12.176 cursos gratis
8.741.981 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Mujeres bíblicas

Autor: Anabel Sáiz Ripoll
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |1277 alumnos|Fecha publicaciýn: 21/06/2010
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 8:

 El destino de Rebeca

Entendemos, por los datos que nos da la historia, que Rebeca era mucho más joven que Isaac, cuando se desposaron. Isaac tenía 40 años. Al principio Rebeca tardó en quedarse embarazada y las malas lenguas decían que era estéril. Cuando, por fin, concibió, tuvo un embarazo difícil:
"Chocábanse en su seno los niños, y dijo: ¿Para esto a qué concebir?" Y fue a consultarle a Yavé, que le dijo: "Dos pueblos llevas en tu seno, dos pueblos que al salir de tus entrañas se separarán. Una nación prevalecerá sobre la otra nación. Y el mayor servirá al menor" (Génesis, 25, 22-23).
Estas palabras la indican que los dos hermanos serán el origen de dos pueblos que siempre tendrán problemas para convivir, como son los edomitas (descendientes de Esaú) y los israelitas (descendientes de Jacob).
Finalmente dio a luz dos gemelos, el mayor Esaú y el menos Jacob. Sabido es que los nombres no se ponían en balde, sino que significaban algo. Así Esaú vendría a significar "el velludo o peludo" y Jacob parece ser que significa "Dios proteja", aunque la etimología popular relaciona su nombre con el hecho de su curioso nacimiento.
Isaac tenía entonces 60 años:
"Salió primero uno rojo, todo él peludo, como un manto, y se le llamó Esaú. Después salió su hermano, agarrando con la mano el talón de Esaú, y se le llamó Jacob" (Génesis, 25, 25-26).
Estos muchachos crecen y se dedican a labores distintas, a Esaú le atrae la caza porque es fiero y fuerte; a Jabob le atrae más la vida tranquila y el hogar. Los padres estaban divididos, aunque Rebeca muestra claramente sus inclinaciones hacia el pequeño. Se narra el episodio conocido de la venta de la primogenitura por un plato de lentejas como podemos leer:
"Hizo un día Jacob un guiso, y llegando Esaú del campo, muy fatigado, dijo a Jacob: "Por favor, dame de comer de ese guiso rojo, que estoy desfallecido". Por esto se le dio a Esaú el nombre de Edom. Contestóle Jacob: "Véndeme ahora mismo tu primogenitura". Respondió Esaú: "Estoy que me muero; ¿qué me importa la
primogenitura?". "Júramelo ahora mismo", le dijo Jacob; y juró Esaú, vendiendo a Jacob su primogenitura. Diole entonces Jacob pan y el guiso de lentejas; y una vez que comió y bebió, se levantó Esaú y se fue, sin dársele nada de la primogenitura"
(Génesis, 25, 29-34).
A todo esto, hay un inciso en la historia y Rebeca vuelve a cobrar protagonismo. Se declara un episodio de hambre y han ir a Guetar por indicación de Yavé, que no quiere que vuelvan a Egipto. En ese momento Yavé hace la promesa a Isaac igual que la hubiera hecho a su padre:
"...te bendeciré, pues a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, cumpliendo el juramento que hice a Abraham tu padre, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y le daré todas estas tierras, y se gloriarán en tu descendencia todos los pueblos de la tierra, por haberme obedecido..." (Génesis, 26,
3-5).
El rey de Guetar es Abimelec, rey de los filisteos quien, en el pasado, se encaprichó de Sara por un episodio similar al que vamos a referir. Isaac no quiere decir que Rebeca es su esposa por miedo a que lo maten, ya que Rebeca es muy hermosa. Abimelec, que ya está escarmentado de la otra vez, observa en secreto a
Isaac y Rebeca y ve que él la acaricia, con lo cual deduce que no es su mujer y lo hace llamar para pedirle explicaciones. Finalmente, el rey ordena que nadie los toque y que los dejen vivir en paz. Tanto es así que su hacienda se engrandece en demasía y sufre la envidia de los filisteos quienes le ciegan continuamente los pozos para impedir que abreven sus animales. La tensión va en aumento, pero Isaac porfía una y otra vez, abriendo nuevos pozos. Al final, el propio rey pacta con él, dadas sus riquezas, y han de aprender a vivir en paz.

En la propia familia hay también problemas, porque Esaú contrae matrimonio con mujeres del país que no gustan a sus padres, antes al contrario, "fueron para Isaac y Rebeca una amarga pesadumbre" (Génesis, 26, 35).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Mujeres bíblicas



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Seguridad urbana. Mujeres
Son muchas las mujeres que sufren de diversos delitos y ataques por parte de... [09/06/11]
89  
2. Mujeres de 40. Cómo ser feliz
Nuestro curso te invita, mujer de 40, a elevar tu autoestima, a tener un... [14/01/09]
13.507  
3. Depresión post-parto. Mujeres
Como bien sabemos existen muchos tipos de depresión que pueden llevar a una... [16/08/11]
16  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail