12.185 cursos gratis
8.411.274 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Observación e identificación de aves

Autor: Ana Victoria
Curso:
8,76/10 (59 opiniones) |49134 alumnos|Fecha publicación: 05/11/2004
Envía un mensaje al autor

Capítulo 44:

 Parasitismo: intrusos en el nido

En general, las aves son un ejemplo de buenos padres. Sin embargo, existen especies a las que se les denomina parásitos de nidos y que son una excepción a esa regla pues ponen sus huevos en los nidos de otras aves y nunca más vuelven a preocuparse por sus crías. Ejemplos de parásitos son los vaqueros ojirrojos (Molothrus aeneus) y ciertos pájaros cucú como el cuclillo listado (Tapera naevia), los cuales dependen de otras especies para que críen su descendencia. El parasitismo afecta negativamente las poblaciones de las aves parasitadas. Algunas de las "víctimas" más frecuentes de los parásitos son los emberízidos (gorriones, pinzones, finches...). Hay parásitos que tienen una amplia variedad de hospedadores; mientras que otros son más específicos y solo parasitan a una especie particular.

Algunas aves ponen huevos en nidos de otros individuos de la misma especie además de los puestos en el nido propio; a esto se le denomina intraparasitismo. Esto es muy común entre las aves, especialmente en las acuáticas como zambullidores y gaviotas, así como en palomas y aves canoras. Este comportamiento es más probable cuando hay pocos sitios donde anidar y una gran densidad de población. Esto, por supuesto, no favorece en nada al padre engañado, el cual debe repartir la comida entre su prole y el o los intrusos. De ahí que es importante vigilar el nido para evitar que en un descuido aparezca de pronto un huevo más.

En las familias Cuculidae e Icteridae existen miembros que son considerados parásitos obligados (como el cuclillo listado y el vaquero ojirrojo que ya mencionamos previamente). Esto quiere decir que no construyen nidos ni cuidan sus propias crías. En cambio, dependen de otras especies para que críen y cuiden a sus polluelos. Las aves parásitas de nidos ponen sus huevos en varios nidos y disminuyen así las probabilidades de que un depredador elimine a toda su progenie.

La hembra parásita aprovecha el menor descuido para remover algunos o todos los huevos del nido del hospedador y dejar los suyos rápidamente. Además, sus pichones suelen ser más grandes, así que la madre suele alimentarlos a ellos primero, descuidando a los propios. Los pichones parásitos son agresivos y en ocasiones lanzan a sus "hermanastros" del nido o los matan.

Esta forma de reproducción permite a los parásitos tener gran número de descendientes en poco tiempo y con poco gasto de energía.

Es impresionante observar a una cría de un pájaro cucú siendo alimentada por un padre "adoptivo" muchísimo más pequeño en tamaño. En este momento probablemente usted estará pensando: ¡pero qué ave hospedadora más tonta!; ¿qué, acaso no sabe reconocer a sus propias crías?. No piense tan severamente; lo que sucede es que los parásitos han desarrollado, a lo largo de su historia evolutiva, varias características que "despistan" a los hospedadores; por ejemplo, sonidos y marcas en el pico.   Se supone que la acción de abrir el pico induce a los padres a alimentar a sus polluelos, pues los patrones de coloración del interior del pico de las aves son clave para el reconocimiento de la descendencia. El interior del pico de las crías parásitas por lo general tiene patrones de color similares a los de la especie parasitada. En otros casos, los huevos de los parásitos son muy parecidos tanto en forma como en tamaño a los de la especie parasitada.

Además, a veces las aves hospedadoras sí reconocen los huevos parásitos y los eliminan exitosamente. Cuando algunas aves descubren que su nido ha sido parasitado, lo abandonan o lo cubren con más material y comienzan a poner huevos nuevamente.Varios ornitólogos creen que en determinados casos no destruyen los huevos de los parásitos porque podrían dañar sus propios huevos o porque los huevos de los parásitos son tan duros que no los pueden romper con el pico.

Un gran número de aves parásitas habita en lugares abiertos. Con el incremento de la deforestación, también aumenta la población de esos animales.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Observación e identificación de aves


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Las aves
Cada vez son más las personas que deciden tener un pájaro, en lugar de un gato o un... [03/11/03]
22.141  
2. Cómo crear nidos para pájaros (aves). Ideas prácticas
Si a usted le gustan los pajaritos que hay en el árbol de su jardín, o tiene uno... [27/02/12]
9  
3. Avicultura. Centro de producción de aves. Explotación avícola
Pollos, gallinas... La avicultura es una industria altamente especializada y... [18/08/09]
23.392  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Animales? ¡Son gratis!