12.185 cursos gratis
8.411.205 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Observación e identificación de aves

Autor: Ana Victoria
Curso:
8,76/10 (59 opiniones) |49134 alumnos|Fecha publicación: 05/11/2004
Envía un mensaje al autor

Capítulo 52:

 ¿Cómo dijo que se llamaba?

En las guías de campo también vienen nombres científicos en latín. En América Latina las aves no poseen un nombre estandarizado en español. Así, al ave que en las guías escritas en inglés se denomina rose-breasted grosbeak, recibe el nombre de picogordo pechirrojo en España y de calandria en Costa Rica. En latín, esa ave se denomina Pheucticus ludovicianus. El nombre en latín contribuye a que haya entendimiento entre observadores de aves de todos los países. Aunque usted no lo crea, dos aparentemente apacibles aficionados a la observación de las aves pueden enfrascarse en una fuerte discusión en torno a la identidad de un inocente pájaro. Una disputa de este tipo se evita si los observadores emplean el nombre científico del ave, pues es el mismo en cualquier país del mundo.

Los nombres comunes a veces dejan a los observadores de aves con grandes inquietudes: "¿el comemaíz come maíz?", "¿por qué a tales pájaros se les llama cuitientos?" Pues bien, existen diversas razones por las que a las aves se les llama como se les llama en distintos países de habla hispana.

- Juegos de palabras. Muchas especies de aves fueron descubiertas hace más de dos siglos. Los científicos, naturalistas o exploradores que las descubrían les asignaban nombres creativos (o el nombre de algún conocido o pariente).

- Hábitat. Los sitios o los hábitats también se utilizan para denominar aves; por ejemplo, el mosquero de Panamá o la reinita de manglar. El nombre común y/o el vernacular (como se le conoce al ave localmente) viene (n) en español.

- Hábitos. Probablemente la primera persona que acuñó el nombre comemaíz observó al ave Zonotrichia capensis forrajeando cerca de un puñado de maíz.

- Benefactor. La mayoría de los primeros ornitólogos no tenían recursos económicos suficientes para realizar sus investigaciones, por lo que tenían que pedir financiamiento. Los científicos mostraban su agradecimiento al ponerle el nombre de sus benefactores a las aves que iban descubriendo. También era usual que nombraran las aves en honor a sus amigos, cónyuges...

- Características anatómicas. Otra forma popular para nombrar a las aves se asocia con alguna característica distintiva; por ejemplo, los zopilotes de cabeza negra y los zopilotes de cabeza roja fueron nombrados así porque tienen las cabezas de color negro y rojo, respectivamente. Igual se puede decir de la espátula rosada, el pecho amarillo, el ibis blanco o el garzón azulado.

- Sonidos. Algunas aves tienen nombres vernaculares muy particulares que les fueron dados por los sonidos que hacen. En algunos países al mosquero pecho amarillo Pitangus sulphuratus se le dice cristofué porque parece decir "cris-to-fué"; en otros países se le dice bienteveo, pues en esos lugares más bien le oyen decir "bien-te-veo". Los nombres asignados por sonidos varían enormemente de país en país.

En fin, el origen de todo nombre tiene alguna explicación en la mente de quien lo propuso.

Capítulo anterior - Guías de campo

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Observación e identificación de aves


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Las aves
Cada vez son más las personas que deciden tener un pájaro, en lugar de un gato o un... [03/11/03]
22.141  
2. Cómo crear nidos para pájaros (aves). Ideas prácticas
Si a usted le gustan los pajaritos que hay en el árbol de su jardín, o tiene uno... [27/02/12]
9  
3. Avicultura. Centro de producción de aves. Explotación avícola
Pollos, gallinas... La avicultura es una industria altamente especializada y... [18/08/09]
23.392  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Animales? ¡Son gratis!