12.176 cursos gratis
8.741.921 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La paz y el nuevo orden mundial

Autor: Jesús González García
Curso:
10/10 (1 opinión) |435 alumnos|Fecha publicación: 27/02/2008
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 Selección de las charlas de Abdul-Bahá sobre la paz

SELECCIÓN DE LAS CHARLAS DE 'ABDU'L-BAHÁ SOBRE LA PAZ

Hoy día el mundo de la humanidad se encuentra necesitado de unidad y reconciliación internacionales. Para establecer estos grandes principios fundamentales se necesita una fuerza propulsora. Es evidente que la unidad del mundo humano y la Paz Mayor no se pueden conseguir a través de medios materiales. No se pueden establecer mediante el poder político, pues los intereses políticos de las naciones son múltiples y las políticas de los pueblos son divergentes y están en conflicto. No se pueden conseguir mediante el poder racial o patriótico, pues éstos son poderes humanos, egoístas y débiles. La naturaleza misma de las diferencias raciales y los prejuicios patrióticos impide la realización de esta unidad y acuerdo. En consecuencia, es evidente que la promoción de la unidad del reino de la humanidad, que es la esencia de las enseñanzas de todas las Manifestaciones de Dios, es imposible excepto a través del poder divino y el aliento del Espíritu Santo. Los otros poderes son demasiado débiles y no pueden conseguirlo.27

Rezaremos para que se pueda izar la bandera de la paz internacional y se consiga y realice la unidad del mundo de la humanidad. Todo esto se hace posible y practicable mediante vuestros esfuerzos. Que esta democracia americana sea la primera nación en establecer la base del acuerdo internacional. Que sea la primera nación en proclamar la universalidad de la humanidad. Que sea la primera en elevar el estandarte de la Paz Mayor y, mediante esta nación de democracia, que estas instituciones e intenciones filantrópicas se extiendan por todo el mundo. En verdad, ésta es una gran nación respetada. Aquí la libertad ha alcanzado su más alto grado. Las intenciones de sus pueblos son dignas de la máxima alabanza. Efectivamente, son dignos de ser los primeros en construir el Tabernáculo de la Paz Mayor y proclamar la unidad de la humanidad. Suplicaré a Dios pidiendo asistencia y confirmación para vosotros.28

Hoy la mayor necesidad del mundo de la humanidad es el cese de los malentendidos existentes entre las naciones. Esto se puede conseguir mediante la unidad de lenguaje. A menos que se consiga la unidad de lenguas, no se puede establecer y organizar eficazmente la Paz Mayor y la unidad del mundo humano, porque la función de la lengua es comunicar los misterios y secretos de los corazones humanos. El corazón es como una caja y la lengua es la llave. Solamente usando la llave podemos abrir la caja y observar las gemas que contiene. Por ello, el tema de un idioma internacional auxiliar es de máxima importancia... Es mi esperanza que se pueda perfeccionar mediante los dones de Dios y que se seleccionen hombres inteligentes de los diversos países del mundo para organizar un congreso internacional cuyo propósito principal sea la promoción de este medio de comunicación universal.29

... Debido a que encuentro a la nación americana tan capacitada y a este Gobierno el más justo de los Gobiernos occidentales, a sus instituciones superiores a las demás, mi deseo y esperanza es que se ice en este continente primero la bandera de la reconciliación internacional y se despliegue aquí el estandarte de la Paz Mayor. Que el pueblo americano y su Gobierno se unan en sus esfuerzos con el fin de que amanezca esta luz desde este punto y se extienda a todas las regiones, pues ésta es una de las mayores dádivas de Dios. Con el fin de que América aproveche esta oportunidad, ruego que os esforcéis y recéis con alma y corazón, dedicando todas vuestras energías a este objetivo: que la bandera de la paz internacional se eleve aquí y que esta democracia sea la causa del cese de la guerra en todos los demás países.30
En edades pasadas de la humanidad ha sido defectuosa e ineficaz porque ha estado incompleta. La guerra y sus estragos han arruinado al mundo; la educación de la mujer será un potente paso hacia su abolición y cese, pues ella empleará toda su influencia contra la guerra. La mujer cría al niño y educa al joven hasta la madurez. Ella rehusará entregar sus hijos para ser sacrificados en el campo de batalla. En verdad, ella será el mayor factor en el establecimiento de la paz universal y el arbitraje internacional. Sin duda, la mujer abolirá la guerra de la humanidad.31

Todos sabemos que la paz internacional es buena, que conduce al bienestar de la humanidad y a la gloria del hombre, pero son necesarias la voluntad y la acción antes de poder establecerla. La acción es esencial. Debido a que este siglo es un siglo de luz, le ha sido conferida la capacidad de acción a la humanidad. Necesariamente se esparcirán los principios divinos entre los hombres hasta que llegue la hora de la acción. Sin duda esto ha sido así, y verdaderamente la hora y las condiciones están maduras para la acción ahora.32

Esto ha ocurrido. Los poderes de la tierra no pueden resistir los privilegios y dádivas que Dios ha ordenado para este siglo grande y glorioso. Es una necesidad y una exigencia de la época... Que este siglo sea el sol de los siglos anteriores y su resplandor dure para siempre, para que en los tiempos venideros glorifiquen el siglo veinte diciendo que el siglo veinte fue el siglo de las luces, el siglo veinte fue el siglo de la vida, el siglo veinte fue el siglo de la paz internacional, el siglo veinte fue el siglo de las dádivas divinas, y el siglo veinte ha dejado huellas que durarán para siempre.33

El tema más importante de este día es la paz y el arbitraje internacionales, y la paz universal es imposible sin el sufragio universal. Los niños son educados por las mujeres. La madre soporta las preocupaciones y problemas de criar al niño, sufre la dificultad de su nacimiento y formación. En consecuencia, es muy difícil que las madres envíen a los campos de batalla a aquellos sobre los que han derrochado tanto amor y cuidado. Considerad un hijo criado y formado durante veinte años por una madre devota. ¡Cuántas noches en vela y días de angustia sin descanso ha pasado! Habiéndole llevado con éxito a través de peligros y dificultades a la edad de la madurez, ¡qué angustioso entonces sacrificarlo en el campo de batalla! En consecuencia, las madres no darán su aprobación a la guerra ni estarán satisfechas con ella. Así ocurrirá que cuando las mujeres participen plena e igualmente en los asuntos del mundo, cuando entren con confianza y capacidad en el gran campo de las leyes y la política, cesará la guerra; pues la mujer será su obstáculo e impedimento. Esto es indudablemente verdad.34

Acaba de amanecer el siglo veinte, brillante y glorioso, y la dádiva divina se irradia universalmente...
... En verdad, éste se puede llamar el milagro de los siglos, pues está repleto de manifestaciones de lo milagroso. Ha llegado la hora en que toda la humanidad será unificada, en que todas las razas serán leales a una misma patria, todas las religiones se convertirán en una religión y desaparecerá el prejuicio racial y religioso. Éste es el día en que la unidad de la humanidad elevará su estandarte y la paz universal, como una verdadera mañana, inundará al mundo con su luz.35

Él promulgó la adopción del mismo programa educativo para el hombre y la mujer. Las hijas y los hijos deben seguir el mismo programa de estudios, promoviéndose así la unidad de los sexos. Cuando toda la humanidad reciba la misma oportunidad de educación y se alcance la igualdad de hombres y mujeres, las bases de la guerra quedarán completamente destruidas. Sin igualdad esto será imposible, porque toda distinción y diferencia conduce a la discordia y la lucha. La igualdad entre los hombres y mujeres conduce a la abolición de la guerra debido a que las mujeres nunca estarán dispuestas a autorizarla. Las madres no sacrificarán a sus hijos en el campo de batalla después de veinte años de angustia y cariñosa devoción dedicados a formarlos desde la infancia, no importa qué causa se les llame a defender. No hay duda de que cuando las mujeres obtengan la igualdad de derechos, cesará por completo la guerra entre la humanidad.36

El mundo se encuentra desesperadamente necesitado de paz internacional. Hasta que se establezca, la humanidad no alcanzará la calma y la tranquilidad. Es necesario que las naciones y los Gobiernos organicen un tribunal internacional al que referir todas sus disputas y diferencias. La decisión de este tribunal será final. La controversia individual será juzgada por un tribunal local. Las cuestiones internacionales se llevarán ante el tribunal internacional y así desaparecerá la causa de la guerra.37

Encuentro a estas dos grandes naciones americanas (los Estados Unidos y Canadá) muy capaces y avanzadas... es mi deseo que estas naciones respetadas se conviertan en factores decisivos del establecimiento de la paz internacional y la unidad del género humano...38

El mundo de la humanidad posee dos alas: el varón y la mujer. Mientras estas dos alas no sean equivalentes en fuerza, no volará el pájaro. No se conseguirán logros extraordinarios para la humanidad hasta que el mundo de la mujer alcance el mismo grado que el hombre, hasta que tenga el mismo campo de actividad; la humanidad no puede remontar su vuelo hacia las alturas de verdaderos logros. Cuando las dos alas o partes tengan fuerza equivalente y disfruten de las mismas prerrogativas, el vuelo del hombre será sumamente elevado y extraordinario. De esta manera, imbuidas de las mismas virtudes que el hombre, elevándose por todos los grados de los hombres, las mujeres llegarán al mismo nivel que los hombres; mientras no se establezca esta igualdad, no se facilitará el verdadero progreso y logro de la raza humana.
Las razones evidentes que subyacen en esto son las siguientes: la mujer se opone a la guerra por naturaleza; es una defensora de la paz. Las que crían y educan a sus hijos son las madres, quienes les dan los primeros principios de educación y trabajan asiduamente por ellos. Considerad, por ejemplo, una madre que ha formado a su hijo durante veinte años hasta la edad de la madurez. Sin duda ella no dará su consentimiento para que lo despedacen y lo maten en el campo de batalla. En consecuencia, a medida que la mujer avance hacia el grado del hombre en poder y privilegio, con derecho al voto y control en el Gobierno humano, sin duda cesará la guerra; pues la mujer es naturalmente la más devota y firme defensora de la paz internacional.39

Un Tribunal Supremo deberá ser elegido por los pueblos y los Gobiernos de cada nación, donde los miembros de cada país y Gobierno se reunirán en perfecta unidad. Todos los conflictos deberán ser presentados ante este Tribunal, cuya misión será evitar la guerra.40

Deberá establecerse un Tribunal Supremo por los pueblos y Gobiernos de todas las naciones, compuesto por miembros de cada país y de cada Gobierno. Los miembros de este Gran Consejo deberán congregarse en unidad. Todas las disputas de carácter internacional deberán ser presentadas ante esta Corte, siendo su trabajo el de resolver por arbitraje todo lo que pudiera ocasionar la guerra. La misión de este Tribunal sería la de evitar la guerra.41

"En cuanto a la cuestión del desarme, todas las naciones deben desarmarse al mismo tiempo. No servirá en absoluto (y no es lo que se propone) que algunas naciones abandonen sus armas, mientras que otras, sus vecinas, permanezcan armadas. La paz del mundo se tiene que establecer mediante el acuerdo internacional. Todas las naciones deben ponerse de acuerdo para desarmarse simultáneamente... Ninguna nación puede seguir una política de paz mientras que su país vecino siga siendo guerrero... No hay ninguna justicia en eso. Nadie soñaría con sugerir que se pudiera conseguir la paz del mundo mediante una línea de acción semejante. Se tiene que conseguir mediante un acuerdo global e internacional y de ninguna otra manera"...
"Es necesario", continuó, "que haya una acción continua en cualquier proyecto de desarme. Todos los Gobiernos del mundo deben transformar sus buques de guerra y maquinaria bélica en barcos mercantes. Pero ninguna nación puede comenzar por sí sola una política semejante, y sería una locura si una potencia intentara hacerlo... simplemente atraería la destrucción"...
"¿Existen signos de que se establecerá la paz permanente del mundo en un período de tiempo más o menos razonable?", le preguntaron a 'Abdu'l-Bahá.
"Se establecerá en este siglo", contestó. "Será universal en el siglo veinte. Todas las naciones serán forzadas hacia ello".
"¿Provocado por presiones económicas?"
"Sí; las naciones serán forzadas a firmar la paz y a ponerse de acuerdo sobre la abolición de la guerra. Las terribles cargas de impuestos para la guerra llegarán a superar lo que el hombre puede soportar"...
"No", dijo 'Abdu'l-Bahá en conclusión; "repito, ninguna nación puede desarmarse en estas circunstancias". El desarme llegará sin duda, pero tiene que venir, y vendrá, por el consentimiento universal de las naciones de la tierra. Mediante el acuerdo internacional abandonarán sus armas y se inaugurará la gran era de la paz".
"De ésta y de ninguna otra manera puede establecerse la paz en la tierra".42

Una vez que se establezca el Parlamento del Hombre y se organicen sus partes constituyentes, los Gobiernos del mundo, habiendo firmado un convenio de amistad eterna, no tendrán ninguna necesidad de mantener en activo grandes ejércitos y marina de guerra. Todo lo necesario serán algunos batallones para preservar el orden interno, y una Policía Internacional para mantener libres las vías marinas. Entonces estas grandes sumas de dinero se desviarán a otros canales más útiles, desaparecerá la pobreza, aumentará el conocimiento, los poetas y compositores cantarán las victorias de la Paz, el conocimiento mejorará las condiciones y la humanidad se mecerá en la cuna de la felicidad y bendición. Entonces, sea el Gobierno constitucional o republicano, monarquía hereditaria o democracia, los líderes dedicarán su tiempo a la prosperidad de sus naciones, a la legislación de leyes justas y sensatas y a fomentar relaciones más estrechas y amistosas con sus vecinos de esta manera el mundo de la humanidad se convertirá en un espejo que reflejará las virtudes y atributos del Reino de Dios.
... Mediante un acuerdo general, todos los Gobiernos del mundo deben desarmarse simultáneamente... No servirá si uno abandona las armas y otro se niega a hacerlo. Las naciones del mundo deben ponerse de acuerdo sobre este tema de suprema importancia, de manera que puedan abandonar juntos las armas mortales de matanza humana. Mientras una nación siga aumentando su presupuesto militar y naval, otra nación se verá forzada hacia esta loca competición debido a sus supuestos intereses naturales...
Ahora bien, el tema del desarme tiene que ser puesto en práctica por todas las naciones, no sólo por una o dos. En consecuencia, los defensores de la paz deben esforzarse día y noche para que la opinión pública alcance una posición firme y permanente y aumente cada día el ejército de la Paz Internacional, se consiga el desarme completo y ondee la Bandera de la Reconciliación Universal en la cima de las montañas de la tierra.
... Los ideales de la paz se tienen que nutrir y extender por los habitantes del mundo; debe instruirse en la escuela sobre la Paz y los males de la guerra. Primero: Las financieras y los bancos deben desistir de prestar dinero a cualquier Gobierno que proyecte librar una guerra injusta contra una nación inocente. Segundo: Los presidentes y directivos de los ferrocarriles y compañías navales deben negarse a transportar municiones de guerra, máquinas infernales, rifles, cañones y pólvora de un país a otro. Tercero: Los soldados, mediante sus representantes, deben solicitar a los ministros de Guerra, los políticos, los congresistas y los generales que expongan en lenguaje claro e inteligible las razones y las causas que les han llevado al borde de semejante calamidad nacional. Los soldados deben exigir esto como una de sus prerrogativas. "Demuéstrennos", deben decir, "que ésta es una guerra justa y entonces acudiremos al campo de batalla, de lo contrario no daremos ni un solo paso... Salgan de sus escondrijos, entren en el campo de batalla si les gusta atacarse el uno al otro, y despedácense si desean alarde de sus supuestas contiendas. La discordia y el odio son entre ustedes; ¿por qué nos hacen a nosotros, que somos inocentes, partícipes de ella? Si la lucha y el derramamiento de sangre son cosas buenas, entonces ¡condúzcannos al combate con su presencia!"
En resumen, hay que bloquear todo camino que produzca guerra y hacer avanzar las causas que la impiden para que el conflicto físico se convierta en una imposibilidad. Por otra parte, hay que delimitar cada país adecuadamente, marcar sus fronteras exactas, asegurar su integridad nacional, proteger su independencia permanente, y sus intereses vitales deben ser respetados por la familia de naciones. Estos servicios deberían ser realizados por una Comisión internacional imparcial. De esta manera desaparecerán todas las causas de fricción y diferencias. Y, en caso de que surjan algunas disputas entre ellos, podrían someterlas al arbitraje del Parlamento del Hombre, cuyos representantes deben ser elegidos de entre los hombres más prudentes y sensatos de todas las naciones de la tierra.43

Cada siglo tiene la solución de un problema predominante. A pesar de que haya muchos problemas, uno de los innumerables problemas será preponderante y se convertirá en el más importante de todos. (...) en este luminoso siglo la mayor dádiva del mundo de la humanidad es la Paz Universal, que se debe inaugurar, para que el reino de la creación alcance la calma, para que el Oriente y el Occidente (que abarcan los cinco continentes del globo) se puedan abrazar, para que la humanidad pueda descansar bajo la tienda de la unidad del mundo de la humanidad y ondee la bandera de la paz universal sobre todas las regiones...
Hoy día el verdadero deber de un rey poderoso es establecer una paz universal; pues verdaderamente significa la libertad de todos los pueblos del mundo. Algunas personas que son ignorantes del mundo de la verdadera humanidad y sus elevadas ambiciones para el bien general, consideran que tal gloriosa condición de vida es muy difícil, más bien imposible de conseguir. Pero no es así, en absoluto.44

¡Oh individuos de la humanidad!, encontrad medios para detener este derramamiento de sangre y matanza general. ¡Ésta es la hora designada! ¡Ahora es el momento oportuno! Levantaos, mostrad un esfuerzo, poned fuerza extraordinaria para enarbolar la Bandera de la Paz Universal y poner fin a la furia irresistible de este torrente violento que está provocando estragos y ruina por todas partes.45

"¿Mediante qué proceso", continuó el interlocutor, "se establecerá esta paz en la tierra? ¿Vendrá en seguida después de una declaración universal de la Verdad?"
"No, se establecerá gradualmente", dijo 'Abdu'l-Bahá. "Una planta que crece demasiado rápidamente sólo dura poco tiempo. ¡Vosotros sois mi familia", y miró a su alrededor con una sonrisa, "mis nuevos hijos! Si una familia vive en armonía, se obtienen grandes resultados. Ampliad el círculo; cuando una ciudad vive en íntimo acuerdo, seguirán mayores resultados, y un continente que está plenamente unido unirá de la misma manera a otros continentes. Entonces será el tiempo de los mayores resultados, pues todos los habitantes del mundo son nativos de una misma tierra".46

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a La paz y el nuevo orden mundial



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. El cine y la segunda guerra mundial. Historia
En este curso, haremos mención al efecto negativo que provocó la segunda guerra... [11/01/12]
8  
2. Globalización y orden jurídico
El sistema global, afirma Giddens, no es solo un entorno dentro del cual,... [16/08/07]
963  
3. Cómo prepararse para el año nuevo
Recibir un nuevo año es una oportunidad única que nos brinda un mundo de nuevas... [24/12/10]
198  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail