12.176 cursos gratis
8.739.430 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psicología. Farmacología pediátrica (2/2)

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (2 opiniones) |413 alumnos|Fecha publicación: 16/11/2010

Capítulo 7:

 Psicopatología. Factores de la conducta incendiaria

¿Cómo es la piromanía en los niños?

La información demográfica indica que los niños pirómanos con una media de 8 años de edad son predominantemente varones provenientes de un entorno socioeconómico mixto. La mayoría de estos estudios sugieren que estos niños poseen una inteligencia media. Sin embargo no les va nada bien en el colegio, y este hallazgo puede relacionarse con una serie de estudios que sugieren que estos niños sufren una incidencia superior a la media de trastornos de aprendizaje.

Hay estudios que señalan ciertos tipos de experiencias que ocurren en la vida de estos niños que pueden tener una relación con su comportamiento incendiario. Por ejemplo, un estudio sugiere que los niños pirómanos entre 6 y 10 años sufren un mayor número de enfermedades físicas crónicas, incluyendo alergias y problemas respiratorios. No ha habido intentos de replicar estos hallazgos, aunque hay una hipotética relación entre enfermedad crónica y el desarrollo de comportamiento violento en los niños. Algunos estudios también muestran una relación significativa entre abuso, negligencia y conducta incendiaria en los niños. La naturaleza específica de la relación entre haber experimentado abuso, negligencia y conducta incendiaria queda para ser explicada clínica y empíricamente, aunque una hipótesis sugiere que el hecho de provocar un fuego es una estrategia inapropiada para enfrentarse a un ambiente adverso o un método de enviar una “señal de humo” para indicar distrés psicológico.

El estilo emocional de estos niños se ha descrito en estudios clínicos como aquel en el que aparecen marcadas dificultades en modular sentimientos de enfado y venganza. Se ha sugerido que estos niños no solo son incapaces de entender o reconocer estos tipos de sentimientos cuando ocurren, sino que no tienen la experiencia ni habilidad de expresarlos de manera socialmente aceptable. Consecuentemente usan el fuego como medio de expresión de sentimientos acumulados de enfado, venganza y agresión. Esto viene parcialmente apoyado por trabajos clínicos que sugieren que los objetos usados por estos niños para iniciar el fuego son a menudo objetos y posesiones de aquellos a los que se dirige su enfado. Por ejemplo, hay informes clínicos de niños que admiten incendiar la cama de su madre porque estaban enfadados con ella. La justificación primaria de este estilo emocional proviene sólo de observaciones clínicas; sin embargo, se necesita futuro trabajo empírico para verificar estos hallazgos.

El patrón comportamental de este tipo de niños se ha caracterizado como hiperactivo, impulsivo y travieso. Aunque la clásica argumentación de la interrelación de la triada conductual de enuresis, crueldad a los animales y piromanía no se ha sostenido bajo un escrutinio más reciente, otros trabajos recientes sugieren que puede haber una relación entre abuso animal y ofensas a la propiedad, incluida la piromanía. Informes clínicos indican que estos niños tienen dificultad para controlar su genio y suelen destruir sus juguetes y otros objetos personales en ataques de cólera. Este patrón comportamental es consistente con el estilo emocional previamente descrito de enfado acumulado y agresión descargada de manera socialmente inapropiada e inaceptable.

Hay una creciente cantidad de literatura indicando que estos niños provienen bien de hogares monoparentales, bien de familias donde uno de los dos padres, normalmente el padre, está ausente durante largos periodos. Los patrones de interacción familiar en estos niños se han caracterizado por un mayor uso de métodos severos de disciplina,  incluyendo castigo corporal y un ambiente no afectivo, distante, negativo y conflictivo. Las familias de estos niños tienden a exhibir patrones de interacción familiar más agresivos verbal y físicamente que las familias de los niños que no muestran la conducta incendiaria. En último lugar existe un cierto número de estudios que sugieren que los padres de estos niños tienen historias psiquiátricas significativas, incluyendo uno o más miembros de la familia con diagnóstico de personalidad antisocial, alcoholismo o depresión. Aunque mucha de esta información sobre patrones familiares proviene de impresiones clínicas, representa un fuerte punto de partida para futuro trabajo empírico.

La información sobre el comportamiento de estos niños en situaciones sociales es limitada. Trabajos preliminares sugieren que estos niños tienen una gran dificultad para establecer y mantener relaciones interpersonales significativas. Adicionalmente los estudios han mostrado que cuando se encuentran ellos mismos en situaciones sociales, exhiben un juicio pobre y son incapaces de planear y anticipar resultados. El grado con el que estos niños se sienten separados, solos y aislados puede tener un efecto en su necesidad de ganarse la atención y el reconocimiento a través del comportamiento incendiario. Los niños suelen empezar encendiendo el fuego estando solos, más que en compañía de amigos. Si se ganan el reconocimiento de sus compañeros como resultado de su conducta, entonces su implicación con el grupo de iguales no sólo refuerza su comportamiento incendiario, sino que aumenta la probabilidad de que se repita. Estas observaciones respecto a su comportamiento en relaciones sociales son especulativas, y hasta que no se lleve a cabo más trabajo sistemático, se presentan sólo como posibles pistas para investigación posterior.

Hay evidencias que indican que niños de educación primaria con historias de incendios experimentan problemas académicos y comportamentales significativos en el colegio. La mayor proporción de dificultades de aprendizaje experimentadas por estos niños puede explicar parcialmente este pobre rendimiento académico. Además, algunos de estos niños tienen también un diagnóstico de trastorno por déficit de atención con hiperactividad, por lo que probablemente tengan dificultades para concentrarse y completar el trabajo asignado. Como resultado de sus fracasos académicos, puede que estos niños se sientan frustrados y enfadados, y que exterioricen sus sentimientos, generando así problemas conductuales y comportamentales en el colegio. Estos estudios sugieren que no es probable que este tipo de niños tenga experiencias exitosas y gratificantes en el colegio.

Se ha hipotetizado que existen condiciones ambientales inmediatas que desencadenan el comportamiento incendiario en los niños y lo refuerzan una vez ha ocurrido. Se ha sugerido que existen antecedentes estresores que tienen lugar en la vida de estos niños y adolescentes y que desencadenan reacciones emocionales particulares. Estos antecedentes estresores desencadenan sentimientos acumulados de enfado y venganza experimentados por estos niños. El acto de encender el fuego es motivado por la descarga emocional de agresión y enfado o por sentimientos de venganza. El hecho de prender el fuego da cabida por un lado a las propiedades de refuerzo positivo de atención, y por otro a los resultados negativos de pérdida de propiedad, injuria y castigo. Aunque intuitivamente interesante, estas asunciones deben ser examinadas de manera sistemática, bien a través de observación clínica o por investigación empírica.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Psicología. Farmacología pediátrica (2/2)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Psicología. Farmacología pediátrica (1/2)
La farmacocinética estudia la interrelación que se produce entre los fármaco s y... [16/11/10]
407  
2. Psiquiatría de niños (pediátrica)
Este curso está enfocado en la psiquiatría de niños o pediátrica . Conoce las... [05/08/10]
218  
3. Enfermedad pediátrica crónica y hospitalizaciones múltiples
Enfermedad pediátrica crónica y hospitalizaciones múltiples , hay millones de... [07/04/10]
223  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail