12.176 cursos gratis
8.741.795 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 4:

 Cuentos para hacer en casa

Les presentaremos algunos ejemplos y en cada uno de ellos les proponemos los aspectos en los que pudieran trabajar; no obstante apelamos a la creatividad y el talento de quienes sabemos desean lo mejor para sus alumnos y respectivas familias. 

Cuento: “Los gaticos”.

Autora: Lic. Margarita Oliva Fernández. Psicopedagoga de la Escuela Especial para niños con Retardo en el Desarrollo Psíquico “Juan Félix Quitanilla”. Camagüey. Post grado “La familia del niño con Necesidades Especiales”, 1999.

Ideas básicas a trabajar: armonía, cohesión, sentido de pertenencia de unos para con los otros, necesidad de la educación y de la instrucción.

“Los gaticos”.

Había una vez en un pueblecito llamado “Los Milagros” una familia compuesta por papá gato, mamá gata y sus tres gaticos; el mayor se llamaba Misifú, el segundo Musulungo y el más pequeño, travieso, desobediente y haragán Misito.

Papá gato acostumbraba cada día a llevarlos a la escuela que quedaba un poco distante de la casa; pero un buen día a la hora de partir, Misito no aparecía. La familia asustada comenzó a buscarlo por todas partes.

- Misito, Misito, Misito -llamaba su mamá.

- ¿Dónde estará metido?- decía el papá.

- ¿Estará en el granero? - preguntaba uno de sus hermanitos.

- Quizás está en la cocina tomándose la leche- dijo otro de sus hermanos.

La mamá desesperada, lloraba desconsoladamente y se sentó a llorar en su cama. De pronto sintió una dulce vocecita que decía: ¿Qué te pasa mamá?, ¿Por qué lloras? - decía Misito.

Muy asustado salió de debajo de la cama. Entonces mamá gata le dijo:

- Lloro porque pensé que te habías perdido.

No estaba perdido mamá- respondió Misito- lo que ocurre es que no quería ir a la escuela para quedarme jugando en casa.

El papá y los hermanos que lo estaban escuchando salieron y con mucha dulzura sus hermanitos le dijeron:

- Mira Misito, en la escuela aprendemos muchas cosas buenas e interesantes que nos servirán para el futuro y si faltas a ella no aprenderás nada. No te preocupes que cuando regresemos jugaremos hasta cansarnos, claro, sin olvidar que hay que dejar espacio para las tareas de la escuela y para ayudar a mamá en las tareas del hogar.

Y así, contentos papá gato llevó a sus hijitos para la escuela.

Cuento: “Juanito, un niño de cinco años”.Autor: Desconocido

Había una vez un niño llamado Juanito que vivía con su mamá y su papá y un buen día supo que tendría un hermanito.

A partir de ese momento hizo muchas preguntas pero papá y mamá le aclaraban siempre con mucha verdad, por eso le dijeron que su hermanita estaba en el vientre de mamá y que él estuvo allí también.

Pasó el tiempo y llegó el día de conocer al nuevo miembro de la familia, entonces papá dijo:

- Juanito, ya nació tu hermanita, ¿no quieres ir a conocerla? , seguro que será tan linda como lo fuiste tú cuando naciste.

- Claro que quiero ir- respondió Juanito, loco estoy por ver a mi hermanita, claro, yo quería que fuera varón igual que yo para jugar, pero lo importante es que tengo una hermanita y no estoy solito.

Así de contentos, después de vestirse los dos se fueron para el hospital a ver a la niña. Cuando llegaron Juanito no quería ni acercarse a la cuna y menos aún ponerse al lado de mamá.

La mamá que se había dado cuenta de la situación lo llamó con mucho cariño y le dijo:

- Juanito ven a ver a tu hermanita, fíjate cómo se parece a ti. Ahora son dos niños a los cuales tengo que querer mucho y cuento contigo para que me ayudes cuando puedas para que pronto ella esté contigo en le patio y que puedan jugar juntos.

El niño enseguida fue para donde estaba su mamá y a ambas les dio un besito, se veía radiante de felicidad.

- Cuando ustedes crezcan también tendrán su familia, tú Juanito serás papá y tu hermanita como mamá tendrá otros niñitos que ampliarán nuestra familia - dijo el papá.

Terminada la visita, papá y Juanito regresaron a casa locos de felicidad por poder contar con uno más en la familia.

Cuento: “La esperanza de un sueño”.Autor: Desconocido.

Ideas básicas a trabajar: el esfuerzo ante una tarea, la tenacidad, los valores personales, el sacrificio, el empeño de lograr algo en la vida. La necesidad de lograr transformaciones en nuestras vidas.

“La esperanza de un sueño”.

Una oruga caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba una lagartija.

- ¿Hacia dónde te diriges?, le preguntó.

Sin dejar de caminar, la oruga contestó:

- Tuve un sueño anoche; soñé que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle. Me gustó lo que v{i en mi sueño y he decidido realizarlo.

Sorprendida, la lagartija dijo mientras su amigo se alejaba:

- ¡Debes estar loco! ¿Cómo podrás llegar hasta aquel lugar?-! Tú, una simple oruga!

Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable. Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escuchó.

Sus diminutos pies no dejaron de moverse. De pronto se oyó la voz de un escarabajo:

- ¿Hacia dónde te diriges con tanto empeño?

Sudando ya el gusanito, le dijo jadeante:

Tuve un sueño y deseo realizarlo, subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo.

El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo:

- Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa.

Él se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya uno centímetros.

Del mismo modo, la araña, el topo y la rana aconsejaron a nuestro amigo a desistir.

¡No lo lograrás jamás! -le dijeron, pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir.

Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar.

- Estaré mejor, fue lo último que dijo, y murió.

Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del lugar. Había construido con su tumba un monumento a un sueño irrealizable.

Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos.

¡De pronto quedaron atónitos!

Aquella caparazón dura comenzó a quebrarse y con asombro vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoiris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.

No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir.

¡Todos se habían equivocado!

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Niños con discapacidad. Orientación y preparación educativa



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. La supervisión educativa
Una de las tareas más importantes, difícil y exigente dentro de cualquier empresa,... [04/01/05]
36.152  
2. Estudiar diseño industrial. Orientación
Bienvenidos a este sencillo tutorial de introducción a la carrera de diseño... [26/10/11]
115
Curso con video
3. Orientación vocacional. Elección de carrera
En la actualidad, los estudiantes, antes de tomar la decisión de que carrera... [01/02/12]
10  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail