12.174 cursos gratis
8.742.511 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Periodismo científico. Crear opiniones

Autor: Mikel Orrantia Diez
Curso:
10/10 (2 opiniones) |572 alumnos|Fecha publicaciýn: 26/06/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 4:

 Comunicación. Objetivo y efectos

Mecanismos

La comunicación tiene dos tipos de objetivos para un sujeto. El objetivo primario consiste en modificar el estado del destinatario, sea además el estado cognitivo (el saber), sea el estado afectivo, sean las disposiciones a la acción y la acción en ella misma. Vemos que los actos de enseñanza (por ejemplo, la enseñanza programada), así como los de persuasión (publicidad, propaganda), tienen aquí interés. Podemos hablar entonces de comunicación instrumental (L. Festinger, 1953) o aloplástica: modificadora de lo ajeno. El objetivo secundario consiste, en la relación con un destinatario actual, en usar instrumentos de comunicación (códigos, lenguajes) de manera consomatoria (Festinger), expresiva o autoplástica, independientemente de toda consideración de efecto sobre otros (por ejemplo, en el sueño o la reflexión). La comunicación autoplástica es capital, especialmente por su asociación permanente con la comunicación aloplástica en el curso mismo de la elaboración del discurso.

Nos limitaremos a hacer una apreciación de los numerosos trabajos experimentales sobre la persuasión, tema privilegiado por la práctica social. El proceso de persuasión depende de las variables usuales ligadas al esquema de la comunicación y a todos sus elementos. Es banal manifestar que la credibilidad del emisor (prestigio, competencia supuesta...) es eficaz. Lo es menos el creer que existe un efecto adormecedor (sleeper effect, G. I. Hovland y W. Weiss, 1951) que muestra que los beneficios y handicaps debidos a las diferencias de credibilidad tienden a desaparecer con el tiempo, terminando el mensaje por tener un efecto autónomo.

En lo que respecta a la estructura del mensaje, el punto más importante es sin duda el de la argumentación, unilateral o no. ¿Es la argumentación más eficaz cuando tiene en cuenta explícitamente la argumentación adversa? Partidas de estudios realizados sobre la moral de los soldados en tiempo de guerra (Hovland y otros, 1949) concluyen con W. J. McGuire (1961) que la teoría de la vacunación, contra las objeciones habitualmente imprevistas, la puesta en presencia de objeciones dosificadas parecen crear un estado de defensa o de vigilancia que transforma los argumentos positivos, ellos mismos más eficaces, y previene el efecto de objeciones más extensas. La iniciativa del receptor en la elección de los mensajes que desea recibir ha sido estudiada en la perspectiva de la teoría de la disonancia cognitiva (L. Festinger, 1957). Por ejemplo, parece que el sujeto, después de una decisión, sea puesto en estado de tensión por el mismo hecho de su elección, y persiga la información concerniente a la opción contenida.

Difusión

Habiendo elegido subrayar los trabajos experimentales, queda por mencionar la comunicación y la difusión masivas. La articulación de este campo con el precedente podría encontrarse en el tipo de experiencias que hace aparecer la evolución de la comunicación en función de la talla de los grupos (E. J. Thomas y C. F. Fink, 1963). A medida que el grupo crece (de dos a siete personas), también crece la desigualdad de participación: el grupo se concentra o se lateraliza. Sabemos los efectos de la lateralización (H. Leavitt, 1952; R. Pagès, 1966), en tanto en cuanto atenúa o suprime la retroacción reguladora del receptor hacia el emisor.

En resumen, se constituyen para la gran difusión ciertas modalidades de retroacción cuyas encuestas sociológicas son una parte esencial de ellas mismas. Queda que la propia gestión de la difusión está en vías de concentración rápida a la escala de los Estados Unidos y de aquel lado. El verdadero correctivo es que el mensaje central se difunde sobre grupos ya estructurados y encuadrados cuyas iniciativas de información o de persuasión circulan ellas mismas de cerca en cerca. Hemos librado la hipótesis de que este modo de circulación re s p o n d í a a una ley de tipo "gravitacional", tal que el número de comunicaciones entre dos grupos es inversamente pro p o rcional a la distancia y directamente a las poblaciones de los grupos, de las ciudades por ejemplo (cf. G. K. Zipf, 1 9 4 6 ) .

La novedad que concierne a la comunicación es quizá menos su papel social que la visibilidad de este papel, ligada a la mecanización y a la especialización de sectores del trabajo correspondientes. La psicología social, tiende a considerar que los mecanismos de interacción demoran la base de toda explicación, incluyendo la constitución de los códigos liguísticos u otros. ¿Está este punto de vista en contradicción con la multiplicación de los intermediarios mecánicos y con el carácter concentrado y cada vez más colectivo de los emisores sociales de comunicación?

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Periodismo científico. Crear opiniones



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Bases del Periodismo Científico
El objetivo de este curso es establecer las bases mínimas para transformar al... [24/11/06]
2.347  
2. Periodismo policial, judicial y de investigación
Información, prensa y comunicación. Este trabajo sobre el periodismo policial,... [06/08/09]
1.053  
3. Medios impresos. Periodismo
La actividad periodística echa mano también de otros medios que le permiten llegar... [23/12/11]
12  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail