12.170 cursos gratis
8.784.164 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psicología. La timidez

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |277 alumnos|Fecha publicaciýn: 18/07/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 8:

 La ansiedad. Estado

Una breve historia de la ansiedad como entidad diagnóstica                                       

La Biblia (el texto sagrado, en este caso), en sus páginas, hace mención de la ansiedad exhortándonos siempre recurrir a la fe en Dios para reducir sus impactos espirituales, y físicos (añadimos nosotros).

Aunque ya en el en el Siglo XIX Carl Westphal había acuñado el término agorafobia colocando víctimas de esta forma de ansiedad dentro del ámbito del ejercicio diagnóstico. Más adelante, asimismo encontramos a Pierre Janet proponiendo que claustrofóbicos y ‘otros neuróticos’ sufren de ideas obsesivas que culminan en lo que, él llamara ‘psicastenia’, improvisando su propia etiqueta, ‘fobia social’, detallando una variedad de miedos que traslapan con la ansiedad social (phobies sociales) que él describiera mucho antes de DSM.

Freud, por su parte, empezaría, en aquel entonces, a elaborar sus propias lucubraciones  para explicar la angustia del neurótico.

Este investigador y escritor prolífico delineó una visión neurológica para el entendimiento de las enfermedades mentales en su Proyecto para una Psicología Científica el que comenzara en el 1895 y que se publicara, post mortem en el 1950, de acuerdo a sus deseos.

niño timido

‘No me dejes, aquí, porque tengo miedo…’

En este último tratado, el Padre del Psicoanálisis destaca el hecho de que la ciencia no puede rendir cuentas de los mecanismos de la ansiedad basando sus premisas exclusivamente en un modelo biológico, ya que muchas de sus manifestaciones no tienen orígenes orgánicos, como es fácil de entenderse --- por lo menos, en el ser humano --- por su exclusiva capacidad de abstracción e introspección, por la presencia de una mente inconsciente, y por su habilidad de hacer uso del simbolismo.

En su metodología Freud, pretendía transcender los límites dicotómicos que otros habían impuesto entre lo somático y lo estrictamente psíquico.

Parece fácil para algunos olvidar que nuestras inquietudes y preocupaciones son productos de la imaginación, que representan melodramas pequeños de fallos personales, y calamidades anticipadas. Solamente percibiéndolos de esta manera lograremos captar la importante noción de que las explicaciones biológicas para ciertas ‘enfermedades mentales’ sólo pueden tener aplicaciones muy limitadas. (Para más detalles acerca de estos asuntos visiten: http://www.monografias.com/trabajos50/anamnesia-historia-personal/anamnesia-historia-personal.shtml)

A mediados de los años 1890s el famoso investigador vienés escribió un ensayo acerca de la ansiedad, cuyas formulaciones clínicas se apartaban radicalmente del campo de la biología, llamándolo ‘Justificación para Separar de la Neurastenia, un Síndrome Particular: La Neurosis de Ansiedad.’ (http://www.elalmanaque.com/psicologia/freud/9.htm)

En gesto de inspiración presciente Freud listó los síntomas de esta nueva entidad:

  • Irritabilidad general
  • Anticipación angustiada
  • Compunciones de conciencia
  • Ataques acompañados de palpitaciones, sudoración profusa, vértigo, hiperventilación e insomnio.

El rechazo de Freud a mezclar lo psíquico y lo fisiológico significaba que era posible distinguir entre la tensión somática y la emocional, basado en su propio reconocimiento de que la mente ‘traduce’ esas sensaciones físicas impartiéndoles una vida psicológica propia.

Ileana-navel-in-Saree

Extroversión

El afecto, visto de esta manera, en su interpretación, representa una versión dislocada o transpuesta de esas impresiones, añadiendo que ‘la ansiedad neurótica está relacionada con la libido del mismo modo que el vinagre lo es al vino.’

No satisfecho con su analogía explicativa usando la reciprocidad entre el vinagre y el vino, Freud prosigue de la siguiente manera:

‘Una mujer que padece de la ansiedad anticipatoria se imaginará, cada vez que el marido tose, cuando tiene un resfriado, que éste pronto caerá victima de la pulmonía, anticipando sus exequias, todo visto con el ojo de la mente. Si, cuando viene de camino a su casa nota dos personas frente a la morada, no puede evitar el pensamiento de que uno de sus hijos ha caído de la ventana, si el timbre de la puerta suena, es porque alguien trae malas noticias.’

Estas fantasías pueden, a su manera, suministrar a quienes las padecen una medida de control, porque, aunque consuman energía psíquica en forma de sentimientos de inquietud, permiten, a quienes las toleran, coligar sus angustias a alguna explicación plausible, aunque a todas vistas las que empleen sean irracionales. (‘… Una de las maniobras psicológicas más efectivas para sobrevenir las incertidumbres y las ansiedades resultantes de confrontar lo desconocido es tener una medida de control, resultado del entendimiento, de toda nueva situación que confrontamos.’ FEFL en Los enigmas de la Obesidad: Sus ‘curas’en monografías.com.)

Capýtulo anterior - El niño tímido

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Psicología. La timidez



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Secretos para perder la timidez. Psicología
En el curso rápido que te presentamos hoy estaremos mostrándote algunos secretos... [25/10/11]
107  
2. Cómo superar la timidez
En este curso descubriras que superar la timidez no es nada díficil! Es sólo... [13/05/05]
12.227  
3. Métodos para terminar con la timidez
Definir la timidez, determinar los factores de riesgo y una vez conocida aprender a... [05/04/06]
6.833  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail