12.182 cursos gratis
8.735.997 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psicología. La obesidad como codependencia

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opinión) |84 alumnos|Fecha publicación: 11/08/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 4:

 Codependencia. Aplicaciones prácticas

Cuando alguien vive su vida a través de las de los demás y a costa de sus legítimas necesidades, ese individuo va más allá de lo que constituye la madurez genuina. Esa persona se consume y se destruye, para complacer al otro, hasta el punto de la disipación psicológica.

Todo afecto que no produce paz, sino angustia o culpa, está contaminado de codependencia. Ese tipo de apego patológico, de obsesión, es sumamente destructivo. Al no producir paz interior ni crecimiento espiritual, no lleva a la felicidad.

La codependencia crea amargura, angustia, enojo y culpabilidad irracional. El fruto de una relación verdadera debe ser la paz y la alegría. Si no es así, algo no está bien.

La codependencia nace de un hambre nociva por aceptación, quizás provocada por un ambiente familiar en el cual uno no se sentía bienvenido o aceptado.

El dolor en la codependencia es siempre mayor que el afecto que se recibe.

Una de las características de la persona codependiente es que no confía en la persona a la que trata de influir. Esto lo demuestra persiguiéndola, tratando de controlarla, diciéndole lo que tiene que hacer, celándola y procurando avasallarla con sus demandas infantiles.

La sobreprotección, signo de codependencia, a veces nace de la situación de una persona que ha perdido a su esposo, o de un hijo que ha perdido a su padre.

Hay, asimismo, padres que usan a sus hijos para llenar un vacío.

Existen igualmente seres humanos que usan al cónyuge o al amante para mantener viva en el presente, una relación que en el pasado permaneciera irresuelta, aunque la otra persona haya muerto.

El codependiente no sabe quién es, lo que siente, ni cuáles son sus necesidades emocionales. El codependiente vive como un ser vacío.

El codependiente, a menudo sufre del fenómeno de la anhedonia. Estudiado en previas lecciones.

El amor maduro promueve el crecimiento mutuo. El fin de todo ser humano no es complacer siempre al otro, o ser lo que el otro espera, sino ser el reflector de su individualidad propia para los demás y para sí mismo. El sentirse autónomo e independiente de todos los demás.

La codependencia aparenta ser devoción, pero es egoísmo, mutua destrucción, miedo, control, relación condicionada: ‘Te amo si cambias’. ‘Si no haces lo que digo, te recrimino, te persigo, me siento tu víctima.’ En la codependencia hay una gran cantidad de manipulación. Es una relación descontrolada: ‘hagamos todo lo que sea para que el otro se acomode a mí y a mis demandas de él’.

En momentos de frustración, la codependencia es abusiva o demuestra asimismo enorme tolerancia a ser víctima del abuso. La persona codependiente permite tanto dolor, que no reconoce la explotación cuando lo sufre. Ha llegado a tener una autoestima tan baja, que ya no se da cuenta de que están aprovechándose de ella.

El codependiente necesita dar continuamente para no sufrir culpabilidad, ansiedad, enojo, miedo, o temor. Necesita dar, sentirse necesario para tener autoestima. Está dominado por sentimientos enfermizos y no por la razón.

El amor humano debe ajustarse al principio de la realidad. Los codependientes se dejan gobernar solamente por sus sentimientos. Sus autoestimas dependen del comportamiento o de la reacción de quienes dicen querer.

El codependiente necesita ayuda profesional, de lo contrario sus actividades destructivas se perpetuarán. (El libro aquí que recomendamos es: Codependent No More, por M. Beattie).

Consideraciones adicionales

  • El codependiente mantiene su propio estilo de vida y su modo de relacionarse con otros debido a su baja autoestima.
  • Su enfoque es siempre en los demás y no en sí mismo.
  • La persona codependiente no sabe recrearse porque toma la vida demasiado en serio.
  • Se le dificulta lograr intimidad con otros porque teme ser herida por ellos.
  • Necesita desesperadamente la aprobación de los demás y por ello busca complacer a todo el mundo.
  • Siente ansiedad cuando tiene que tomar decisiones porque teme equivocarse.
  • Niega sus propios sentimientos.
  • Es titubeante y emocionalmente indeciso.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Psicología. La obesidad como codependencia



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La entropía, la obesidad y la termodinámica
En este curso de salud ,hablamos diversos temas de la obesidad, la entropía y los... [24/08/11]
11  
2. Psicología de las adicciones
No todas las adicciones son iguales. De hecho, existen importantes diferencias... [23/03/06]
6.763  
3. Psicología del amor
El amor es considerado como un conjunto de comportamientos y actitudes,... [28/04/08]
5.837  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail