12.176 cursos gratis
8.741.921 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (5/11)

Autor: Centre Londres 94
Curso:
9,50/10 (2 opiniones) |1091 alumnos|Fecha publicación: 09/11/2010

Capítulo 14:

 Debilidad motriz

En 1911, Dupre aísla y da nombre a esta entidad que para el consistía en una "insuficiencia e imperfección de las funciones motrices consideradas en su adaptación a los actos ordinarios de la vida" y en la cual incluyo:

Torpeza de la motilidad voluntaria. Gestos toscos, pesados, marcha poco grácil e incapacidad para colocarse correctamente ante la tarea.

 Sincinesias. Movimientos difusos que implican grupos musculares que, en condiciones normales, no participan en un gesto concreto, según Mazel y Houzel (6), una dificultad para individualizar el movimiento. Pueden ser de dos tipos:

Sincinesias de imitación, "que suelen difundirse horizontalmente (movimientos de pronosupinación de la marioneta difundiéndose de una mano hacia otra), bastante frecuentes, que desaparecen lentamente en el curso de la evolución.

Sincinesias tónicas, "que se difunden a menudo a través del eje vertical (movimientos buco faciales importantes cuando se mueven las manos y movimientos de los brazos cuando se mueven los miembros inferiores). Estas solo se dan en algunos niños y persisten con la edad. Perecen ser mucho más patológicas".

Paratonia. Imposibilidad o gran dificultad para la relajación muscular activa que obstaculiza el abandono de una actitud impuesta; es una especie de contracción cérea que puede llegar hasta la catalepsia y que dificulta notablemente la adquisición de una motilidad armoniosa.

Estas manifestaciones pueden ir acompañadas de discreta hiperreflexia y signos menores de irritación piramidal, así como de trastornos del esquema corporal y de la representación espacial. J. Berges (6) señalaba asimismo su dificultad para fantasear comparando la falta de libertad motriz y la alteración tónica con la dificultad que tiene para "trasladar objetos en su cabeza".

Para Dupre el cuadro se debería a una detención en el desarrollo del sistema piramidal.

Inicialmente, la debilidad motriz fue una especie de cajón de sastre en el que se incluyeron los cuadros más heterogéneos (corea, tartamudez, tics, psicopatía, inestabilidad, etc.); hoy se tiende a delimitar rigurosamente su ámbito excluyéndose los síntomas neurológicos lesiónales y reservándolo para las deficiencias motrices del niño que se traducen tanto en "la torpeza para estar con su cuerpo" como para "ocupar el espacio y moverse en el con una motilidad intencional y sombilizada suficientemente fluida"

La debilidad motriz se puede encontrar como síntoma en niños con labilidad afectiva que presentan discretas perturbaciones entre su Yo y el medio. En otros puede quedar reducida a una torpeza gestual que por manifestarse ante determinadas personas y situaciones nos permite entrever un significado erótico. A veces será necesaria además de una eventual psicoterapia, la terapia motriz prolongada (6).

Dispraxias infantiles

Son perturbaciones profundas del esquema corporal y la representación temporoespacial que resultan difíciles de delimitar de los casos severamente de debilidad motriz.

Se manifiestan como una incapacidad o extrema torpeza para realizar ciertas secuencias gestuales como vestirse, atarse los zapatos, abrochar botones o montar en bicicleta; dificultades aun más evidentes cuando deben realizar secuencias rítmicas o actividades graficas. Su fracaso es rotundo en las operaciones espaciales o lógico matemáticas. El lenguaje aunque no es totalmente correcto se encuentra menos perturbado. Suele acompañarse de inestabilidad postural o motriz. Todo ello conduce al fracaso escolar global.

Pruebas tales como el test de Bender o la Figura de Rey objetivan la incapacidad para la construcción o reproducción de un modelo que implique relaciones espaciales, las pruebas de imitación de gestos de designación de partes del cuerpo también resultan alteradas evidenciando un conocimiento y una utilización muy deficientes del esquema corporal; la exploración neurológica suele ser normal.

Desde el punto de vista afectivo podemos encontrar dos grupos:

Los que carecen de psicopatología llamativa, salvo cierta inmadurez y pobreza de las relaciones interpersonales reactiva a las burlas de sus compañeros. Los que tienen perturbaciones más serias en la organización de la personalidad caracterizados por ser niños "extraños", con graves dificultades de contacto social y que nos llevan a plantearnos si nos encontramos ante una estructura prepsicotica o francamente psicótica.

El tratamiento deberá combinar la terapia psicomotriz destinada a una mejor estructuración del esquema corporal y de la representación espacial, con la psicoterapia en aquellos casos que sea necesaria.

Capítulo siguiente - Tics (1/2)
Capítulo anterior - Dificultad psicomotora

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (5/11)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (1/11)
Este es un curso completo sobre psiquiatría infantil , trastornos psiquiátricos... [04/11/10]
612  
2. Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (2/11)
En este curso te traemos la guía completa de la valoración clínica psiquiátrica ,... [05/11/10]
324  
3. Psiquiatría. Guía psiquiátrica niños y adolescentes (3/11)
Con este curso aprenderemos que el desarrollo psicomotor es la adquisición de... [05/11/10]
351  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail