12.170 cursos gratis
8.777.169 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Obolo. Diezmo. Ofrenda ol limosna

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |118 alumnos|Fecha publicación: 21/02/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 4:

 Cristianismo. Ofrenda y limosna (1/2)

La ofrenda es una donación religiosa que se hace, no por obligación o a través de una colecta, sino a modo de donativo y en ocasiones a modo de sacrificio personal, a través del cual se pide a Dios que lo multiplique nuestra donación a nuestro favor. Y no debe ser necesariamente a nivel económico o monetario, sino que es dar de aquello de lo cual estamos escasos, para que el Señor nos lo aumente. No es dar de lo que nos sobra, sino de aquello que necesitamos. Debe ser, pues, una donación basada en el sacrificio.

Es similar a una inversión para que obtengamos ganancias de ella, pero siempre como sacrificio e incluso muchas veces con dolor del corazón porque nos estamos privando de algo necesario en nuestra vida.

Limosna

“Si alguno que posee bienes del mundo, ve a su hermano que está necesitado y le cierra sus entrañas, ¿cómo puede permanecer en él el amor de Dios?” (1 Juan 3:17).

La palabra limosna proviene del griego eleemosyne, la cual deriva de éleos, que significa compasión y misericordia. Inicialmente indicaba la actitud de la persona misericordiosa y, luego, todas las obras de caridad hacia los necesitados. En hebreo se traduce esa palabra por sadagah, es decir, justicia.

En la Sagrada Escritura limosna significa, ante todo, don interior, lo cual nos permite una apertura hacia los demás. Es un paso indispensable hacia la metanoia, esto es, hacia la conversión personal, así como también lo es el ayuno y la oración. Tal como dijo Agustín de Hipona, “¡Cuán prontamente son acogidas las oraciones de quien obra el bien!” (Enarrat. In Ps. XLII 8).

La oración como apertura hacia Dios; el ayuno como expresión del dominio de sí mismo, incluso en el hecho de privarse de algo; y finalmente, la limosna como apertura hacia los demás. Esta debe ser nuestra actitud total y sólo con ella, tanto en nuestra relación con Dios como consigo mismo y con el prójimo, el ser humano alcanza la conversión y permanece en estado de conversión.

Capítulo anterior - Cristianos. El diezmo

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Obolo. Diezmo. Ofrenda ol limosna



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. El origen de las religiones
La religión ha sido uno de los pilares fundamentales de las sociedades, pero es... [07/08/02]
24.292  
2. La Misión del Alma
Cada ser humano es la semilla de un universo en expansión. Somos creados y a su vez... [16/06/04]
11.781  
3. Los planetas en astrología
Los planetas, en astrología, representan tendencias, funciones motivaciones e... [31/01/05]
5.733  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail