12.170 cursos gratis
8.784.164 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Palpitaciones

Autor: Francisco Ramon Breijo Marquez
Curso:
9/10 (3 opiniones) |2370 alumnos|Fecha publicaciýn: 21/04/2005
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 6:

 Tratamiento

TERAPEUTICA
El manejo de los trastornos del ritmo representa uno de los principales problemas sobre los cuales no ha logrado establecerse un consenso por parte de los cardiólogos. Los medicamentos utilizados a la fecha para el manejo de las arritmias han sido clasificados con base en sus propiedades farmacocinéticas y electrofisiológicas ), lo que permite predecir, en cierto grado, sus efectos sobre el sistema de conducción miocárdico. Del mismo modo, la elección del medicamento debe estar basado en los mecanismos fisiopatológicos subyacentes en cada uno de los tipos de arritmia, para de esta manera lograr una corrección más "fisiológica" de dichas anomalías. El manejo de la mayoría de arritmia ventriculares y supraventriculares sostenidas debe correr a cargo del especialista o del Médico de Sevicio de Urgencias, dada la complejidad del proceso diagnóstico y terapéutico que este tipo de casos implica. Por lo demás, exige de parte del especialista el desarrollo de nuevas habilidades terapéuticas, por la actual tendencia al uso de ablación por radiofrecuencia como tratamiento de elección para el manejo de la mayoría de taquicardias supraventriculares, y de buena parte de las ventriculares.   Sin lugar a dudas las arritmias de más difícil manejo son la ectopia ventricular y auricular benignas, o el de aquellas asociadas a ritmo sinusal normal, entidades que son las diagnosticadas con más frecuencia en los estudios de monitorización ambulatoria La presencia de contracciones ventriculares prematuras y de taquicardia ventricular no sostenida, es también frecuente en pacientes sin alteraciones estructurales cardíacas de base. Dichas alteraciones no representan condiciones que pongan en peligro la vida del individuo, punto sobre el que hay que resaltar para tranquilizar al paciente.
Manejo farmacológico de las formas de arritmia de más frecuente presentación

Antes de iniciar cualquier medida farmacológica, es necesario estar seguro de que no existen alteraciones de tipo metabólico, IC congestiva, o procesos isquémicos agudos, ya que ellos contribuyen a potencializar los posibles efectos colaterales de dichos agentes farmacológicos. Por definición: "CUALQUIER FÁRMACO ANTIARRITMICO ES ARRITMOGENO". Los medicamentos antiarrítmicos se utilizan de preferencia con el fin de corregir un proceso arrítmico agudo, prevenir la recurrencia del mismo o el desarrollo de arritmias que pongan en peligro la vida del paciente, en aquellos individuos catalogados como de alto riesgo. Una buena proporción de los medicamentos disponibles para el manejo de los trastornos del ritmo tienen un estrecho margen terapéutico, dado su efecto proarrítmico.
En la gran mayoría de casos, el manejo inicial del paciente con arritmia sostenida es empírico, y las dosis adecuadas para cada individuo son determinadas, en buena medida, gracias a la respuesta terapéutica. En aquellos con arritmia incesante, el fármaco elegido debe administrarse hasta lograr normalizar el ritmo.   · Taquicardia sinusal


Es una taquiarritmia muy común, en la cual el marcapaso sigue siendo el nodo sinusal, pero con frecuencia cardíaca entre 1100 a 160 latidos/min. Es en general respuesta del organismo ante la necesidad de elevar el gasto cardíaco. Es también común en pacientes con infarto agudo del miocardio, insuficiencia cardíaca congestiva con hipotensión y shock (signo de mal pronóstico), pacientes con ansiedad y dolor, fiebre, hipoxemia, anemia, estados hipovolémicos, individuos con embolía pulmonar o hipertiroidismo entre otros. El tratamiento primario es el manejo de la enfermedad de base.

·
Fibrilación auricular(ACxFA)

Este tipo de arritmia es una de las más frecuentes y puede ser vista en individuos sanos ldespués de intoxicación alcohólica, durante estrés emocional intenso o post-cirugía. Así mismo afecta a individuos con enfermedad cardiovascular o pulmonar de base que sufre descompensación de su cuadro, razón por la cual es importante tratar primero la condición subyacente antes que la propia fibrilación.(O, al menos, al mismo tiempo).
También frecuente en pacientes con enfermedad valvular reumática, pacientes mayores de 30 años con comunicación interauricular, individuos con tirotoxicosis, infarto agudo del miocardio y en ocasiones en pacientes sanos.
En los sujetos con compromiso hemodinámico importante, el tratamiento inicial es cardioversión eléctrica. (Ver tratamiento de Fibrilación ventricular en www.coeduca.com. del autor).  Si el paciente está estable ha de intentarse la reducción de la tasa de respuesta ventricular mediante el uso de beta-bloqueantes o de antagonistas de los canales de calcio los cuales prolongan el período refractario del nodo AV.

Cuando se sospeche aumento del tono simpático con hipersecreción de catecolaminas, el manejo de elección son entonces los beta-bloqueantes, aunque está muy discutido; en España y paises Anglo-sajones se prefiere utilizar como de elección la Flecainida si es menor de 50 años ó la Amiodarona si es mayor de esa edad. El Ibutilide está dando resultados muy esperanzadores. Los digitálicos no son muy empleados en estos casos dado su prolongado período de latencia y mayor toxicidad.
Despues de incrementar la refractariedad del nodo AV puede procederse a la conversión a ritmo sinusal mediante el uso de medicamentos como la quinidina, flecainida u otros medicamentos del subgrupo IC. Si el tratamiento no es efectivo dentro de las primeras 24 horas, debe procederse a defibrilar al paciente si éste no responde a cardioversión farmacologica---> 50-50-100 Julios.
Si la fibrilación tiene una evolución mayor de 48 horas, es aconsejable proceder a anticoagular al paciente, al menos dos semanas antes de intentar la cardioversióno eléctrica, con el fin de reducir la posibilidad de embolización sistémica y mantener dicha anticoagulación durante 4 semanas, siempre en rango INR de 2-3.

En los pacientes con lesiones valvulares u otras miocardiopatías de base, es difícil retornar a ritmo sinusal, razón por la cual el objetivo primario del tratamiento debe ser la disminución de la respuesta ventricular, aunque como se dice en términos prosaicos: "todo el mundo tiene derecho al chispazo".
Flecainide, amiodarona o fármacos semejantes a quinidina son utilizados con el fin de prevenir la recurrencia de los episodios. No obstante, en pacientes con alta probabilidad de recurrencia o refractarios al manejo farmacológico o eléctrico, es mejor el uso de beta-bloqueadores, calcioantagonistas o digitálicos.

·
Flutter auricular

El manejo de elección es la cardioversión eléctrica de preferencia con alta energía, con el fin de prevenir la aparición de fibrilación auricular. Si el paciente está estable puede intentarse primero disminuir la tasa de respuesta ventricular mediante el empleo de beta-bloqueantes, calcioantagonistas o digitálicos.
Quinidina y sus análogos, flecainide, propafenona y amiodarona son útiles para prevenir tanto la fibrilación como el flutter auricular. En la actualidad, el tratamiento de elección es la Ibutilida ANTES que la cardioversión electrica.


· Taquicardia supraventricular paroxística

Hasta 90% de casos son secundarios a reentrada de estímulos al nodo AV, la cual es la más común de las presentaciones de taquicardias supraventriculares, en especial entre mujeres, originándose por lo regular por prolongación del intervalo PR secundaria a marcado retraso en la conducción en el nodo AV. Normalmente se presenta como complejos QRS estrechos y regulares a frecuencias entre 150 a 250 latidos/min.
Este tipo de arritmia puede llevar a síncope y fallo cardíaco dependiendo de la duración e intensidad de la taquicardia.
En pacientes sin hipotensión la realización de maniobras vagales, tales como el masaje del seno carotídeo, acaba en 50% de los casos con el proceso arrítmico. En aquellos con hipotensión, el solo uso cuidadoso de fenilefrina puede favorecer la terminación de la arritmia, o también utilizandola de manera conjunta con masaje del seno.
Si lo anterior falla ha de intentarse cardiovertir al paciente mediante el uso de verapamilo (2.5 a 10 mg IV) o adenosina (6 a 12 mg IV), siendo esta última preferible dada su corta vida media con lo cual disminuye la posibilidad de toxicidad medicamentosa.
Una segunda línea de tratamiento son los beta-bloqueantes.
Si no hay respuesta adecuada al manejo farmacológico o si el proceso es recurrente, está indicada la colocación de marcapasos ó Ablación por Radiofrecuencia.

Capýtulo anterior - Evaluación

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Palpitaciones



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Cómo adelgazar comiendo
Con frecuencia fracasamos en el intento de reducir nuestro exceso de peso, y eso... [15/03/02]
474.841  
2. Cómo eliminar el estrés con la dieta
El estrés y la ansiedad afectan más que ninguna otra cosa a la calidad y el éxito... [19/03/02]
138.395  
3. Mejora tu salud a través de la respiración
La respiración es un hecho automático que realizamos sin pensar. Por ello, no le... [04/04/02]
57.177  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail