12.176 cursos gratis
8.741.198 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Parábolas de la Biblia. Salud emocional

Autor: VIKTOR CANDRO
Curso:
10/10 (5 opiniones) |3481 alumnos|Fecha publicación: 23/10/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 El deber del siervo

“¿Quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta ganado, al volver él del campo, luego le dice: Pasa, siéntate a la mesa? ¿No le dice más bien: Prepárame la cena, cíñete, y sírveme hasta que haya comido y bebido; y después de esto, come y bebe tú? ¿Acaso da gracias al siervo porque hizo lo que se le había mandado? Pienso que no. Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.”

Lucas 17. 7-10 

MOTIVACIÓN

Ser conscientes de que el servicio y nuestro comportamiento general en la vida, debe darse de la mejor manera posible, pues es lo que se espera de nosotros en Dios.

APROPIACIÓN ESPIRITUAL

Sentirse importante parece ser una necesidad interior de toda persona; sentirnos valorados, apreciados, incluso honrados, puede llegar a ser algo muy normal.

Sin embargo, algunas personas hacen de lo anterior algo patológico; desean aprobación, reconocimiento, valoración a toda costa. Estas personas llegan a sufrir cuando no reciben la ansiada alabanza o halago. Situación nada deseable en la vida personal, por supuesto, pues la mejor valoración y aprecio es el que sentimos por nosotros mismos; luego aprendemos que no todas las veces obtendremos cierto reconocimiento o valoración.

En lo que concierne al servicio a Dios, incluso a los demás, no es necesario que esperemos grandes reconocimientos, puesto que la ingratitud, la indiferencia, el rechazo… también forman parte de las relaciones interpersonales.

Cuando se espera de nosotros que hagamos algo o cumplamos con ciertos requisitos, y en caso positivo logramos hacerlo, ello debe constituir en sí nuestra recompensa ¡Era lo que se esperaba de nosotros! No debemos desproporcionar nuestros actos esperando reconocimiento o salvedad en cuanto hacemos. Si hemos cumplido, debe ser suficiente satisfacción por lo hecho. De allí en adelante cuanto logremos es ganancia.

De otra parte, no debemos olvidar nuestra indefensión; lo poco que podemos lograr si Dios no nos ayuda en nuestros proyectos y servicios. Podemos tener metas de largo alcance, pero muchas de ellas sólo en Dios encontrarán su realidad.

PRÁCTICA PERSONAL

Pensemos:

- Dios siempre espera que actuemos lo mejor posible y nos esforcemos adecuadamente.

- Es un gran premio hacer lo que se nos demanda realizar.

- Dios es fiel y justo para recompensar nuestras buenas obras.
 

Capítulo anterior - El crecimiento de la semilla

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Parábolas de la Biblia. Salud emocional



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Entendiendo La Biblia
Curso sencillo en el cual podrás entender la Doctrina básica del Cristianismo. [13/04/05]
6.766  
2. Las plantas en la Biblia
Muchas plantas las conocemos y otras tantas usamos en diferentes maneras: comemos... [25/06/08]
1.574  
3. Claves para interpretar la Biblia
La palabra interpretar en el idioma en que se escribió el Nuevo Testamento es... [14/04/05]
9.471  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail