12.169 cursos gratis
8.789.306 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 18:

 La guerra de 1981 en Nicaragua (2/2)

La presión a la que se ve sometida Nicaragua es demasiado grande, y poco a poco va a tener que ir dedicando más y más recursos para la guerra, lo que produce un fuerte descontento popular, que se acrecienta ante los propios errores del gobierno sandinista. A medida que avanza el conflicto, se van a ir perdiendo los logros alcanzados durante los primeros años que los sandinistas están en el poder. Paulatinamente se va minando la capacidad económica del país. A esto hay que unir el descontento de los medianos y grandes propietarios, que son los que en un principio van a conformar la Contra, si bien en un segundo momento de la guerra, incluso los pequeños propietarios, desencantados por los errores de la política agraria sandinista, se van a unir cada vez en número mayor a la Contra.

La situación se hace ya insostenible, y los EE.UU. logran cumplir su objetivo de asfixiar a la población, que pide el final de la guerra, como se vio en las elecciones de 1990. De toda esta guerra, quedó un país agotado, y dividido por la guerra civil, con unas heridas de difícil curación, por un lado, y una denuncia y condena a los EE.UU. de la Corte Internacional de Justicia por violar los Derechos Humanos en Nicaragua, que, como no podía ser de otro modo, ha quedado en papel mojado, al no significar esto nada para el gobierno de los Estados Unidos.

Durante el final de los años 80 y el comienzo de la década de los 90, se va a desarrollar un proceso de negociaciones en el que intervienen varios países latinoamericanos, seguidos muy de cerca por los EE.UU. Estos procesos de negociación van a intentar acabar con los conflictos de Guatemala, El Salvador, Nicaragua, y pretenden resolver los problemas de Centroamérica en general. El agotamiento de las partes en contienda hace inviable el triunfo de ninguna de las partes del conflicto armado en estos países, y las políticas de ahogamiento, dirigidas por los EE.UU., dan sus frutos, y agotan hasta la extenuación a estos países. México, Costa Rica y Panamá van a servir como intermediadores en estos procesos de paz, que han logrado que se llegue a firmar los acuerdos de paz a lo largo de los años 90.

Tras la caída del bloque socialista, y la pérdida de apoyo por parte de la mayoría de sus integrantes, que han de resolver sus propios problemas, los países socialistas latinoamericanos, perdieron gran parte de su apoyo, e ideológicamente, esto supuso la destrucción de su modelo, y cierta pérdida de sentido. Durante la etapa anterior a la caída del bloque socialista, la injerencia de los Estados Unidos impide el desarrollo histórico "normal" de revoluciones como la mexicana, chilena y la cubana, y obstaculiza la salida negociada en Nicaragua, El Salvador o Guatemala, entre otros, culminando la crisis de los años 80 con la adopción de medidas de liberalismo económico que aumentan las diferencias sociales y la dependencia desproporcionada, (que tiene su mejor exponente en la creciente deuda externa de estos países).

En el caso de Nicaragua, la derrota electoral de 1990 estuvo condicionada por la inviabilidad de la continuación del modelo socialista tras la desaparición del bloque. A comienzo de los 90, ya solo quedaban una serie de países, que no pueden hacer frente al bloque occidental. Cuba se queda, junto con la China post maoísta de Teng-Siao-Ping, y los modelos, vietnamita y norkoreano, prácticamente como los únicos referentes a nivel mundial del socialismo real.

En el contexto latinoamericano, el gobierno cubano, con Fidel a la cabeza, continuó resistiendo al nuevo impulso de los Estados Unidos y su política de férreo control del continente americano, del que se tiene una concepción de "coto privado" sobre el que se ejercen unos "derechos tutelares", estableciendo un telón de hormigón, que se refuerza con la crisis soviética. Su influencia en el continente americano decae, y ya no puede seguir apoyando al régimen sandinista, sumida la isla en una grave crisis. Ante la situación de cerco exterior y de crisis interna, la política del Gobierno Sandinista de Nicaragua se intentará apoyar el los regímenes socialdemócratas europeos en sus últimos momentos, pero ya está agotado el país por la guerra y la crisis económica.

En los últimos años, resurgen con fuerza las tendencias hacia una economía plenamente capitalista, y esto se ve complementado por la derrota electoral de los sandinistas de 1990, y la llegada al poder de los conservadores, que van a estar apoyados por los países capitalistas occidentales, a la cabeza de los cuales se encuentran los EE.UU. La descomposición ideológica del modelo socialista ha afectado a los grupos sociales que luchaban contra el modelo capitalista neoliberal impuesto por la Sociedad Internacional, evidenciándose en el continente americano en el año 1989 en la guerra de la coca colombiana, la invasión de Panamá, y las negociaciones de Esquipulas para estabilizar el área centroamericana, incidiendo esencialmente en las guerras civiles de Nicaragua y El Salvador, (en las que Estados Unidos apoya a los grupos contrainsurgentes a lo largo del proceso... ) y Guatemala.

Los logros conseguidos durante el comienzo de la revolución se perdieron duran-te la guerra civil y las crisis económicas, y hoy en día la reconstrucción del país se hace difícil ante el resurgimiento de los problemas tradicionales latinoamericanos: el paro, el analfabetismo, un fuerte crecimiento demográfico, falta de infraestructuras, mala distribución de la riqueza, crecimiento de la deuda externa, y control de la economía por parte de oligarquías que invierten en el exterior. La descomposición del país durante la guerra todavía no se ha conseguido superar, y la falta de un proyecto global válido para toda la población no da buenas perspectivas. El modelo neoliberal agrava las diferencias y no cumple con las promesas de reparto de riqueza en función de la mejora económica. Pero la falta de alternativa para los más desfavorecidos ya no tiene opción ni modelo a seguir, por lo que la mejora económica real para todos los estratos sociales, se vislumbra, por ahora, como la única esperanza del país.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Nicaragua. Revolución sandinista



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Revolución cubana
Revolución cubana . Antecedentes y desarrollo de la revolución al mando de Fidel... [07/04/09]
7.305  
2. Música en la Revolución Cubana
La música en Cuba juega un papel muy importante en la vida cotidiana. Esto... [10/03/10]
467  
3. Primera Guerra Mundial. Revolución Rusa
El siglo XX fue testigo de una gran cantidad de contiendas armadas, pero la que... [03/06/11]
129  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail