12.176 cursos gratis
8.742.302 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Periodismo científico. Crear opiniones

Autor: Mikel Orrantia Diez
Curso:
10/10 (2 opiniones) |572 alumnos|Fecha publicaciýn: 26/06/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 5:

 Periodismo científico. Consideraciones finales

En este contexto, parece haber llegado el momento preciso de pararse a reflexionar antes de que seamos engullidos por la dinámica propia de la espiral comunicacional / información que acaba persiguiendo en exclusiva el objetivo de alimentarse a sí misma, y a las expectativas y demandas de información ajenas y sobre todo de los media.

Una consideración fundamental a tener en cuenta en este campo profesional de la imagen de empresa o proyecto, a beneficio de los objetivos de nuestros clientes, es que la comunicación y la información de imagen funcionan como esas potentes locomotoras que arrastran trenes pesados, largos y cargados de mercancías: conviene saber de dónde sale y a dónde va, y qué mercancía lleva y para quién, y quién puede estar interesado eventualmente en que ésta no llegue a la estación término.

Es preciso saber que con esas locomotoras y trenes tanto como con la comunicación de imagen de una empresa no se puede parar en seco, girar en ángulo o quebrar su dirección en un punto cualquiera a voluntad del conductor, arrancar de repente "al máximo de velocidad en ocho segundos", ni llegar a la estación término sin recorrer el trayecto que condicionan las vías y pasar por las estaciones intermedias, adaptándose al tráfico y a los condicionamientos ferroviarios correspondientes.

La comunicación es un magnífico capital de imagen y de notoriedad que se acumula, en forma de grado de aceptación y de credibilidad por los propios públicos objetivos en tiempos de bonanza y se gasta en tiempos de crisis para consolidar, recuperar o conquistar nuevas posiciones. Tiene un alto valor como útil de competitividad en las instituciones, las empresas y personas, y en la sociedad y los mercados.

El "juego" de la comunicación (que diría R. Kipling) es una herramienta compleja y complicada de carácter estratégico que debe ser tenida en cuenta en la planificación general o global de los gestores y en sus aprendizajes, actitudes, acciones y planes. Es una herramienta de trabajo que requiere dedicación estratégica de la más alta dirección de la empresa o institución que la usa, sentido de la proporción (hay que hacer con ella lo que es apropiado al tamaño de la empresa e institución, a sus objetivos, problemas y capacidades: ni más ni menos) y compromiso dinámico con sus efectos buenos y malos (que los tiene), para potenciar los unos y corregir los otros. Como en la música, en la comunicación son tan importantes los silencios y sus tiempos como los sonidos y los suyos, y si tenemos en cuenta la ley de la entropía en las transmisiones e intercambios de las informaciones, es fundamental tanto lo que nosotros decimos (lo que se emite) como lo que reciben los receptores, e incluso lo que están dispuestos o capacitados a comprender lo que decimos, dados su grado de conocimiento y disposición previos.

Una vez puesta en marcha la política de comunicación / información pública, sus mecanismos generan por sí mismos nuevas demandas de información, en muchas ocasiones previamente inexistentes, que deben ser estrictamente controladas en base a objetivos y programas propios. Demandas por parte de los públicos objetivo concernidos o afectados y, más aún, por parte de los periodistas y prescriptores diversos con los que vamos a colaborar para, a través de sus media y / o medios de comunicación, hacer llegar nuestros mensajes direccionales a los públicos objetivo deseados en la forma más correcta y adecuada.

Unas demandas de información que deben ser siempre controladas y atendidas adecuadamente, con el debido respeto por los interlocutores y las técnicas de comunicación, de relaciones públicas e información periodística (u otras), de marketing y publicidad apropiadas. Y con la pertinente claridad de exposición interna, propia, de objetivos, tiempos y métodos. Nuestro trabajo profesional, básicamente, se orienta a obtener resultados positivos en la confrontación con la problemática y objetivos de nuestros clientes.

De una forma eficiente y sin florituras, vamos a actuar siempre para lograr que lo que hay que comunicar e informar, los ejes informativos de los contenidos de los mensajes, lleguen a los públicos objetivo precisados e impacten en ellos como deseado, haciéndoles actuar siempre que sea posible de una determinada forma prevista de antemano, para beneficio de nuestros clientes. Tal es nuestro oficio y lo que sabemos hacer bien. Tendremos en cuenta lo que dijo el científico y divulgador Javier Echeverría en el II Congreso de la Sociedad de Lógica, Metodología y Filosofía de la Ciencia en España, celebrado en Barcelona en febrero de 1997: "La ciencia está cargada de valores [...]. No hay enunciado científico sobre los hechos que no dependa de valores previos".

Un congreso en el que las andanadas contra la pretensión de neutralidad por parte de la ciencia fueron constantes, según informaba Francesc Arroyo en El País, del día 12 de febrero de ese año: "La actividad del científico está contaminada de creencias irracionales, intereses, prejuicios. Y, por si esto fuera poco, los científicos parten del mayor de los errores: el supuesto de que la objetividad es posible". Echevarría planteó la relación entre valores y ciencia con toda crudeza al defender la posibilidad de "evaluar los fines y objetivos" de la ciencia y no sólo sus "medios, instrumentos y métodos".

"Nadie puede ser ya conocedor de todos los ámbitos". Cita el periodista a Isabel Orellana que defendió el hundimiento del ideal ilustrado al afirmar la anterior frase y señalar que: "En el mundo hay 50.000 revistas científicas, en las que han aparecido mas de 20 millones de artículos, con un aumento aproximado de medio millón anual. Conclusión: la universalidad del conocimiento es imposible. [...] Dicho con otras palabras: Nuestro deseo de conocimientosupera nuestras posibilidades vitales".

Nos dice el cronista del congreso citado que "Echevarría terminó proponiendo revisar la noción de irracionalidad tecnocientífica de forma que reconozca el sistema de valores que alberga. Porque es aceptable, dijo, decir que la ciencia es la búsqueda de la verdad, solo que es insuficiente"

2. Será una ironía el eterno tópico después de una hora de conferencia sobre tema tan árido como entretenido, pero dejarme decirlo: Para terminar... voy a hacerle caso a nuestro Hidalgo universal, pues pocas recomendaciones serán tan buenas como ésta suya, corta, aguda y mil veces ratificada frase: "Se breve en tus razonamientos, que ninguno es gustoso si es largo" (Parte I, Cap. XXI). Gracias por su atención Sras. y Srs. que gocen ustedes de salud, entendimiento y sentido común para gozar del conocimiento y de la ciencia, de la vida en suma. Su paciencia conmigo es ya una buena y benigna muestra de sabiduría y buen hacer. Gracias por su atención y mucha suerte a todos ustedes en la vida.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Periodismo científico. Crear opiniones



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Bases del Periodismo Científico
El objetivo de este curso es establecer las bases mínimas para transformar al... [24/11/06]
2.347  
2. Periodismo policial, judicial y de investigación
Información, prensa y comunicación. Este trabajo sobre el periodismo policial,... [06/08/09]
1.053  
3. Medios impresos. Periodismo
La actividad periodística echa mano también de otros medios que le permiten llegar... [23/12/11]
12  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail