12.176 cursos gratis
8.741.382 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 4:

 Constitución de Argentina. Delitos, causas (2/2)

¿Se pueden combatir los delitos?

Todo parece indicar que el crimen obedece a muchas causas. Algunas de difícil resolución. Sin embargo, hay que definirlas y divulgarlas a modo de evitar aumentar las estadísticas criminales. A modo de enumerar algunas; podemos decir que, entre las causas se encuentran: la social, la política, la económica, la educativa y cultural. Sin dejar aquellas que mantengan un enfoque histórico dentro de las ciencias; como por ejemplo: de tipo psicológico -frustraciones, superyó débil o ausente, inexistencia de sentimiento de culpa, psiquiátrico, neurológico, endocrinológico o genético.

Entre los muchos motivos podemos citar:

· Deficiente distribución de riquezas - aumento de la pobreza a límites intolerables - desempleo masivo-.
· Familia y sociedad desestructurada "se ha perdido transitoriamente la brújula".
· Creencia -cierta en parte-, que estadísticamente, sólo un número, muy pequeño de delincuentes, terminan con sentencia y cumpliendo condena.
· Sensación de corrupción política generalizada, con gran complicidad social, de tipo cultural - Ausencia de compromiso social y anomia.
· Incumplimiento de las leyes.
· Falta de reconocimiento y valor de la Democracia, de sus Instituciones y del Estado de Derecho y con lo que significa la división de los poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial - La hora de los relojes de los poderes del Estado no están sincronizadas con la hora del pueblo (Sztomka).
· Sensación de ausencia de modelos a imitar en el orden institucional.
· Ausencia temporaria y a veces crónica de modelos representativos en el orden político, policial, judicial y de las fuerzas armadas.
· Desconfianza hacia instituciones como: la justicia y la policía - El ejemplo actual en los casos de denuncias, es hacerlo, primero a los medios de comunicación, y luego, pedir a través de estos; un Juez, a la policía, etc.
· Abuso de la legítima protesta -derecho, poder-, que induce a delitos de ambas partes o al abuso del derecho.
· Deficientes programas preventivos para la salud física y psíquica de personas en riesgo. Cómo en los casos, del control de alcohol y drogas "generadoras de delitos en todas las edades y sexos" - Las confesiones dan testimonio de esta expresión ¡Me drogo para robar y robo para drogarme!...
· Como una gran mayoría de delitos no se denuncian por distintos motivos. Los delincuentes creen tener las leyes del azar y las instituciones a su favor. Las víctimas colaboran, sin querer, con los victimarios. Estos errores muchas veces son acompañados por otros errores y acciones de: periodistas, policías, políticos, religiosos, etc. La gente pierde la sana referencia social y cae en la desesperanza. Se resigna y acepta el caos como destino.
· La pérdida de responsabilidad hacia el otro, hace que al delincuente le dé lo mismo, transitar, por lo que considera el abismo social y la libertad no aceptada, que, terminando en la cárcel.

En suma; la crisis, primero altera patológicamente la conducta individual, luego, genera conflicto en el seno de la estructura familiar, para trasladarse más tarde a la sociedad en su conjunto, incluyendo a las instituciones, necesarias, como, la judicial y policial.

Las personas en una sociedad en crisis aumentan la desconfianza y el miedo. No creen en las instituciones que están para brindar protección, por lo que, en lugar de disminuir la situación de crisis, ansiedad y angustia, la aumentan. El aumento de ataque de pánico se registra diariamente en el ámbito de la consulta médica. Los delincuentes viven una situación propicia y contraria, al común de la gente. El consumo de droga y la impunidad, aumentan los impulsos criminales y el número de víctimas amplía el mapa de inseguridad.

El periodismo al evaluar en qué contexto se desenvuelve y desarrolla el crimen, no puede dar la espalda a la realidad. Debe tratar de informar los constantes cambios y problemas por los que se enfrenta el ser humano, la sociedad y las instituciones ante el crimen. Cuidando de no alterar por esto, las acciones de la policía o la justicia.

Ni el periodista, ni la policía, ni el poder judicial, ni los políticos, deben con su accionar, aumentar la crisis. De rigor, lo correcto es, disminuirla en un trabajo conjunto, cooperador, eficiente y solidario. El periodista requerirá de la administración pública, información pública. Como profesional de la comunicación ofrecerá herramientas para solucionar problemas, no para crearlos. Debe trabajar para recuperar la plena vigencia de la ley. Le está permitido sólo manejarse en el Estado de Derecho.

A lo único que no se tiene derecho es a no tener razón. (Ortega y Gasset)

Colaborará para mejorar, y si es necesario, reformar los poderes. Ayudará a fortalecer junto a otras instituciones el sistema democrático

Tanta más justa y útil será la pena cuanto más pronta fuere y más vecina al delito cometido. (Cesare Beccaria)

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Periodismo policial, judicial y de investigación



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Bases del Periodismo Científico
El objetivo de este curso es establecer las bases mínimas para transformar al... [24/11/06]
2.347  
2. Periodismo científico. Crear opiniones
Periodismo científico. Creación de opiniones , la historia de la humanidad camina... [26/06/09]
572  
3. Medios impresos. Periodismo
La actividad periodística echa mano también de otros medios que le permiten llegar... [23/12/11]
12  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail