12.170 cursos gratis
8.755.656 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psicología infantil. Depresión

Autor: Centre Londres 94
Curso:
9,50/10 (2 opiniones) |887 alumnos|Fecha publicaciýn: 23/11/2010

Capýtulo 7:

 Depresión infantil. Dificultades Diagnósticas

En adolescentes, resulta difícil distinguir entre la tristeza que se puede catalogar como normal, la infelicidad y sentimiento de incomprensión, y el trastorno depresivo.

Los síntomas depresivos (tristeza, desesperación, lloro) son comunes entre niños y adolescentes con problemas emocionales, y pueden acompañar a otros trastornos, como por ejemplo ansiedad y trastorno de conducta.

El síndrome clínico puro de depresión, desproporcionado a los factores precipitantes, y coloreado por desesperación, autodepreciación. sentimientos de culpa, etc., es muy inusual antes de la pubertad.

 En el principio de la adolescencia, cambios cognitivos como por ejemplo el desarrollo del pensamiento operacional formal, permite que el sentimiento de desesperación se manifieste, y se puede ver un cuadro clínico más parecido al de los adultos.

El trastorno afectivo bipolar es muy extraño que aparezca antes de la pubertad, y comportamientos hiperexcitables o disinhibidos no parecen ser precursores de manía. De la misma forma, manifestaciones características de depresión en gente adulta, pueden ser factores de confusión en niños. Así, el lloro es más probable que sea causado por dolor, miedo, o ansiedad.

Ciertas manifestaciones de depresión son más típicas de depresión en la infancia que de depresión en la edad adulta:

*Escaparse de casa

*Ansiedad de separación (que se puede presentar como un rechazo a ir al colegio)

*Dolor de cabeza, barriga o pecho, y/o ideas hipocondríacas

• Fracaso escolar con una historia de buen rendimiento

• Conducta antisocial (principalmente en chicos).

Por otro lado, trastornos del sueño, disminución del apetito sexual, y delirios son menos comunes que en los casos de adultos, pero se pueden dar. El apetito puede aumentar o disminuir, y la pérdida de peso puede estar enmascarada por el crecimiento continuado. Las alucinaciones auditivas congruentes con sentimientos de culpa o tristeza se dan con cierta frecuencia., al igual que quejas de “aburrimiento” o “mala memoria” (de hecho problemas de concentración).

Anhedonia, o la inhabilidad de disfrutar de la vida, y el aislamiento social son buenos indicadores de la presencia de depresión. Los adolescentes se pueden presentar inicialmente con problemas debido a experimentar con drogas, pudiendo representar una forma de automedicación.

Snaith (1993) proporciona una discusión alrededor de las escalas de auto-complexión para utilizar en adultos, mencionando la de Hamilton, el Inventario de Depresión de Beck, y la escala de Zung, entre otras. Para niños, Birleson et al. (1987) elaboran de manera muy clara los diversos problemas conceptuales y metodológicos que encontramos al intentar evaluar los cuestionarios de depresión para niños, revisando la australiana “Childrens Depression Scale” de Tisher y Lang, y los americanos “Childrens Depression Inventory” de Kovacs, y “Peer Nomination Inventory of Depression” de Lefcowitz et al., para finalmente describir una validación clínica de la “Depression Self-Rating Scale for Children” (DSRCR). Así, tal y como Harrington ha dejado my claro en sus diversos estudios de depresión en niños y adolescentes, los cuestionarios pueden resultar muy útiles, pero no son un sustituto de una valoración psiquiátrica.

Los problemas principales para utilizar el mismo criterio que en adultos serian:

Aspectos evolutivos: Influencia de la edad en la presentación de síntomas depresivos, con un incremento considerable en la incidencia de síntomas depresivos en la adolescencia en relación a la infancia, que parece estar asociado a la pubertad, un incremento del número de suicidios y de casos de manía en jóvenes post-puberales, y un cambio en la distribución del trastorno entre chicos y chicas alrededor de la pubertad. Todos estos puntos indican unas claras diferencias entre los trastornos depresivos de la infancia y de la edad adulta.

Los niños se diferencian de los adultos en su habilidad de experimentar algunas de las características cognitivas de depresión, por ejemplo, los menores de ocho años raramente hablan de sentirse avergonzados de ellos mismos.

Finalmente, los niños tienen limitaciones en su habilidad de describir y distinguir emociones, y dificultades para dar información cronológica de manera precisa.

A pesar de todo, estudios longitudinales sugieren que niños deprimidos tienen un riesgo mayor de padecer depresión más adelante, y que existen niveles elevados de depresión entre parientes de primer grado, lo que representaría evidencia de que se trataría de un trastorno similar al de los adultos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Psicología infantil. Depresión



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Depresión infantil
Depresión infantil . Aproximadamente dos tercios de niños y adolecentes con... [13/08/10]
695  
2. Psicología infantil: carencia afectiva
Psicología infantil . La carencia afectiva , aquella situación en la que el niño... [23/03/10]
1.803  
3. Síndrome deficiencia de la recompensa. Depresión infantil
En este curso hablamos sobre la relación que puede existir entre un gen humano y... [24/08/11]
6  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail