12.176 cursos gratis
8.740.863 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psicomotricidad. Educación psicomotriz

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |1515 alumnos|Fecha publicación: 02/11/2010

Capítulo 6:

 Psicomotricidad. Sesión terapéutica

2. ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES Y RECURSOS TÉCNICOS.

La información obtenida a partir de la elaboración del perfil psicomotor nos facilitará la realización de un proyecto de intervención más adecuado al niño, en el cual nos plantearemos unos objetivos terapéuticos, forma de estructurar las sesiones y estrategias adaptadas al niño, respetando su personalidad.

La estructuración de las sesiones se organiza en varios momentos y espacios diferenciados, siguiendo una estrategia de fases evolutivas del niño.

Generalmente, se suele iniciar la sesión con un corto diálogo entre el niño y el terapeuta, sentados en un lugar estratégico de la sala que permita visualizarla por completo. Ambos negociarán y planificarán las diferentes actividades a realizar, se mostraran los materiales preparados para la sesión y se acordarán las diversas posibilidades de acción con todos ellos. Aunque el terapeuta presenta unas propuestas de juego (previamente planificadas o programadas), se mostrará flexible, escuchando las necesidades , deseos y sugerencias que exprese el niño. Durante este tiempo, se ayuda al niño a prepararse corporalmente y a adoptar la postura más adecuada para el diálogo y la escucha, adaptando su tono muscular a la situación. Todo ello favorece la capacidad de escucha y atención, la espera y planificación previa de sus actos antes de pasar a la acción.

El segundo espacio es el de la acción y experimentación con el propio cuerpo a través de diversas actividades de movimiento y juego sensoriomotriz, y de toma de conciencia de los parámetros exteriores.

Un tercer espacio de descanso y relajación, permitirá al niño conseguir la inhibición del movimiento. Significará un paso intermedio de ruptura y preparación corporal para el siguiente espacio de representación de lo vivenciado y actividades de conceptualización y abstracción. "Para aumentar el poder impregnante de las sensaciones y para que el niño pueda pasar de la vivencia a la representación, es necesario asociar íntimamente a las diversas situaciones, el lenguaje y el grafismo" (Vayer).

El tiempo dedicado a cada uno de estos espacios puede variar según el nivel madurativo del niño y sus necesidades. En niños más pequeños o inmaduros, se prestará mayor atención al espacio sensoriomotriz, coincidiendo con las primeras etapas de desarrollo. A medida que el niño evoluciona y su pensamiento se va acercando a procesos operatorios, surgirá mayor interés por actividades más estructuradas de juego reglado, por la representación, la conceptualización y la expresión verbal (la lógica y la estructuración del espacio y el tiempo).

Nuestros recursos técnicos nos serán de utilidad para trabajar todos aquellos aspectos cognitivos, motores y relacionales, utilizándolos de forma plástica y creativa. La actitud del reeducador es semi-directiva, de sugerencia y guía, aceptando las propuestas del niño y dándoles una significación. Se trata de que el niño se implique en acciones que tengan un sentido para él, con el fín de que surja el deseo y la motivación.

En psicomotricidad, el "dar sentido a lo que hace el niño hace" es primordial, ya que a la vez dirigimos su acción a un fín y favorecemos el que la sala de psicomotricidad se convierta en un lugar lleno de significaciones en el plano afectivo, un lugar de vivencias con el cuerpo y de relación con el otro, de expresión de sí mismo, de aceptación y reconocimiento, de acogida y seguridad, de placer y deseo...

Para crear un ambiente más motivador, acogedor y seguro para el niño es importante que dispongamos de material adecuado que se encuentre dispuesto de forma organizada y que todos los espacios estén segurizados (mediante material blando o colchonetas en el suelo para amortiguar en posibles caídas). La temperatura debe ser agradable y cálida para permitir al niño andar descalzo por el suelo y evitaremos siempre que sea posible, los ruidos excesivos, demasiada decoración o aparatos y objetos peligrosos.

La sala prevista para ello debe ser lo suficientemente grande para permitir la libertad de movimiento y no limitar excesivamente la acción del niño, pero tampoco debe poseer grandes dimensiones, ya que el niño debe encontrar unos límites espaciales que posibiliten el control, la organización y estructuración del entorno y el sentimiento de poder invadir todo el lugar de forma libre y segura.

La técnica de reeducación psicomotriz permite la modalidad de trabajo en grupo. En algunas ocasiones, pueden crearse pequeños grupos homogéneos (no más de tres o cuatro niños) según las características de los niños, momento evolutivo y necesidades. Ello favorece el aspecto relacional, el aprender a compartir la atención del adulto, espacios y material. Puede resultar muy enriquecedor por la diversidad de propuestas y situaciones que pueden surgir.

Capítulo siguiente - Terapia psicomotriz (1/2)
Capítulo anterior - Examen psicomotriz (2/2)

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Psicomotricidad. Educación psicomotriz



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Educación infantil. Psicomotricidad
En este curso aprenderemos acerca de la psicomotricidad en la primera etapa de... [17/01/11]
685  
2. Reeducación psicomotriz
Reeducación psicomotriz , con este trabajo pretendemos despertar el interés de... [05/07/10]
577  
3. Educación sexual en los colegios. Análisis de la propuesta de la ONU
Este curso presenta un análisis de la propuesta de la Organización de las naciones... [14/02/12]
15  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail