12.176 cursos gratis
8.741.725 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 4:

 La música y el desarrollo de la personalidad (2/3)

El alumnado de la etapa de Educación Primaria debe educarse como intérprete, auditor y receptor de música; como realizador expresivo y creativo y como conocedor de los rudimentos de la técnica y del lenguaje musical; y, por último, como oyente crítico del papel de la música en la sociedad actual y sobre la función de los distintos tipos de música. Estos aspectos se trabajan tanto desde la comunicación como desde la expresión.

La música en la Educación Secundaria (12 a 16 años) consolida los logros conseguidos durante las etapas de Infantil y Primaria y contribuye a la formación integral de los alumnos, colaborando al desarrollo de actitudes como escuchar, dialogar, compartir y respetar. A través del conocimiento del hecho musical como manifestación cultural e histórica se busca el afianzamiento de una postura abierta, reflexiva y crítica ante la creación y la difusión de la música en nuestra sociedad. Por tanto, esta área no tiene sólo un valor artístico y cultural sino un valor educativo. Los contenidos de Educación Secundaria tienen como objetivo principal el conocimiento de los elementos básicos del lenguaje musical y el poder ampliar las posibilidades de expresión y comunicación de los alumnos, con un acercamiento al hecho musical a través de la experiencia vivida y del conocimiento de las formas musicales en las diferentes épocas de la historia y en la obra de los compositores. Por otro lado, la adquisición y enriquecimiento del vocabulario musical permitirá al alumno/a una mejor descripción de los elementos musicales y la comprensión del lenguaje musical como medio de expresión artística, en su contexto histórico y social.

1.1.4 ¿Qué?

La respuesta al «qué» enseñar corresponde a los contenidos y a las competencias básicas. Como ya se ha señalado, el currículo de Música se globaliza con la Plástica dentro de un área denominada Educación Artística. El Decreto 1513/2006 introduce los contenidos del área en los siguientes términos.

«En el área, la percepción se refiere a la observación de los elementos plásticos y a la audición musical. La observación debe centrarse en la interpretación, indagación y análisis del entorno natural y de la actividad y creación humanas, entendida esta última como generadora de objetos y elementos presentes en lo cotidiano y de representación puramente artística. Por su parte, la audición se centra en el desarrollo de capacidades de discriminación auditiva y de audición comprensiva, durante los procesos de interpretación y creación musical así como en los de audición de piezas musicales grabadas o en vivo. La expresión remite a la exploración de los elementos propios del lenguaje plástico y visual, al tratamiento de los materiales y a las diversas posibilidades de expresar lo percibido y sentido, ajustándose a una planificación en el proceso de elaboración. También alude a la interpretación musical desarrollando habilidades técnicas y capacidades vinculadas con la interpretación vocal e instrumental y con la expresión corporal y la danza. A través de uno u otro lenguaje se estimula la invención y la creación de distintas producciones plásticas o musicales.

Tanto el lenguaje plástico como el musical constituyen ámbitos artísticos específicos con características propias, sin embargo, dado que la producción y la comprensión en ambos tienen aspectos comunes, en la etapa de Primaria quedan incluidos en una sola área para posibilitar un enfoque globalizado que contemple las estrechas conexiones entre los distintos modos de expresión y representación artística. Por esta misma razón, y a pesar de la especial mención de la música y la expresión plástica, dentro del área se incorporan también contenidos de la danza y el teatro».

La expresión «saber música» significa popularmente «saber leer música», por eso muchos padres y profesores esperan que la educación escolar enseñe solfeo en el sentido más tradicional del término, es decir, a solfear partituras, repentizar ritmos, entonar y realizar dictados rítmicos y musicales. Pues bien, aun a sabiendas de la importancia de manejar someramente el lenguaje específico de la música, la enseñanza de la música en la Educación Primaria no se limita a conocer los elementos de la Teoría de la Música. Se trata de traducir lo vivido a un tipo de representación, no de abordarlo directamente, «hacer música» desde el inicio, más que «saber música».

A modo de introducción presentamos aquí un cuadro esquemático de los contenidos a lo largo de toda la etapa.

Bloque: Escucha

• Discriminación de alturas, timbres, intensidades y ritmos en audiciones musicales.

• Percepción e interés por las manifestaciones sonoras del entorno.

• Escucha de obras musicales de diversas épocas y tipos (clásica, popular moderna, folklórica, contemporánea,

de otras culturas, etc.).

• Audición de fragmentos musicales empleando distintos recursos de audición activa.

• Búsqueda de información sobre la música y sus funciones en el ámbito sociocultural.

• La música en los medios de comunicación y como acompañamiento a otros lenguajes.

• La música en culturas no occidentales.

• Planificación y asistencia a conciertos. Respeto al espectáculo: conocimiento y observancia de las normas de comportamiento.

• Valoración del patrimonio musical y respeto por las manifestaciones artísticas de otros pueblos y grupos sociales.

• Rechazo al ruido molesto y a la contaminación acústica.

• Utilización de los TICS como medio de acceso a la interpretación y audición musical.

Bloque: Interpretación y creación musical

• Exploración de las posibilidades sonoras del propio cuerpo, la voz, objetos e instrumentos según la forma de tocarlos y el material.

• Habilidades de educación vocal (respiración, articulación, vocalización, impostación).

• El canto (entonación, improvisación de melodías, canto al unísono, coral homofónico y polifónico).

• Intenciones comunicativas de la voz, los instrumentos y la danza.

• Interpretación de piezas musicales instrumentales y canciones o danzas con acompañamiento instrumental.

• Agrupaciones instrumentales: escolares, populares, de la orquesta, electrónicos.

• Participación cooperativa y correcta en el grupo.

• Percepción y expresión corporal de la música.

• El movimiento como recurso didáctico para la percepción y expresión de nociones del lenguaje musical (ritmo –pulso, ritmo, división, subdivisión, binario, ternario...–, altura, timbre, intensidad).

• La música y la danza como expresión de diferentes manifestaciones culturales, artísticas, y festivas.

• Valoración del movimiento como medio de expresión.

• Respeto a los propios recursos y respeto a los compañeros como vehículo de integración grupal.

• Discriminación y representación de las cualidades del sonido.

• Lectura y escritura de la grafía no convencional y convencional.

• Elementos del lenguaje musical y signos gráficos de la grafía convencional.

• Formas musicales: eco, ostinato, rondó, canon, lied, sonata, sinfonía.

Cuadro 1.1. Bloques de contenido.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Música. Educación musical para el desarrollo personal



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Desarrollo infantil. Educación musical
La educación musical en educación infantil tiene como finalidad... [10/02/11]
510  
2. El proceso de aprendizaje en el desarrollo personal
A partir de conceptos relativos a los procesos de aprendizaje y al desarrollo del... [31/01/13]
20  
3. La educación musical en la infancia
La música es un arte sublime que surge como un hacer natural y cotidiano en las... [17/06/05]
6.193  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail