12.176 cursos gratis
8.742.098 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (7/11)

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |254 alumnos|Fecha publicación: 09/11/2010

Capítulo 11:

 Embarazo de la adolescente y adopción (2/2)

Trastornos de conducta.Manifestados como conductas de oposición, a veces claramente provocadoras hacia los padres. Agresividad en casa y hacia sus iguales fuera de ella. Agresividad verbal con utilización de un vocabulario con frecuencia grosero.

Trastornos del aprendizaje.Trastornos globales que se presentan como falta de estímulos, indiferencia hacia los estudios, bajo rendimiento escolar, todo ello compatible con un nivel intelectual normal.

Conductas hiperquinéticas y de falta de atención. Más significativas en la primera infancia, y que pueden convertirse en actuaciones mas psicopáticas en la adolescencia.

Dificultades en la relación.Especialmente con sus iguales, manifestadas con conductas agresivas, dificultad para compartir, baja tolerancia a la frustración y exigencias imperiosas,

Estas cuatro manifestaciones, con mayor o menor intensidad, aparecen con gran frecuencia en los niños adoptados. El hecho de que sean menos significativas y no demanden atención en salud mental se correlaciona con las mejores circunstancias de las variables anteriormente señaladas. En términos generales se puede decir que es mejor:

Cuanto más temprana ha sido la adopción.

Cuando la información sobre la adopción que ha tenido el hijo ha sido progresiva, adaptada y temprana.

Cuando los padres han tenido una asesoría especializada.

Cuando los padres adoptantes no entran en competencia, real o simbólica, con los padres biológicos.

Los adoptados extra familiares suponen alrededor del 1-2% de la población de menos de 18 años. Aproximadamente el 50% de los adoptados son extra familiares.

Ajuriaguerra opina que aunque los niños adoptados pueden tener problemas psicológicos, no está demostrada una mayor frecuencia de trastornos mentales (23). Aunque los adoptados no están sobrerrepresentados entre la población atendida por los pediatras, parece que constituyen una población de riesgo para las dificultades emocionales. En particular, se ha señalado una elevada proporción de adoptados entre pacientes diagnosticados de trastornos de la personalidad. También parece existir un exceso de adoptados que sufren trastorno por déficit de atención con hiperactividad (53).

En un estudio realizado sobre una muestra de niños adoptados o acogidos por familias que acudían a un servicio de Psiquiatría Infantil, los resultados apoyaron la suposición previa de una mayor frecuencia de trastornos de conducta en casos de defectos vinculares o en las relaciones objétales de la infancia, en forma de lo que se llamo reacciones comportamentales de acción, trastornos depresivos, ansiosos, oro alimenticios, esfinteriaños y del sueño.

También era frecuente la asociación con maltrato físico y psíquico por parte de los padres adoptivos o acogedores; estos maltratos se relacionaban con reacciones de duelo, antecedentes de hospitalización, angustia de muerte y trastornos de la alimentación (58).

La mayor parte de los autores coincide en que la edad preferible para la adopción se sitúa entre los 3 y 6 meses, o en cualquier caso antes del año (23).

Se ha recomendado que los adoptados sean informados lo antes posible de su condición para evitar problemas posteriores; la información debe ser dada según la edad y capacidad para comprenderla, por lo que se considera preferible hacerlo entre los 7 y 10 años (53). Otros aconsejan una información más temprana, hacia los 3 o 4 años, antes de acudir al colegio. En general, se reconoce la importancia de respetar el desarrollo individual de cada niño. La adolescencia parece un periodo de riesgo en la transmisión, en particular por la posibilidad de fugas. En un estudio realizado en nuestro medio, solo poco más de un tercera parte de los adoptados habían recibido una información adecuada sobre el proceso (58).

Es habitual entre los adoptados la curiosidad acerca de la identidad de sus padres biológicos; dicho interés puede generar sentimientos de ansiedad y culpa respecto a la familia adoptiva. La investigación suele practicarse durante la adolescencia o posteriormente. Parece que la búsqueda de los padres biológicos es más frecuente entre las mujeres, lo que puede tener relación con preocupaciones acerca de la herencia. Otro motivo que impulsa a la búsqueda radica en el interés por averiguar los motivos de su abandono. En cualquier caso, las dificultades de identificación con los padres adoptivos juegan un papel importante en la búsqueda de los padres biológicos, frecuentemente idealizados. El proceso de separación característico de la adolescencia resulta especialmente complicado en el adoptado.

Freud aludió a la frecuencia de fantasías de haber sido adoptado entre los niños cuando advierten que sus padres no son como los habían imaginado; esta "novela familiar" parece adquirir una especial intensidad en el caso del niño adoptado.

Respecto a los padres adoptivos, el conocimiento de la propia infertilidad implica un trauma psíquico que incluye dudas acerca de la responsabilidad personal frente al problema y sobre la propia identidad sexual. Desde el punto de vista psicodinámico, el reconocimiento de la propia esterilidad conlleva una renuncia a la realización del ideal del yo y una prueba para la tolerancia a la frustración. Por otro lado, el mecanismo de la adopción no permite la preparación psicológica que supone el periodo del embarazo. Además, deben demostrar su capacidad antes de la concesión de la adopción, lo que de algún modo supone un cuestionamiento personal. Estos problemas, entre otros, pueden dificultar la labor parental. Algunos autores han hablado del niño "tapadera" o "salva-vejez", y se ha cuestionado la posibilidad de que el hijo suponga una ayuda para la resolucion de los problemas de la pareja adoptante.

Para prevenir dificultades y trastornos comportamentales en el niño adoptado, se recomienda que la adopción sea tan precoz como sea posible y, por supuesto, una correcta selección de los padres adoptivos.

En las demandas de atención referidas a casos de adopción hay que considerar dos posibilidades:

Si el cuadro corresponde básicamente al conflicto de la adopción, el tratamiento debe centrarse con preferencia en los padres. Se trataria de ayudarles a entender los síntomas como referidos a los problemas de identidad y darles instrumentos para manejarlos.

Una excepción se da cuando la adopción aparece detrás de un conflicto en la adolescencia. En este caso es el adolescente quien preferentemente será objeto de una psicoterapia.

Obviamente, también los hijos adoptados son susceptibles de sufrir cualquier tipo de patología. En estos casos el abordaje será el que corresponda al cuadro clínico, pero siempre considerando que la adopción es una variable significativa.

BIBLIOGRAFIA

1. Kleber H. Our current approach to drug abuse- Progress, problems, proposals. The New England Journal of Medicine, 1994; 330 (5): 361-365.

2. Ungerleider J, Siegel N. The Drug Abusing Adolescent: clinical issues. Psychiatric Clinics of North America, 1990; 13 (3), 435-442.

3. Swadi H. Adolescent substance misuse. Current Opinion in Psychiatry, 1993; 6: 511-515.

4. Ramon-Cavero M. Drogas en la adolescencia. Monografias de Psiquiatria, 1992; 4 (2): 29-32.

5. Cruzado J, Bravo F, Marin L, Gea M, Martinez F, Lazaro M. Consumo de alcohol entre escolares de septimo de EGB. Atencion Primaria, 1994; 13 (9): 495-497.

6. Comas D. Los jóvenes y el uso de drogas en la Espana de los años 90. Madrid, Ministerio de Asuntos Sociales, Instituto de la Juventud, 1994, 272pp.

7. Bukstein O, Brent D, Kaminer Y. Comorbidity of Substance Abuse and other psychiatric disorders in adolescents. American Journal of Psychiatry, 1989; 146 (9): 1131-1141.

8. Moss H, Majumder P, Vanyukov M. Familial resemblance for psychoactive substance use disorders: behavioral profile of high risk boys. Addictive Behaviors, 1994; 19 (2): 199-208.

9. Cohen D, Richardson J, LaBree L. Parenting behaviors and the onset of smoking and alcohol use: a longitudinal study. Pediatrics, 1994; 94 (3): 368- 375.

10. Webster R, Hunter M, Keats J. Peer and parental influences on adolescents' substance use: a path analysis. International Journal of Addiction, 1994; 29 (5): 647-657.

11. Ullman A, Orenstein A. Why some children of alcoholics become alcoholics: emulation of the drinker. Adolescence, 1994; 29 (113): 1-11.

12. Semlitz L. Gold M. Adolescent Drug Abuse. Diagnosis, Treatment and Prevention. Psychiatric Clinics of North America, 1990; 13 (3): 455-473.

13. Berman S, Noble E. Childhood antecedents of substance misuse.Current Opinion in Psychiatry, 1993; 6: 382-387.

14. Merino A, Calvo Y, Garcia I, Ontoria M, Garcia N, Pacheco C. Tabaquismo y su relación con unas variables en una ZBS urbana. Atencion Primaria, 1993; 12 (7): 411-414.

15. Guy S, Smith G, Bentler P. Consequences of adolescent drug use and personality factors on adult drug use. Journal of Drug Education, 1994; 24 (2): 109-132.

16. Hupkens C, Knibbe R, Drop M. Alcohol consumption in the European Community: uniformity and diversity in drinking patterns. Addiction, 1993; 88 (10): 1391-1404.

17. Barrio G, Vicente J, Bravo M, de la Fuente L. The epidemiology of cocaine use in Spain. Drug and Alcohol Dependence, 1993; 34 (1): 45-57.

18. Boyle M, Offord D, Racine Y, Szatmari P, Flemming J, Links P. Predicting Substance Abuse in late adolescence: resultas from the Ontario Child Health Study follow-up. American Journal of Psychiatry, 1992; 149: 761-767.

19. Calcedo A, Sanz F, Gomez I, Borrego O. Urgencias Psiquiatricas. En: Psicologia Medica, Psicopatologia y Psiquiatria. Editado por Fuentenebro F y Vazquez C, Ed. Interamericana, 1991, pp 1117-1152.

20. Hughes D. Trends and treatment models in Emergency Psychiatry. Hospital and community psychiatry, 1993; 44 (10): 927-928.

21. Elangovan N et al. Substance Abuse among patients presenting at an inner-city Psychiatric Emergency Room. Hospital and Community Psychiatry, 1993; 44 (8): 782-784.

22. Slaby A. Emergency Psychiatry. Other psychiatric emergencies. In: Comprehensive Textbook of Pychiatry. Edited by Kaplan H and Sadock B, Baltimore, Williams and Wilkins, 1989.

23. Ajuriaguerra J. Manual de Psiquiatria Infantil. Ed. Toray-Masson, Barcelona, 1975, 969.

24. Ajuriaguerra J, Marcelli D. Manual de Psicopatologia del Nino. Ed. Masson, Barcelona, 1992, 468.

25. Roy A. Emergency Psychiatry. Suicide. In: Comprehensive Textbook of Psychiatry. Edited by Kaplan H and Sadock B, Baltimore, Williams and Wilkins, 1989.

26. Hoberman H, Bergman P. Suicidal behavior in adolescence. Current Opinion in Psychiatry, 1992; 5: 508-517.

27. Harrington R, Dyer E. Suicide and attempted suicide in adolescence.Current Opinion in Psychiatry, 1993; 6: 467-469.

28. De Dios J. Depresión y suicidio en la adolescencia. Monografias de Psiquiatria, 1992; 4 (2): 23-28.

29. Pearce C, Martin G. Locus of control as an indicator of risk for suicidal behaviour among adolescents. Acta Psychiatrica Scandinavica, 1993; 88: 409- 414.

30. Kienhorst C, de Wilde E, van den Bout J, Diekstra R, Wolters W. Two subtypes of adolescent suicide attempters. Acta Psychiatrica Scandinavica, 1993; 87: 18-22.

31. Hawton K, Fagg J. Deliberate self-poisoning and self-injury in adolescents. British Journal of Psychiatry, 1992; 161: 816-823.

32. Blumenthal S. Youth Suicide: risk factors, assesment, and treatment of adolescent and young adult suicidal patients. Psychiatric Clinics of North America, 1990; 13 (3): 511-549.

33. Bukstein O et al. Risk-factors for completed suicide among adolescents with a lifetime history of substance abuse: a case-control study. Acta Psychiatrica Scandinavica, 1993; 88: 403-408.

34. Crumley F. Substance Abuse and adolescent suicidal behaviour. JAMA, 1990; 263 (22): 3051-3056.

35. Blennerhasseft R, Gilvarry E. Substance misuse and suicide. British Medical Journal, 1993; 307: 382-383.

36. Marttunem M, Aro H, Henrikson M, Lonqvist J. Antisocial behaviour in adolescent suicide. Acta Psychiatrica Scandinavica, 1994; 89: 167-173.

37. Carlson G. Suicidal behavior and psychopathology in children and adolescents. Current Opinion in Psychiatry, 1990; 3: 449-452.

38. Gonzalez-Seijo J, Ramos Y, Lastra I, De Dios J, Carbonell C. Suicidio juvenil y medios de comunicación. Psicopatologia, 1993; 13 (4): 168-172.

39. Marttunem M, Aro H, Lonnqvist J. Precipitant stressors in adolescent suicide. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 1993; 32 (6): 1178-1183.

40. Adams D, Overholser J, Lehnert K. Perceived family functioning and adolescent suicidal behavior. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 1994; 33 (4): 498-507.

41. Brent D et al. Familial risk for adolescent suicide: a case-control study. Acta Psychiatrica Scandinavica, 1994; 89: 52-58.

42. Kjelsberg E, Neegard E, Dahl A. Suicide in adolescent psychiatric inpatients: incidence and predictive factors. Acta Psychiatrica Scandinavica,1994; 89: 235-241.

43. Pfeffer C, Klerman G, Hurt S, Kakuma T, Peskin J, Siefker C . Suicidal children grow up: rates and psychosocial risk factors for suicide attempts during follow-up. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 1993; 32: 106-113.

44. Green A. Physical and sexual abuse of children. In: Comprehensive Textbook of Psychiatry. Edited by Kaplan, H and Sadock, B. Baltimore, Williams and Wilkins, 1989, 1962-1970.

45. Gelder M, Gath D, Mayou R. Oxford Textbook of Psychiatry. Oxford, Oxford University Press, 1991, 1080.

46. Thompson P, Jones D. Child Abuse. Current Opinion in Psychiatry, 1990; 3: 472-476.

47. Famularo R, Kinscherff R, Fenton T. Psychiatric diagnoses of Maltreated Children: Preliminary findings. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 1992; 31: 863-867.

48. McLeer S, Deblinger E, Henry D, Orvaschel H. Sexually abused children at high risk for Post-traumatic Stress Disorder. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 1992; 31: 875-879.

49. Kazdin A, Moser J, Colbus D, Bell R. Depressive symptoms among physically abused and psychiatrically disturbed children. Journal of Abnormal Psychology, 1985; 94: 298-307.

50. Brown G, Anderson B. Psychiatric morbidity in adult inpatients with childhood histories of sexual and physical abuse. American Journal of Psychiatry, 1991; 148: 55-61.

51. Sanders B, Giolas M. Dissociation and childhood trauma in psychologically disturbed adolescents. American journal of Psychiatry, 1991: 148: 50-54.

52. Glaser D. Therapeutic responses to child sexual abuse. Current Opinion in

Psychiatry, 1991; 4: 506-508.

53. Schechter M. Adoption. In: Comprehensive Textbook of Psychiatry. Edited by Kaplan H and Sadock B. Baltimore, Williams and Wilkins, 1989, 1958-1962.

54. Holden G, Nelson P, Velasquez J, Ritchie K. Cognitive, psychosocial, and reported sexual behavior differences between pregnant and nonpregnant adolescents. Adolescence, 1993; 28 (11): 557-572.

55. Stevens-Simon S, McAnarney E. Childhood victimization: relationship to adolescent pregnancy outcome. Child Abuse Negl, 1994; 18 (7): 569-575.

56. Kovacs M, Krol R, Voti L. Early onset psychopathology and the risk for teenage pregnancy among clinically referred girls. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 1994; 33 (1): 106-113.

57. Reinherz H, Giaconia R, Pakiz B, Silverman A, Frost A, Lefkowitz E  Psychosocial risks for major depression in late adolescence: a longitudinal  community study. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 1993, 32 (6): 1155-1163.

58. Sardinero E, Pedreira J, Lopez F, Zaplana J. Aproximacion psicodinamica y social a la adopción y otras variantes (y II). Revista de La Asociacion Espanola de Neuropsiquiatria, 1989; 30: 411-435.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (7/11)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (1/11)
Este es un curso completo sobre psiquiatría infantil , trastornos psiquiátricos... [04/11/10]
612  
2. Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (2/11)
En este curso te traemos la guía completa de la valoración clínica psiquiátrica ,... [05/11/10]
324  
3. Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (3/11)
Con este curso aprenderemos que el desarrollo psicomotor es la adquisición de... [05/11/10]
351  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail