12.176 cursos gratis
8.739.463 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psicología. Farmacología pediátrica (2/2)

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (2 opiniones) |413 alumnos|Fecha publicación: 16/11/2010

Capítulo 12:

 Identidad sexual. Influencias biológicas

¿Por qué ocurre el TIS?

La identidad sexual de una persona es un fenómeno complejo y aún no muy bien conocido. En él intervienen factores genéticos, neuroendocrinos y ambientales.

Los niños con TIS no muestran invariablemente signos claros de alteración sexual física, lo que descartaría una marcada anomalía hormonal prenatal. De esta manera la búsqueda de influencias biológicas en el desarrollo del TIS debe focalizarse en factores que no afectan la configuración de los genitales externos.

A continuación señalaremos algunos de los factores biológicos y psicosociales que pueden ayudarnos a explicar por qué ocurre el TIS.

¿Cuáles son los mecanismos biológicos implicados en el TIS?

Existe un conjunto de factores genéticos, neuroendocrinológicos y neuropsicológicos relacionados con el TIS.

Las hormonas sexuales ejercen un papel organizador y diferenciador de la función cerebral a través de su actuación sobre los mecanismos de neurotransmisión, modulando la vida relacional del niño con el medio ambiente.

A continuación describiremos algunos factores biológicos que pueden estar implicados en la génesis del TIS.

NIVEL DE ACTIVIDAD

El Nivel de Actividad (NA) es una dimensión comúnmente aceptada de temperamento, con alguna evidencia de base genética y posiblemente influencias hormonales prenatales. Respecto a los niños con TIS, el NA como factor predisponente es una posibilidad prometedora porque muestra una fuerte diferencia de sexo, con los niños con un NA más alto que las niñas. El juego violento, otro comportamiento dismórfico sexual, tiene alguna similitud con el NA en el hecho de que a menudo se caracteriza por un alto gasto energético; sin embargo un rasgo distintivo es que se trata de un comportamiento de interacción social que engloba secuencias como “lucha” y “persecución”. A diferencia del NA, una marcada evitación del juego violento es uno de los criterios definitorios del TIS en niños en el DSM-IV.

Usando medidas a partir de la información dada por los padres sobre NA, se ha encontrado en algunos estudios que los niños con TIS tienen un NA inferior que los niños controles. También se ha visto que las niñas con TIS tienen un NA mayor que las niñas controles; de hecho, las niñas con TIS tienen un NA mayor que los niños con TIS, mientras que para los controles se observa la típica diferencia de sexo. Es posible, por ello, que un atípico NA sea un factor temperamental que predisponga al desarrollo del TIS. Por ejemplo, un niño de baja actividad con TIS puede encontrar el típico comportamiento de juego de otros niños como incompatible con su propio estilo comportamental, lo que puede dificultarle la integración exitosa en su grupo de iguales masculino.

Quizás estas variaciones del NA dentro del mismo sexo están relacionadas con variaciones en los patrones de secreción hormonal prenatal y convergen con estudios recientes de la literatura animal experimental. Este modelo animal –que muestra una disociación entre diferenciación comportamental dismórfica sexual y diferenciación  genital- tiene su más directa relevancia en la explicación del marcado comportamiento de género cruzado en niños con TIS.

PESO AL NACER

De promedio los niños pesan más que las niñas al nacer. Hay, por supuesto, muchos factores que influyen en las variaciones del peso al nacer (PN). Un factor hipotético es la diferencia de sexo en exposición prenatal a los andrógenos. En un estudio las niñas con hiperplasia adrenal congénita tuvieron una media mayor de bajo PN que las niñas no afectadas. En otro estudio los niños con la forma completa del síndrome de insensibilidad andrógina fueron comparables en bajo PN a las niñas.

Hay estudios en los que se compara los PN de los niños con TIS y con muestras controles clínicas de niños y niñas. Los controles clínicos muestran la esperada diferencia sexual de PN. Los niños con TIS tienen un significativo menor PN que los niños controles clínicos, pero no muestran diferencias significativas con respecto a las niñas controles clínicas. Aunque no está claro qué factores o conjunto de factores responden a la diferencia probando-control en PN, los resultados son consistentes con el posible rol de hipoandrogeneización prenatal de los probandos con TIS.

LATERALIDAD

Algunos más varones que mujeres muestran una preferencia por la mano izquierda en tareas unimanuales tales como escribir. No existe un consenso establecido para entender las bases de esta diferencia sexual. Factores genéticos juegan un rol claro en determinar la preferencia manual. Otra línea de investigación implica factores prenatales y/o perinatales adversos que elevan la lateralidad zurda por encima del estándar del 10% de la población general.

Se ha encontrado que los niños con TIS tienen una tasa significativamente elevada de lateralidad zurda (19,5%) comparándola con niños normales y con niños de población clínica con diagnósticos heterogéneos. Los estudios paralelos con adultos varones con TIS, así como estudios de varones adultos homosexuales, muestran que estos individuos también parecen tener una tasa elevada de lateralidad zurda. Actualmente la explicación de dicha elevación sigue sin aclararse, pero factores candidatos se han centrado en algún tipo de alteración prenatal que, de alguna manera, afecta a la diferenciación comportamental dismórfica sexual.

RATIO DE SEXO EN HERMANOS Y ORDEN DE NACIMIENTO

Los niños con TIS tienen más hermanos que hermanas y su orden de nacimiento es posterior. Alguna evidencia adicional muestra que los niños con TIS nacen posteriormente en relación al número de hermanos mayores, pero no de hermanas. En un estudio los niños controles clínicos no mostraron evidencia del ratio de sexo en hermanos ni en su orden de nacimiento. Estos hallazgos se mezclan con estudios de varones adultos con TIS y orientación homosexual, que también tienen un exceso de hermanos respecto a las hermanas y un orden de nacimiento posterior. Un estudio del orden de nacimiento en niñas con TIS mostró que tenían un orden de nacimiento anterior comparado con los controles clínicos.

Una explicación biológica de los resultados en varones tiene que ver con las reacciones inmunes maternales durante el embarazo. El feto varón es sentido por las madres como  mas “extranjero” (antigénico) que el feto hembra. Basándose en estudios con animales inferiores, se ha sugerido que una consecuencia de esto es que las madres producen anticuerpos que “desmasculinizan” o “femeinizan” el feto varón, pero no masculinizan o desfeiminizan el feto hembra. Este modelo predeciría que los varones que nacen más tarde podrían estar más afectados, ya que la antigenicidad de la madre aumenta con cada embarazo de varón, lo que es consistente con la evidencia empírica del ratio de sexo en hermanos y el orden al nacer de probandos TIS. En la actualidad, sin embargo, este mecanismo no ha sido formalmente probado en humanos.

APARIENCIA FÍSICA

La influencia de la apariencia física, incluyendo el atractivo, en la percepción social e interacción ha sido ampliamente estudiado por psicólogos sociales. En un estudio clínico de niños muy femeninos severos, se realizó la siguiente afirmación: “Hemos notado que a menudo tienen caras bonitas, con pelo fino, encantadoras complexiones, movimientos graciosos, y –especialmente- grandes ojos penetrantes”.

En un estudio sistemático del atractivo físico en una muestra de niños con TIS y un grupo control masculino, se pidió a los padres que describieran la cara de sus hijos. Los padres de los niños con TIS describieron más a sus hijos –respecto a los padres controles- como “hermosos” y “femeninos”. Por otro lado, estudiantes universitarios puntuaron el atractivo de los niños con TIS y los niños controles a partir de fotografías. Los niños con TIS fueron juzgados significativamente más atractivos, hermosos, guapos y bonitos que los sujetos controles. En otro estudio, las niñas con TIS, fueron juzgadas como menos atractivas, hermosas, guapas y bonitas que las niñas controles. En un tercer estudio, los niños con TIS fueron juzgados significativamente como menos “niños totales”, masculinos y duros que los controles, mientras que las niñas con TIS fueron juzgadas como más masculinas, duras y “marimachos” en apariencia que las niñas controles (Green, 1974).

Debe señalarse que el atractivo no necesariamente debe ser conceptualizado como rasgo biofísico fijo; el moldeamiento social de la apariencia física es claramente posible. Observaciones clínicas sugieren que algunos padres alteran sutilmente la apariencia física de los niños con TIS para inducir un “look femenino” en los niños y un “look masculino” en las niñas. Además, algunos niños insisten ellos mismos en alterar su apariencia física. Por ejemplo, algunas niñas con TIS insisten en cortarse el pelo corto y llevar ropa que las permita pasar como niños. La apariencia física, entones, puede ser un factor predisponente en el desarrollo del TIS, puede ayudar a perpetuar el trastorno, o puede simplemente ser uno de los signos clínicos del trastorno.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Psicología. Farmacología pediátrica (2/2)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Psicología. Farmacología pediátrica (1/2)
La farmacocinética estudia la interrelación que se produce entre los fármaco s y... [16/11/10]
407  
2. Psiquiatría de niños (pediátrica)
Este curso está enfocado en la psiquiatría de niños o pediátrica . Conoce las... [05/08/10]
218  
3. Enfermedad pediátrica crónica y hospitalizaciones múltiples
Enfermedad pediátrica crónica y hospitalizaciones múltiples , hay millones de... [07/04/10]
223  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail