12.171 cursos gratis
8.748.310 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El noviazgo, argumentos

Autor: Jorge Díaz Echandía
Curso:
10/10 (1 opinión) |720 alumnos|Fecha publicación: 15/03/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 31:

 Relación de pareja. El compromiso

Sugerencias para redactar el compromiso.

Cada uno de la pareja va a redactar un compromiso escrito por separado, no escriba aquello que usted sabe que no va a cumplir, sino lo que verdaderamente está dispuesto a cambiar.

Luego se juntaran para leerse el uno al otro, aquello con lo cual desea comprometerse. Esto puede ser un pacto entre ambos para madurar su relación de novios. Quizá sea como empezar un nuevo noviazgo entre ustedes.

Inicien su compromiso con una frase que describa mejor a su pareja o con el termino cariñoso como la llama, háganlo como una carta de amor.

Ustedes pueden enfocarse en sus capacidades, sus necesidades, su disponibilidad para el sacrificio, su compromiso para abrirse y ser honestos, para tomar decisiones de dar vida, etc. Por tanto, sean concretos. No se trata de hacer promesas que no van a cumplir. Sea que escriban su compromiso a profundizar en su noviazgo o no, esperamos que sepan que lo que Dios quiere, siempre será lo mejor para ustedes.

En este momento van a elaborar un compromiso con miras a construir una relación más profunda.

No, es un compromiso de matrimonio.

Cambiar el enfoque “Tu - Yo” a “Nosotros”, con una meta común. Esto les proporcionará la oportunidad de llevar a la práctica conceptos básicos como “Dar vida” y “Tomar decisiones”. Evaluar honestamente en qué tónica están ustedes.

Expresar sus sentimientos de disponibilidad, que siente que lo presiona, el entusiasmo de compartir juntos, sus proyectos profesionales, sus familias, sus empleos, sus temperamentos, inclinaciones, los ingresos, la vivienda, etc.

Sí no está dispuesto a comprometerse a vivir su noviazgo más profundamente, tenga el valor de admitirlo ante sí mismo y ante el otro. Empleen un tiempo para escribir sobre la resistencia interior que experimentan, sus temores y todos sus sentimientos acerca de este compromiso. Piensen en la valentía que todo esto requiere.

Igual si no están dispuestos a comprometerse a este nivel, es el momento de que su pareja conozca la realidad y no esté esperanzada en recibir una respuesta positiva de su parte. Sea honesto y claro en dar a conocer sus sentimientos y propósitos.

Las parejas pueden amarse el uno al otro profundamente, y sin embargo, estar de acuerdo en que aun no se encuentran listos para casarse o que necesitan trabajar más tiempo en su relación de noviazgo.

Cuando cada uno haya leído lo escrito, reúnanse para dialogar sobre lo que cada uno va a dar de sí para cumplir su pacto y los deseos de continuar trabajando en el crecimiento personal y como pareja. Esta es la oportunidad para mostrar su afectividad, así sea que esté o no, dando buenas noticias.

Si no hay un compromiso como se pide, también exprésense los porqué y como se sienten ante esta situación. Este puede ser un proceso para perdonar y sanar cada uno las heridas dejadas por la manera cómo fue su manejo de la relación. A veces la mejor suerte es no conseguir lo que deseamos. Por tanto de manera cordial y civilizada pueden tomar la decisión de terminar su noviazgo, si reconocen que no van a dar los pasos requeridos para el cambio y que como pareja no tiene futuro.

Otro compromiso bien distinto, es aquel que los conduce a casarse por el matrimonio sacramento, porque también se requiere de un compromiso personal de mejorar todos los aspectos que les cuesta aceptarse entre ambos, como las debilidades de carácter, el mal genio, las costumbres y vicios que los contrarían, o que se descubren con la convivencia, etc.

Su compromiso de fe, su compromiso de corresponsabilidad con el otro, su futuro personal, de pareja y como familia. Este compromiso va más allá de los límites humanos, porque nos vincula a través del sacramento con Dios, al ser los ministros y convertirnos por ello en pareja sacramentada.

Como miembros de la Iglesia nos llama a dar testimonio y nos demanda participación en la tarea evangelizadora.

El noviazgo así expresado, los capacita para tomar la decisión de unirse sin temores al fracaso, y no, a romper una linda relación y a perder a esa persona con la cual desean compartir su vida. Porqué está bien trabajado, soportado en valores, como honestidad, moralidad, respeto, sinceridad fe y mucho amor.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a El noviazgo, argumentos



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Visión sobre el noviazgo
Aprende acerca del noviazgo y las diferencias que existen entre las relaciones de... [24/02/09]
1.270  
2. La espiritualidad en un noviazgo
La base de una vida feliz y completa es la espiritualidad en todos los sentidos,... [27/09/05]
1.817  
3. Ingeniería del amor (I): el amor es fiel
El amor , tanto en el noviazgo como en el matrimonio , no es cosa fácil y... [01/10/02]
29.749  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail