12.170 cursos gratis
8.782.790 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Obesidad. Trastorno de regulación afectiva

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |18 alumnos|Fecha publicaciýn: 04/08/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 4:

 El cerebro y la gordura

Ahora, nuestra tesis

La evidencia científica es conclusiva y está clara: Nuestros organismos y el de los primates, por lo menos, requieren de la estimulación somático-sensorial producto, de la relación del infante con la figura materna para su desarrollo equilibrado.

Asimismo entendemos que, disrupciones en este proceso de estimulación pueden resultar en trastornos de naturaleza catastróficos, descarrilando y perturbando ese mismo mecanismo. Por ende, ciertas situaciones pueden conllevar a que el individuo, aun inmaduro, nunca desarrolle ciertas capacidades o que el desarrollo de las mismas sean interrumpidas antes de ser completadas con sus secuelas resultantes.

En el caso de muchas personas, en el transcurso de la progresión hacia la programación de la capacidad de regular afectos y emociones. Una falla estructural puede resultar en la incapacidad de poder enjaezar las funciones cerebrales que extinguen la actividad de un módulo instintivo en estado de excitación o sobre-estimulación.

En el caso de la gordura. El cerebro reptil ve algo apetecible: señala deseo. Esto sigue por una respuesta del sistema límbico que anticipa y prepara su gratificación inmediata. Lo que, a su vez, activa las cortezas prefrontales analizando la urgencia y decidiendo: si lo que se desea es necesidad o antojo en búsqueda de placer y nada más.

De ser un capricho, porque en ese instante hemos terminado el consumo de una colación opípara, la decisión será en contra de la ingestión de alimentos adicionales.

Pero, si, como sucede en el caso de la persona referida al comienzo de esta lección la de la IMC de 58 sus mecanismos de regulación somática y afectivo-racional son defectivos indefectiblemente, su demanda reptil buscará satisfacción o descarga, porque para ella ésta constituye una urgencia impostergable.

Entonces, se entiende, sin dificultades, que para ella como para la mayoría de quienes son gordos las dietas no podrían ser de valor alguno. Como tampoco sería si en una situación de asfixia lo que se elimina es la fuente de oxigenación.

¿Simple? No. Ya que quienes nos ponen a dietas, como hiciera con ella el autor de la atrocidad que se le recetara, lo hacen sin poseer conocimientos algunos.

Pero hay más. En seguida estudiaremos su caso.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Obesidad. Trastorno de regulación afectiva



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Trastorno de las emociones. Obesidad
Como bien sabemos la obesidad no tienen una sola causa específica para que una... [16/08/11]
10  
2. La comida. Obesidad
En el siguiente curso que tenemos para ti te hablaremos de un tema muy importante... [22/07/11]
55  
3. Obesidad. Microorganismos
La obesidad es un problemacon la que muchas personas luchan a lo largo de toda su... [25/08/11]
5  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail