12.176 cursos gratis
8.741.757 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Las olimpiadas de Atenas 2004

Autor: mailxmail
Curso:
8,79/10 (83 opiniones) |1869 alumnos|Fecha publicaciýn: 05/08/2004

Capýtulo 6:

 Características de otras ediciones - Berlín, Londres y Helsinki

Continuamos hablando de las anteriores ediciones.

Berlín 1936: estos Juegos fueron los últimos antes de la Segunda Guerra Mundial y fueron solicitados por la República de Weimar eb 1932. Berlín derrotó a Barcelona por 39 a 19 votos. Sin embargo, el C.O.I. no se dio cuenta de que Adolf Hitler ascendería al poder en Alemania en 1933. Esto hizo que el espíritu deportivo de este evento se convirtiera en un elemento de propaganda. Sin embargo, fueron considerados los mejores Juegos Olímpicos ya que el propio dictador ordenó que saliera todo a la perfección. El fuego de la antorcha llegó por primera vez desde Olimpia, en Grecia. Para recorrer los 3.076 kilómetros, fue necesaria la ayuda de 3.300 relevistas. El estadounidense Jesse Owens fue la gran estrella de esta Olimpiada. Owens arrasó en las pruebas de velocidad y fue la estrella de ‘Dioses del estadio’, la primera película documental de unos Juegos y que dirigió Leni Riefenstahl. Este fue el primer film olímpico y esta experiencia no se repetiría hasta los Juegos de Helsinki en 1952.

Londres 1948: después de la muerte del barón de Coubertin en 1937 y de su sucesor en el C.O.I., Baillet-Latour en 1942, se eligió al sueco Sigfrid Edström de 80 años. Se comenta que fue todo un acierto ya que Suecia se mantuvo al margen de toda la contienda (Segunda Guerra Mundial).

Edström organizó una primera reunión oficial del C.O.I. Londres’48 salió adelante aunque Italia se convirtió en la única nación del Eje admitida en la capital inglesa. Tres años después de concluir la guerra no parecía, pese a los intentos del C.O.I., muy recomendable que Alemania y Japón compitieran en una de las ciudades más devastadas por los aviones nazis. La U.R.S.S., por su parte, no participó pese a que no se boicoteó su presencia. China e Israel si estuvieron en Londres’48. El gigante asiático lo hizo por última vez en muchos años, poco meses antes de la ascensión al poder de Mao. Pese a todos los problemas, Londres’48 batió el récord de naciones participantes, con un total de 59. El número de atletas ascendió a 4.468, de los cuales 385 eran mujeres. Y un dato curioso, por primera vez la ceremonia de inauguración fue transmitida en directo por televisión. Como era de esperar, los Juegos fueron bastante pobres en cuanto a marcas. La guerra y los doce años de paréntesis fueron letales. Algunos atletas habían perdido sus mejores años de competición. Otros, cayeron en el frente. Los más afortunados, por su parte, no encontraron las condiciones necesarias para prepararse. Así las cosas, sólo se batieron diez récords olímpicos en las pruebas sobre la pista de ceniza. Se salvó de la quema la holandesa de 30 años Francine Blankers-Koen, que emuló a Jesse Owens y se hizo con el oro en cuatro pruebas, los 100 y 200 metros lisos, los 80 metros vallas y el relevo 4x100.

Helsinki 1952: estos Juegos, los segundos tras la guerra, significaron un soplo de aire fresco. De hecho fueron unos Juegos trascendentales en la historia del olimpismo. La capital finesa ya había solictado los Juegos en 1940, pero se los arrebató Londres. Con muchas ganas, Helsinki organizó la competición doce años después lejos de las rencillas producto de la II Guerra Mundial y de la disputa entre los dos bloques por el conflicto de Corea. De hecho, la U.R.S.S., como tal, regresó al movimiento olímpico tras haberlo hecho por última vez en 1912. Alemania también compitió en Helsinki, pero lo hizo con dos selecciones, una reprensentando a la zona oeste de la nación y otra con atletas de la región del Sarre. La Alemania comunista, la R.D.A., no estuvo en Helsinki’52. La cordialidad entre bloques se forjó muy pronto. Pese a que los soviéticos decidieron alojarse en la zona báltica de Otaniemi, lejos de la villa olímpica, los deportistas hicieron honor a su nombre. Así, cuando un estadounidense ganó la prueba de pértiga, los otros dos integrantes del podio, soviéticos, se abalanzaron hacia él para felicitarle por el triunfo. Este compañerismo y la buena predisposición del entendido público finés relanzaron los Juegos y se habló sólo de deporte. Helsinki’52 también sirvió para desagraviar a unos de los mejores atletas de todos los tiempos, Paavo Nurmi. Este fondista había sido descalificado en 1932 por presunto profesionalismo. De esta manera no pudo correr el maratón de Los Angeles. En la capital de su país, Nurmi fue el encargado de dar el penúltimo relevo antes de que Hannes Kokehmainen encendiera el pebetero con el fuego sagrado olímpico. El aplauso de los 70.000 aficionados, ante la vuelta de Nurmi, fue de los que compensan cualquier medalla. Y la cara de los miembros del C.O.I., que desconocían el nombre de los últimos relevistas, también. España no tuvo fortuna en estos Juegos. Los nuestros sólo lograron una medalla y fue para un policia, que después de pagarse de su bolsillo el viaje, logró el bronce en pistola libre desde 50 metros.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Las olimpiadas de Atenas 2004



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Introducción al Yoga
Reunimos en este curso compacto de YOGA cuatro ejercicios específicos para... [20/03/02]
117.166  
2. Cómo ser un buen profesor deportivo
Ser profesor, a simple vista, puede resultar una tarea divertada y fácil de hacer... [17/01/03]
5.844  
3. Lecciones básicas de navegación a vela
Durante el verano y ante las altas temperaturas, los deportes acuáticos son la... [11/03/03]
43.875  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail