12.176 cursos gratis
8.741.975 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Mujeres bíblicas

Autor: Anabel Sáiz Ripoll
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |1277 alumnos|Fecha publicaciýn: 21/06/2010
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 14:

 Judit. El coraje

La voz de Judit resuena como una campana en el consejo ya que la mujer, cual una profeta, les recuerda que no hay que perder la esperanza en Dios. Nunca: "Y ahora, hermanos, mostremos a nuestros conciudadanos que de nosotros pende no sólo nuestra vida, sino que el santuario, el templo y el altar sobre nosotros se apoyan. Demos gracias al Señor, nuestro Dios, que nos prueba igual que a nuestros padres" (8, 24-25).
Y es entonces cuando ella sola maquina el final de Holofernes y decide cortarle la cabeza. Para ello hace penitencia y pide a Dios la fuerza necesaria para lograrlo:
"Escuchadme. Yo me propongo realizar una hazaña que se recordará de generación en generación entre los hijos de nuestra raza" (8, 32).
"Judit, postrándose rostro a tierra, echó ceniza sobre su cabeza y descubrió el cilicio que llevaba ceñido" (9, 1). Así ruega Judit a Dios:
"Haz que todo tu pueblo y cada una de sus tribus reconozca y sepa que tú eres el. Dios de toda fortaleza y poder y que no hay otro fuera de ti que proteja al linaje de Israel" (9, 14). A continuación se acicala, se pone sus mejores galas, se convierte en una mujer de bandera, atractiva y apetecible:
"... bañó en agua su cuerpo, se ungió con ungüentos, aderezó los cabellos de su cabeza, púsose encima la mitra, se vistió el traje de fiesta con se adornaba cuando vivía su marido Manasés, calzóse las sandalias, se puso los brazaletes, ajorcas, anillos y aretes y todas sus joyas y quedó tan ataviada que seducía los ojos de
cuentos hombres la miraban" (10, 3-4).
Vestida así se dirige al campamento de Holofernes para insinuarse al general quien sucumbe a sus encantos. Dice haber huido de su pueblo y ser su esclava, miente sin pudor ante Holofernes quien la invita a un banquete y, cuando todos se retiran, embriagados y cansados, Judit, en un momento de especial dramatismo en el relato, se acerca a Holofernes y, después de encomendarse a Dios, le asesta dos golpes en el cuello y le corta la cabeza. Previamente lo ha embriagado hasta el punto de robarle la voluntad. Después, entrega la cabeza a la criada que la ha acompañado en semejante aventura y, juntas, vuelven a su casa:
"Y con toda su fuerza le hirió dos veces en el cuello, cortándole la cabeza. Envolvió el cuerpo en las ropas del lecho, quitó las columnas del dosel y, tomándolo, salió en seguida, entregando a la sierva la cabeza de Holofernes, que ésta echó en la alforja de las provisiones, y ambas salieron juntas como de costumbre" (13, 8-10).
Cuando los asirios descubren a su general decapitado, se conmocionan y no saben cómo reaccionar. Se sienten débiles y el ejército israelita los derrota con facilidad:
"En cuanto despertó la aurora, colgaron del muro la cabeza de Holofernes y todos los hombres de Israel tomaron sus armas y en escuadrones salieron a las subidas del monte" (14, 11).

Capýtulo siguiente - Judit. Ensalzada
Capýtulo anterior - Judit. La lucha

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Mujeres bíblicas



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Seguridad urbana. Mujeres
Son muchas las mujeres que sufren de diversos delitos y ataques por parte de... [09/06/11]
89  
2. Mujeres de 40. Cómo ser feliz
Nuestro curso te invita, mujer de 40, a elevar tu autoestima, a tener un... [14/01/09]
13.507  
3. Depresión post-parto. Mujeres
Como bien sabemos existen muchos tipos de depresión que pueden llevar a una... [16/08/11]
16  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail