12.176 cursos gratis
8.742.106 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Psicología. Farmacología pediátrica (2/2)

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (2 opiniones) |413 alumnos|Fecha publicaciýn: 16/11/2010

Capýtulo 15:

 Identidad sexual. Evaluación psicológica

¿Qué Tests pueden identificar niños con TIS?

No existen tests biomédicos conocidos que puedan identificar niños con TIS. Como ya se ha señalado, varios parámetros de sexo biológico, tales como los cromosomas sexuales y la apariencia de los genitales externos, son invariablemente normales.

Para la evaluación psicológica puede usarse una serie de relatos parentales y medidas comportamentales para evaluar el comportamiento sexual en los niños con TIS. Desde la perspectiva diagnóstica debería reconocerse que no hay ningún test que reemplace a una entrevista clínica que cubra los signos comportamentales del TIS. Estas medidas tienen una fuerte validez discriminante y constituyen una fuerte línea de evidencia de que el TIS es, de hecho, un síndrome distinto. Los datos de tests psicológicos, en general, muestran un patrón consistente en que el porcentaje de falsos negativos (cuando se deja de diagnosticar un TIS cuando la persona sí lo padece) parece ser mayor que el porcentaje de falsos positivos (cuando se diagnostica un TIS sin que la persona lo padezca).

¿Cuál es el diagnóstico diferencial del TIS en la infancia?

El TIS en el niño se basa en estos dos síntomas básicos: i) intenso malestar en relación con el propio sexo; deseo de ser del otro sexo o afirmación de que se pertenece al otro sexo, y ii) rechazo de las características sexuales anatómicas propias e intenso interés en las actividades del otro sexo, adoptando los modos de vestir y participando en los juegos del sexo contrario.

Durante la infancia deberían considerarse diversos aspectos de diagnóstico diferencial en relación al TIS. El hecho de vestirse con ropa del otro sexo que ocurre en algunos niños parece ser cualitativamente diferente del hecho de vestirse con ropa del otro sexo que caracteriza al TIS. En este último caso suele tratarse de ropa externa, como vestidos, zapatos y joyas, que ayuda a realzar la fantasía de ser como del otro sexo. En el primer caso el vestido concierne al uso de ropa interior (p.e. medias y braguitas). Los datos clínicos muestran que en estos niños no están presentes otros signos de identificación con el otro sexo. De hecho, la apariencia y el comportamiento de estos niños son convencionalmente masculinos. La experiencia clínica sugiere que este tipo de “vestirse con ropa del otro sexo” tiene algún tipo de función autotranquilizante. Muchos adolescentes y adultos varones que exhiben fetichismo travestista recuerdan vestirse con ropa del otro género durante la infancia.

Cuando están presentes todos los signos del TIS, no es difícil hacer el diagnóstico. No obstante existe una zona de transición entre comportamiento de género cruzado clínicamente significativo y meras desviaciones estadísticas de la norma de género. La experiencia clínica sugiere que los niños que caen en esta zona ambigua se desenvuelven pobremente en los grupos de iguales masculinos, evitan el juego violento, no se inclinan por el atletismo ni otras actividades masculinas convencionales y se sienten de alguna manera incómodos siendo varones; sin embargo, estos niños no desean ser niñas y no muestran una preocupación intensa por la feminidad. No está claro si este patrón comportamental de hecho constituye un síndrome diferente o es simplemente una forma suave del TIS.

En las niñas, el principal aspecto en el diagnóstico diferencial concierne a la distinción entre niñas con TIS y lo que comúnmente se ha venido a llamar “marimachos”. Ambos grupos de niñas comparten una serie de rasgos comunes. En parte, los criterios DSM-III-

R para el TIS en niñas se modificaron con la esperanza de una mejor diferenciación de estos dos grupos de niñas. Al menos tres características pueden resultar de gran utilidad en el diagnóstico diferencial: (a) Por definición, las niñas con TIS indican una intensa infelicidad con su estatus femenino, mientras que este no sería el caso de las “marimachos”; (b) las niñas con TIS muestran una intensa aversión a llevar ropa culturalmente definida como femenina bajo cualquier circunstancia, mientras que las marimachos no muestran esta reacción, aunque puedan preferir llevar ropa informal, como vaqueros; y (c) las niñas con TIS, a diferencia de las “marimachos”, manifiestan una incomodidad -con hechos o palabras- con su anatomía sexual.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Psicología. Farmacología pediátrica (2/2)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Psicología. Farmacología pediátrica (1/2)
La farmacocinética estudia la interrelación que se produce entre los fármaco s y... [16/11/10]
407  
2. Psiquiatría de niños (pediátrica)
Este curso está enfocado en la psiquiatría de niños o pediátrica . Conoce las... [05/08/10]
218  
3. Enfermedad pediátrica crónica y hospitalizaciones múltiples
Enfermedad pediátrica crónica y hospitalizaciones múltiples , hay millones de... [07/04/10]
223  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail