12.176 cursos gratis
8.740.138 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 6:

 Superar problemas en el trabajo. Cambiar de perspectiva (2/3)

Cambio de perspectiva: un ejercicio

Nuestra primera actividad para el cambio de perspectiva es sencilla pero poderosa. A primera vista, también parece bastante tonta. Pero puedes estar seguro de que se basa en datos empíricos sobre el funcionamiento de la mente15. Lo que parecen ejercicios infantiles o innecesarios son en realidad señales físicas para activar partes específicas del cerebro. La diferencia entre leer este ejercicio y hacerlo es la diferencia entre desear que las cosas vayan mejor en el trabajo y hacer que vayan mejor. Prepara el terreno para todo lo que harás en capítulos posteriores. Y además puede ser divertido. Te sugerimos, por tanto, que comiences tu experiencia con este libro dejando a un lado cualquier suspicacia que puedas sentir y probando todo tan plenamente como puedas.

Para empezar necesitarás tres hojas en blanco. Numéralas del 1 al 3 con un número que ocupe la página completa. Deja las tres hojas en el suelo, separadas como medio metro unas de otras y formando un triángulo.

Piensa en una situación en la que hayas estado en desacuerdo con otra persona. Elige un caso que recuerdes bien. Rememora quién estuvo implicado y el motivo del conflicto.

Ejercicios de superación ante problemas en el trabajo
Figura 1.2. Ejercicio de las tres hojas.

Ahora pisa sobre la hoja “1”. Plántate16 con ambos pies sobre la misma, de cara a la hoja “2”. Esta es la posición de la primera persona porque estás siendo “tú mismo”. La persona con la que estabas en desacuerdo es la “segunda persona”. Imagina que esa persona está de pie sobre la hoja “2” y que te hallas en el conflicto que recuerdas. Explica tu posición en voz alta, como si hablaras con ella. Puedes detenerte y hacer “incisos” para explicar lo que piensas o sientes, y que no estén destinados a ser escuchados por la segunda persona. Sigue hablando hasta que consideres que has explicado tu postura lo más completamente posible.

Luego da un paso de la hoja “1” a la “2”. Gírate para quedar de frente a la hoja “1”. Ahora estás en la posición de la segunda persona. Imagina que eres esa persona. Mientras miras hacia la hoja “1”, procura convertirte en el otro, argumentando tu posición. ¡Mírate desde la perspectiva de la otra persona! Siempre que te halles sobre la hoja “2”, tu papel consiste en ser esa “otra persona” lo mejor que puedas. Esmérate en representar tu papel al máximo. Mantén de nuevo la discusión desde ese punto de vista. Habla como la segunda persona y discute con la primera. ¿Cuáles son tus necesidades, deseos y sentimientos? Aquí de nuevo puedes querer hacer algún comentario sobre el conflicto y hacer otros “incisos” que no deseas que sean escuchados. Ambos son útiles.

Es importante que resistas la tentación de “representar” a la otra persona como estúpida, confusa o desinformada; especialmente si te pareció así en el conflicto original. Para sacar un valor de este ejercicio, debes representar el papel del otro como un ser humano racional e inteligente, por muy difícil que te resulte. Intenta ser la mejor, más brillante y juiciosa segunda persona que puedas ser. Al hacerlo así, puedes sentir que estás dando “demasiado crédito” a la otra persona. Esto es buena señal. El objetivo no es probar quién tiene razón, sino hacerte practicar con perspectivas cambiadas.

Ahora da un paso sobre la hoja “3” y sitúate de forma que enfrentes por igual a “1” y “2”. En la posición de la tercera persona, eres un observador de la interacción, una parte neutral que ve lo que está pasando, pero a quien no le preocupa el resultado de la discusión. Es la posición del “observador invisible”. Ahora imagina que puedes verte tanto a ti (en “1”) como a la segunda persona (en “2”) mientras se produce la interacción entre ambos. Intenta ver a ambas partes como a conocidos, de forma que tengas un interés general por ver lo que sucede pero sin una preferencia por ninguna de las posturas.

Observa la representación del conflicto, con cada parte manteniendo sus posiciones y discutiendo con la otra. ¿Qué ves? Representa la interacción todo lo que puedas. Piensa en los tonos de voz, el lenguaje corporal, la postura y los gestos. ¿Cuánto se prolongó? ¿Cuánto se acaloraron? Al final, ¿cómo quedaron las cosas? ¿Cómo pareció sentirse cada persona a medida que el conflicto llegaba a su fin? ¿Puedes ver algo que esas dos personas no veían? Describe lo que ves en voz alta, como si fueras el narrador de una historia o el locutor de un combate de boxeo. Mientras lo relatas, usa el dedo índice de la mano derecha para tabalear repetidamente la palma de la mano izquierda sobre la base del pulgar, una vez cada pocos segundos. Sigue relatando y dándote golpecitos hasta que hayas descrito la situación a tu entera satisfacción.

Al tabalear así la mano consigues un “ancla” física que te ayuda a mantenerte en la posición de la tercera persona.

En este punto, habrás experimentado el mismo conflicto tres veces desde tres perspectivas distintas. La mayoría de la gente observa que “ve” algo distinto con cada nueva perspectiva. Los participantes en este ejercicio informan a menudo de que les ofrece una comprensión mejor de la razón real del conflicto, y tal vez incluso una mayor empatía hacia la posición de la segunda persona. Tómate un momento para responder a esta pregunta: si tuvieras que destacar tres cosas que has aprendido al hacer este ejercicio, ¿cuáles serían?

………………………………………………..
15Adaptado por J. Michael Bown a partir de DILTS, Robert y Judith Delozier: Encyclopedia of Systemic Neuro-Linguistic Programming and NLP New Coding. NLP University Press, 2000.

16Estas instrucciones están escritas para que el lector permanezca de pie; pero esto no es imprescindible. Si tienes alguna limitación física, podrías usar tres sillas distintas, o incluso mover de una posición a otra una silla de ruedas. Lo importante es que el lector (1) se mueva de una posición a otra y (2) quede enfrentado a las otras posiciones como se indica.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Problemas en el trabajo. Autoayuda y superación



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Secretos del éxito en el trabajo. Autoayuda
El autoconocimiento, principal gestor de una sana autoestima, es una de las... [08/04/10]
3.206  
2. Autoayuda y superación personal. Psicología del comportamiento
Autoayuda y superación personal para el manejo de las emociones y de la razón o... [04/01/10]
2.508  
3. Autoayuda. El amor y otros sentimientos
¿ Autoayuda en cuestiones de amor ? Sí. El amor en una relación de pareja... [31/12/09]
2.970  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail