12.176 cursos gratis
8.740.863 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La obediencia perfecta hacia Dios

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |28 alumnos|Fecha publicación: 23/11/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 1:

 Obediencia y desobediencia

“¿Por qué me llamáis ‘Señor, Señor’ y no hacéis lo que os digo?” Lucas 6:46

“En efecto, así como por la desobediencia de un hombre todos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno todos serán constituidos justos”                                                 (Romanos 5:19)

Las Sagradas Escrituras nos hablan de la obediencia y la desobediencia desde las primeras páginas hasta las últimas. Con la desobediencia de Adán y Eva empieza la historia del pecado de la humanidad, y con la obediencia de María da inicio la historia de la salvación, que culmina y se consuma con la obediencia perfecta y filial de Jesús.

Podríamos decir que la desobediencia es el nombre propio de la incredulidad y del pecado, y la obediencia es sinónimo de fe y de caridad filial. Obedecer a Jesús es creer en Él; obedecer al Padre es amarlo como hijos suyos que somos. Y todo ello nos conduce a la obediencia perfecta.

El propio Jesús nos dijo: “No todo el que me diga ‘Señor, Señor’ entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21).

Todos los cristianos están de acuerdo en que el deber de aquellos que llevan el nombre de Cristo es honrarle y glorificarle en este mundo. Pero hay grandes diferencias de opinión con respecto a la manera de hacerlo y a lo que se requiere para conseguirlo. Muchos suponen que honrar y obedecer a Cristo simplemente significa unirse a alguna congregación religiosa y tomar parte en sus actividades. Otros piensan que honrar a Cristo consiste en hacer generosas contribuciones a la Iglesia. Pero hay pocos que se den cuenta de que Jesús es honrado sólo cuando vivimos santamente en El, y andando en sujeción a su voluntad. Esta es nuestra real obediencia.

La obediencia no es sólo la sujeción a la ley externa, sino rendir nuestra voluntad a la voluntad ajena. Así pues, la obediencia a Dios es el reconocimiento de su soberanía en lo más profundo e íntimo de nuestro corazón; reconocer su derecho a ordenar y nuestro deber de cumplir lo ordenado. Y esta obediencia que Dios requiere sólo puede proceder de un corazón que ama a Dios.

Capítulo siguiente - La obediencia y la palabra de dios

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a La obediencia perfecta hacia Dios



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Amigos de Dios
Este manual es el pensamiento del Beato Josemaría plasmado en una recopilación de... [06/04/05]
2.638  
2. Atributos de Dios
Te presentamos un nuevo curso en el cual te estaremos hablando sobre quien es Dios... [21/07/11]
45  
3. La religión de Dios (Primera parte)
Este es un curso en el que, a través de un análisis comparativo de las religiones,... [25/07/08]
880  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail