12.176 cursos gratis
8.741.178 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El poder curativo de la fe

Autor: Felix Larocca
Curso:
5,50/10 (2 opiniones) |65 alumnos|Fecha publicación: 26/07/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

 La religión y los clérigos

Toda religión se ocupa de alguna manera con ideas metafísicas, normas morales y experiencias místicas.

Pero, en las religiones mayores, lo místico y lo moral, han estado perennemente en estado de tensión, porque los sacerdotes prefieren imponer sus propias reglas de conveniencia, a lo que, los creyentes interpretan como revelación y contacto divino directo.

La obediencia, que los prelados prefieren, no es a un Dios, sino a los eclesiásticos, como sus delegados.

En ese sentido, la religión no ha fallado, quienes fallaron fueron los clérigos que no lograron entender el hecho que el vasallaje va esencialmente contra la corriente del pensamiento y tendencia humana.

Los mullahs que gobiernan Irán han venido descubriendo, con amargura, esta última y sorprendente realidad, a través de la protestas de creyentes — que los oponen — y, que a su vez, son militantes sinceros en sus convicciones religiosas.

La fe, en todas sus formas y manifestaciones, es parte de los sistemas de módulos natos de los cuales dependemos.

Fue esa misma fe la que permitiría al capitán Wiiliam Bligh del HMS Bounty escapar muerte segura.

Freud, se preocupaba mucho por la religión y su significado. Nos aseguró de que supiéramos que su propia niñera fue católica, y que él entendía el catolicismo muy bien.

Entonces, publicaría más tarde Moses and the MonotheismTotem and Taboo, y The Future of an Illusion, como si, de no haberle importado las creencias religiosas, justificaban las horas dedicadas a combatirlas.

Freud, obviamente, o creía, o temía a un dios.

Jung, el hijo de un clérigo, nos dice en su Libro Rojo, de cuánto temía la ‘rabia mítica de ese Dios, que todo lo gobierna’.

Einstein, por su parte, no sería mejor que Freud, a quien, en su vida, se le atribuyen tantas menciones de Dios, que Niels Bohr, una vez tuvo que decirle: ‘Albert, si tú no crees en Dios, ¿Por qué tanto lo mencionas?

Cuando Jules M. Masserman escribió su formidable artículo: Faith and delusion in psychotherapy: The Ur delusions of man, ya había tomado en cuenta el aspecto que la fe juega en todas las transacciones que tienen lugar entre nosotros, los seres humanos.

Fe, aunque, a veces violada, es lo que nos distingue como seres pertenecientes a una estirpe especial entre los simios.

Tener fe significa que gozaremos de la habilidad de sobreponernos frente  obstáculos enormes, y que no retrocederemos antes la calumnia ni el revés.

Tener fe, es importante para sobrevivir, si creyéramos en un dios, o simplemente, si creemos en nosotros mismos.

La fe es vigor, fortaleza y arrojo…

No la escatimemos o ignoremos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a El poder curativo de la fe



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. El poder del perdón
Este breve curso de religión nos enseña sobre la importancia de perdonar, para... [24/03/11]
405  
2. Gemoterapia: el poder de las piedras
La gemoterapia consiste en la curación en el plano físico y psíquico a través de... [05/08/08]
7.044  
3. Religión. El poder de la Oración cristiana
La comunicación directa entre Dios y el hombre es la oración. Orar es... [04/02/11]
711  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail