12.170 cursos gratis
8.775.971 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Obolo. Diezmo. Ofrenda ol limosna

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |118 alumnos|Fecha publicaciýn: 21/02/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 1:

 Caridad. Obligación cristiana

“Porque tuve hambre, y me distéis de comer; tuve sed, y me distéis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y acudisteis a mí”        Mateo 25:35-40

En los primeros tiempos del cristianismo, el fervor de aquellos cristianos llegó a aplicar con gran fe lo aprendido del mensaje de Jesús, y por ello se deshacían de sus bienes y depositaban su precio en manos de sus dirigentes para así poder socorrer a los necesitados. Este ejemplo podemos verlo palpablemente en las Reglas de Conducta de los esenios y también en varios de los escritos de los apóstoles y de los discípulos de Jesús.

Desde los primeros siglos del cristianismo los óbolos o donaciones de los fieles se dividían en tres partes: una para los pobres, otra para la conservación de las iglesias y del culto divino, y la tercera para la sustentación del clero. Pero todo ello lo efectuaban a modo de oblación, o sea, ofreciéndoselo a Dios.

Por ello la caridad con los pobres fue el carácter distintivo de los primeros cristianos. Muchos llegaron a venderse como esclavos y, con su precio, alimentar a los pobres (Clemente de Roma, Epístola 1, número 63). Asistían tanto a los paganos como a los creyentes. El emperador romano Juliano escribió en el año 360 a un pontífice del paganismo: “Es vergonzoso que los galileos (los cristianos) alimenten a sus pobres y a los nuestros”(Epístola 62).

Basado en las Escrituras, algunos autores antiguos presentan la obligación de ayudar a la Iglesia como una ordenanza divina que obliga a la conciencia. Ya se legisló al respecto sobre la contribución a la Iglesia en la Carta de los obispos reunidos en Tours, Francia, en el 567, y en los Cánones del Concilio de Macon en el 585. Al principio la contribución se le pagaba al obispo, pero más tarde el derecho pasó a los sacerdotes parroquiales. Como era de esperarse, se cometieron muchos abusos incluyendo el que, en ocasiones, los sacerdotes iban a los pueblos a exigir las contribuciones acompañados por soldados armados. Se repartía lo obtenido entre príncipes, nobles y eclesiásticos, a cambio de protección y servicios.

En la actualidad existe bastante confusión entre muchos fieles de diferentes denominaciones en cuanto a distinguir entre los diferentes tipos de obligaciones. Hay confusión a la hora de distinguir entre el significado y el fin del diezmo, ofrenda, óbolo o limosna. El propósito de este trabajo es el de identificar cada uno de ellos y explicar también sus bases históricas y bíblicas a fin de lograr una mayor comprensión de dichos términos.

Capýtulo siguiente - Contribución monetaria. Obolo

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Obolo. Diezmo. Ofrenda ol limosna



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. El origen de las religiones
La religión ha sido uno de los pilares fundamentales de las sociedades, pero es... [07/08/02]
24.292  
2. La Misión del Alma
Cada ser humano es la semilla de un universo en expansión. Somos creados y a su vez... [16/06/04]
11.781  
3. Los planetas en astrología
Los planetas, en astrología, representan tendencias, funciones motivaciones e... [31/01/05]
5.733  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail