12.170 cursos gratis
8.784.086 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 1:

 Sentencia miranda. antecedentes históricos

El 13 de marzo de 1963, Miranda fue arrestado por secuestro y violación. Fue identificado por la víctima. Interrogado durante dos horas por dos oficiales, firmó una confesión que decía que la declaración que rindió fue dada voluntariamente con “pleno conocimiento de mis derechos legales entendiendo que cualquier declaración que yo haga puede ser usada en mi contra”. La confesión se admitió como evidencia, sobre las objeciones que hizo su abogado defensor y los oficiales testificaron sobre una confesión verbal anterior. El jurado lo encontró culpable y fue sentenciado de 20 a 30 años.   En su apelación, la Suprema Corte de Arizona sostuvo que los derechos constitucionales de Miranda, no fueron violados al obtenerse su confesión y se confirmó su convicción. Para llegar a ésta decisión, al Corte enfatizó que Miranda no había solicitado específicamente un consejo legal. Miranda entonces apeló a la Suprema Corte de los Estados Unidos y en una decisión de 5 a 4 la convicción fue rechazada. La mayoría de la Corte especifico los requerimientos y procedimientos que deben seguir los interrogatorios de un sospechoso.   Requerimientos para un interrogatorio bajo custodia   La sentencia Miranda lo establece como mandatario. Todos los oficiales de Policía que deseen interrogar a un sospechoso sin la presencia de un consejero legal, cuando dicha persona está bajo custodia policiaca o privado de otro modo de su libertad de acción; en cualquier forma determinada, deberá advertirle:  

1. Que tiene el derecho de permanecer callado;  

2. Que cualquier cosa que diga, puede usarse y se usará en su contra, en la Corte;  

3. Que tiene el derecho de consultara su abogado y que él lo acompañe durante su interrogatorio;  

4. Que si él no tiene para pagar un abogado, se le designará uno de oficio para representarlo.  

Después de la advertencia anteriormente indicada que se han hecho y que se han hecho todas y que el sospechoso las comprenda, él deberá renunciar a estos derechos en forma voluntaria, con pleno conocimiento e inteligentemente antes de hacer ninguna declaración que se admita en su contra.  

La decisión indica claramente que en cualquier caso donde la prosecución trata de presentar cualquier declaración ya sea oral o escrita, exculpatoria (excusándose a si mismo del cargo) la prosecución tendrá dificultad en probar que al sospechoso se le advirtió debidamente sus derechos, que él entendió esos derechos y que entonces voluntaria y con conocimiento y entendimiento renunció a los mismos. La renuncia no se debe asumir o inferir. Si el sospechoso renuncia a sus derechos, deberá hacerlo expresa y preferiblemente por escrito. El escrito debe indicar una declaración de que el sospechoso las entendió y que voluntariamente está renunciando a ello. (Vanderbosh, 1991, 201-202).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Prueba ilicita o espúrea en materia penal



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. La prueba en materia penal
La prueba es la base fundamental de todo proceso penal. Por medio de la prueba, el... [10/07/08]
3.138  
2. La prueba indiciaria o circunstancial en materia penal
El término indicio proviene del latín indicium señal o signo aparente y probable de... [09/07/08]
6.318  
3. La pena dentro del sistema penal
La pena es la primera y principal consecuencia jurídica del delito directa del... [15/12/05]
2.657  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail