de culpa, desesperanza y autor reproche, el abuso de tóxicos, son datos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de una correcta evaluación del potencial suicida. Es muy frecuente que el niño haya hablado previamente sobre el suicidio. Resulta conveniente explorar con el niño lo que la muerte significa para él.

Preguntar directamente sobre los pensamientos y planes suicidas no solo no induce a dichas conductas, sino que en la mayoría de los casos proporciona un alivio para el paciente. Una evaluación de la capacidad de control sobre la conducta e impulsos es necesaria para decidir la actitud terapéutica.

Parece inexcusable una valoración detallada de la situación familiar, solicitando información y ayuda a los distintos miembros. Las intervenciones deben dirigirse a todo el sistema en el que tiene lugar la conducta suicida.

El manejo del caso exigirá en primer lugar el tratamiento del trastorno psiquiátrico subyacente, después de obtener una adecuada alianza terapéutica que permita la expresión de los sentimientos dolorosos que subyacen a la conducta auto lítica. Pero la primera decisión corresponderá al marco más adecuado en que dicho tratamiento pueda ser proporcionado. Una recomendación lógica dada la potencialidad letal de estas conductas es adoptar una posición conservadora, y proceder a la hospitalización siempre que el medio habitual no pueda proporcionar la contención suficiente; además, puede ser útil en muchos casos una separación temporal de la situación y estresantes cotidianos.

Si el tratamiento se realiza fuera del hospital, se suele aconsejar separar al paciente de todos los objetos potencialmente letales, en la medida en que ello sea posible. Una medida útil en numerosas ocasiones en la de establecer con el paciente un contrato de "no suicidio", que compromete al terapeuta a permanecer disponible para el paciente durante una posible crisis suicida.

Respecto al pronóstico, la conducta auto lítica tiene un alto índice de repetición; un 9% de los adolescentes que realizan un primer intento lo repiten en el curso de un ano (27); los resultados de estudios de niños prepuberales también informan de altos índices de repetición (43). La evolución depende de la existencia de factores de riesgo, como trastorno del humor, abuso de sustancias, y un pobre ajuste social.

Capýtulo siguiente - Maltrato a menores

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (7/11)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (1/11)
Este es un curso completo sobre psiquiatría infantil , trastornos psiquiátricos... [04/11/10]
612  
2. Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (2/11)
En este curso te traemos la guía completa de la valoración clínica psiquiátrica ,... [05/11/10]
324  
3. Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (3/11)
Con este curso aprenderemos que el desarrollo psicomotor es la adquisición de... [05/11/10]
351  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail