12.212 cursos gratis
8.333.675 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 4:

 Prevención de la obesidad

Estrategias de la OMS para prevenir la Obesidad:

La Estrategia Mundial OMS sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud, adoptada por la Asamblea de la Salud en 2004, describe las acciones necesarias para apoyar la adopción de dietas saludables y una actividad física regular. La Estrategia pide a todas las partes interesadas que actúen a nivel mundial, regional y local, y tiene por objetivo lograr una reducción significativa de la prevalencia de las enfermedades crónicas y de sus factores de riesgo comunes, y en particular de las dietas poco saludables y de la inactividad física.

La labor de la OMS en materia de dieta y actividad física es parte del marco general de prevención y control de las enfermedades crónicas que tiene el Departamento de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, cuyos objetivos estratégicos consisten en: fomentar la promoción de la salud y la prevención y control de las enfermedades crónicas; promover la salud, especialmente entre las poblaciones pobres y desfavorecidas; frenar e invertir las tendencias desfavorables de los factores de riesgo comunes de las enfermedades crónicas, y prevenir las muertes prematuras y las discapacidades evitables  debidas a las principales enfermedades crónicas.

Esta labor es complementada por la del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo, cuyos objetivos estratégicos consisten en fomentar el consumo de dietas saludables y mejorar el estado nutricional de la población a lo largo de toda la vida, especialmente entre los más vulnerables, para lo cual proporciona apoyo a los países para que elaboren y apliquen programas y políticas nacionales intersectoriales de alimentación y nutrición que permitan hacer frente a la doble carga de enfermedades relacionadas con la nutrición y contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La dinámica del equilibrio energético: lo esencial

El principio fundamental del equilibrio energético es:

Cambios en reservas energéticas (grasa) = ingesta energética (calorías) - gasto energético.

Hay varios factores que influyen en el exceso de peso y la obesidad, entre ellos la predisposición genética, los factores medioambientales y conductuales, el envejecimiento, y los embarazos. Lo que está claro es que la obesidad no siempre es consecuencia de un abuso del consumo de alimentos apetecibles, o de la falta de actividad física. También pueden influir los factores biológicos (hormonas, genética), el estrés, los medicamentos y el envejecimiento.

Los factores dietéticos y la frecuencia de ejercicio físico tienen una gran influencia en la ecuación del equilibrio energético, aunque también se considera que son los factores más fácilmente modificables. De hecho, las características más estrechamente asociadas al aumento de la prevalencia de la obesidad en todo el mundo son las dietas altas en grasas  y excesivamente energética, y el sedentarismo. Por el contrario, se pierde peso cuando la ingesta energética es menor que el gasto energético durante un prolongado periodo de tiempo. Generalmente, para perder peso de forma sostenida, los dietistas recomiendan una dieta baja en calorías combinada con un aumento de actividad física. Para saber más sobre actividad física o sobre una dieta sana.

Se debería evitar las dietas milagrosas o maravillosas que limitan drásticamente la ingesta de calorías o la variedad de alimentos que se pueden consumir, ya que normalmente conllevan una falta de importantes nutrientes, y/o son difíciles de mantener durante periodos prolongados. Además, no enseñan unos hábitos alimenticios correctos y pueden convertirse en lo que se conoce como dieta yo-yo (adelgazar y engordar bruscamente, como consecuencia de hacer dietas y después comer en exceso). Estas dietas yo-yo pueden resultar a largo plazo peligrosas para la salud tanto física como mental. No hay que fijarse objetivos demasiado optimistas al hacer una dieta ya que una pérdida del 10% respecto al peso inicial ya nos aporta beneficios significativos.

El grado de riesgo depende entre otras cosas de la cantidad relativa de exceso de peso, la localización de la grasa corporal, cuánto se ha subido de peso durante la edad adulta y la cantidad de actividad física. La mayoría de estos problemas pueden mejorarse adelgazando un poco (entre 10 y 15%), especialmente si también se aumenta la actividad física.

La obesidad, el sobrepeso y las enfermedades relacionadas con ellos son en gran medida evitables.

A nivel individual, las personas pueden:

  • Lograr un equilibrio energético y un peso normal.
  • Reducir la ingesta de calorías procedentes de las grasas y cambiar del consumo de grasas saturadas al de grasas insaturadas.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, granos integrales y frutos secos.
  • Reducir la ingesta de azúcares.
  • Aumentar la actividad física (al menos 30 minutos de actividad física regular, de intensidad moderada, la mayoría de los días). Para reducir el peso puede ser necesaria una mayor actividad.  

CONCLUSIONES:

 

La obesidad es un trastorno del metabolismo de los lípidos en el cual se favorece el depósito de grasa y está disminuido su gasto calórico. 

     Las personas que la padecen poseen un marcado sobrepeso que depende de la gravedad de enfermedad y generalmente son individuos sedentarios.

     La obesidad tiene aparejada varios trastornos en el organismo en los que se destacan las cardiopatías y angioesclerosis.

     Como patología es tratable mediante medicamentos hipolipemiantes, baja ingesta calórica y ejercicios físicos aerobios aunque es valido aclarar que la obesidad puede ser causada por trastornos endocrinos o de procedencia genética en los cuales es más difícil su tratamiento y durabilidad.

RECOMENDACIONES:

La obesidad, el sobrepeso y las enfermedades relacionadas con ellos son en gran medida evitables.

A nivel individual, las personas pueden:

  • Lograr un equilibrio energético y un peso normal.
  • Reducir la ingesta de calorías procedentes de las grasas y cambiar del consumo de grasas saturadas al de grasas insaturadas.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, granos integrales y frutos secos.
  • Reducir la ingesta de azúcares.
  • Aumentar la actividad física (al menos 30 minutos de actividad física regular, de intensidad moderada, la mayoría de los días). Para reducir el peso puede ser necesaria una mayor actividad.

La puesta en práctica de estas recomendaciones requiere un compromiso político sostenido y la colaboración de muchos interesados, tanto públicos como privados. Los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado tienen funciones fundamentales que desempeñar en la creación de ambientes sanos y en hacer asequibles y accesibles alternativas dietéticas más saludables. Esto es especialmente importante para los sectores más vulnerables de la sociedad (los pobres y los niños), cuyas opciones con respecto a los alimentos que consumen y a los entornos en los que viven son más limitadas.

Las iniciativas de la industria alimenticia para reducir el tamaño de las raciones y el contenido de grasas, azúcares y sal de los alimentos procesados, incrementar la introducción de alternativas innovadoras, saludables y nutritivas, y reformular las actuales prácticas de mercado podrían acelerar los beneficios sanitarios en todo el mundo.

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Amador M. La obesidad en la adolescencia. En: Peña M, Bacallao J, editores. La obesidad en la pobreza. Un nuevo reto para la salud pública. Washington DC: OPS; 2000.
  2. Ayra Rivas M, Díaz Horta O. Productos de la glucosilación avanzada y diabetes mellitus. Rev Cubana Endocrinol 1999;10(1):57-64.  
  3. Ballabriga A, Carrascosa A. Nutrición en la adolescencia. En: Nutrición en la infancia y la adolescencia. 2da ed. México: Ergón;2001.
  4. Biermam EL. Aterosclerosis y otras frormas de aterosclerosis. En: Harrison, ed. Principios de Medicina Interna. 13 ed. Nueva York: Interamericana/MC Graw-Hill, 1994:1274-86.
  5. Calzada R. Obesidad en la infancia y la adolescencia. En: Vargas L, Bastarrachea R, Laviada H, González J, Ávila H, editores. Obesidad en México. México DF: Fundación Mexicana para la salud, AC;1999.
  6. Cormillot A. El arte de adelgazar: Madrid: Javier Vergara, 1988
  7. Chattan M, Ullaman PM. Nutrición, trastornos nutricionales y metabólicos. En: Krupp MA. La Habana: Editorial Científico-Técnica, 1993; t 2:890-1.         [ Links ]
  8. Díaz AG. La hipertensión en la diabetes como factor de riesgo. Rev Cubana Med Gen Integr 1995;11:300-4
  9. Mateo de Acosta Fernández O. Manual de diagnóstico y tratamiento de Endocrinología y Metabolismo. La Habana: Editorial Científico-Técnica, 1985:255-9.
  10. Nelson KJ, Moxness KE, Jensen MD, Gastinean CF. Dietética y nutrición. Manual de la Clínica Mayo. 7 ed. Madrid: Harcount Brace, 1997.
  11. Rodríguez Porto AL, Sánchez León M, Martínez Valdés L. Síndrome Metabólico. Rev Cubana Endocrinol 2002;13(3)  
  12. Rubalcaba L, Santos CF. Salud vs. sedentarismo. La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1989.
  13. Sánchez León M, Rogdríguez Porto AL, Martínez Valdés LL. Desórdenes lipídicos: una puesta al día. Rev Cubana Endocrinol 2003;14(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/end/vol14-1-03.htm

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Obesidad. Definicón. Causas. Consecuencias y prevención


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Aborto. Consecuencias
En esta ocasión te hablaremos sobre un tema delicado que para muchas personas es... [27/07/11]
75  
2. La comida. Obesidad
En el siguiente curso que tenemos para ti te hablaremos de un tema muy importante... [22/07/11]
55  
3. Obesidad. Microorganismos
La obesidad es un problemacon la que muchas personas luchan a lo largo de toda su... [25/08/11]
5  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Salud? ¡Son gratis!