12.170 cursos gratis
8.780.738 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 5:

 El mito según Claude Lévi-Strauss y Mircea Eliade. Cualidad sagrada

 1.4.  Cualidad sagrada del mito según C. Lévi-Strauss y M. Eliade

En la perspectiva estructuralista[1], encarnada en Lévi-Strauss, se reconoce la cualidad sagrada[2] del mito. Así, mientras Eliade dedica algunas páginas a explicar que algunos nativos distinguen entre mito y fábula[3], en términos de historias “verdaderas” o “falsas”,para Lévi-Strauss esta distinción parece irrelevante.

Para él, lo importante es que se trata de historias que ocultan una lógica implícita presente en el pensamiento de pueblos considerados “científicos”.Esta lógica es la que representan las operaciones binarias, que están presentes en la cibernética y la informática, pero que también desempeñan un papel central en la mitología, en el sentido de que se puede descomponer los mitos en oposiciones complementarias que guardan una relación armónica con el todo.

Para Lévi-Strauss: “… decir que una manera de pensar es desinteresada y que es una manera intelectual de pensar no significa en absoluto que sea equivalente al pensamiento científico. Desde luego, sigue siendo diferente porque su objetivo consiste en alcanzar, por el camino más corto, un entendimiento general del universo y no sólo un entendimiento general, sino total. Es decir, es una manera de pensar que implica que si no lo entendemos todo, no podemos explicar nada. Esto está en abierta contradicción con los procedimientos del pensamiento científico, a saber, proceder paso a paso, intentando formular explicaciones de fenómenos muy limitados, para luego seguir adelante y abordar otros tipos de fenómenos y así sucesivamente”.

Lévi-Strauss sostiene, de acuerdo a Eliade, que una de las principales características de los mitos es su atemporalidad a diferencia de la historia. Ambos sostienen que el mito trata de acontecimientos reversibles, mientras que la historia trata de hechos irreversibles.

Según Lévi-Strauss: “la mitología es estática y descubrimos los mismos acontecimientos mitológicos combinados una y otra vez, si bien se encuentran dentro de un sistema cerrado, a diferencia de la historia, que es, sin duda, un sistema abierto”. Para Eliade esta distinción se expresa en una imagen geométrica: el mito es cíclico, mientras que la historia es lineal.

Ambos autores asocian esta distinción con el contraste que establecen entre sociedades primitivas, arcaicas o tradicionales y las sociedades modernas.

Por la naturaleza de sus organizaciones sociales, Lévi-Strauss define a las primeras como “frías” y a las segundas como “calientes”.Mircea Eliade establece esta diferencia a través de una valoración de la dominancia del mito en estas sociedades. Así, en “Mito y realidad” afirma: “Nuestro estudio versará principalmente sobre aquellas sociedades en las que el mito está vivo (o lo estaba hasta hace muy poco) en el sentido de que proporciona modelos para el comportamiento humano”.

Como resultado del carácter central del mito en esta perspectiva que le otorga una función paradigmática, Eliade observa que el primer tipo de sociedades tiende a resistirse a la historia que lleva a las personas a lidiar con el sufrimiento desarrollando explicaciones que sitúan la causa de ese sufrimiento en un terreno sagrado. En otras palabras, hacen soportable una desgracia afirmando que ésta no es arbitraria. Al contrario, posee un sentido que puede ser desvelado mediante arquetipos que se encuentran más allá de las influencias corrosivas del tiempo y de las acciones individuales.

Es precisamente este temor el que conduce a los individuos de estas sociedades a desarrollar ritos[4] de regeneración con los que se pretende restaurar el orden que ha estado expuesto a esta erosión del tiempo durante un período. Por lo mismo, Eliade afirma que: “…lo esencial es que en todas partes existe una concepción del fin y del comienzo de un periodo temporal. sta se basa en la observación de ritmos biocósmicos y forma parte de un sistema más amplio, a saber, el sistema de purificaciones periódicas… y de la regeneración periódica del tiempo presupone, de forma más o menos explícita (especialmente en las civilizaciones históricas) una nueva creación, es decir, una repetición del acto cosmogónico. Y esta concepción de una creación periódica, de la regeneración cíclica del tiempo, plantea el problema de la abolición de la historia”.

A partir de aquí, se extiende las expresiones de esta concepción crítica del tiempo en dos sentidos: por un lado, en relación a ritos que se celebra en diferentes momentos de un periodo temporal, como los del Año Nuevo, o aquellos que se asocia con la expulsión de la enfermedad o de seres malignos. Por otro lado, en referencia a una serie de edades organizadas en una estructura numérica simbólica que comprende una secuencia preestablecida de los acontecimientos.

A pesar de que la división del tiempo en edades no es un fenómeno universal, numerosas sociedades, sobre todo aquellas consideradas civilizaciones “altas”, han desarrollado este modelo. Pueden variar en el número de edades, en el contenido de cada edad, en su secuencia y en otros aspectos, pero todas tienen en común el hecho de que son atemporales y, por consiguiente, míticas. Se puede observar un ejemplo interesante de estas variaciones y de las maneras en que estas edades se organizan para oponerse a la historia, en los contrastes entre los sistemas propios de la tradición indoeuropea y de la cultura andina.


......................................................................................
[1] La concepción de cada objeto como parte de un todo interrelacionado, o estructura, que debe conocerse en su conjunto y no fragmentado en síntesis ni análisis, constituye la esencia del estructuralismo. En el campo de la antropología, el funcionalista Bronislaw Malinowski, considerado también como uno de los primeros antropólogos a la adscripción estructuralista, los expresó claramente: una cultura se estudia simplemente tal como es en un momento determinado y no conforme a su desarrollo histórico o evolutivo. El estructuralismo afirmaba la importancia primordial de la interacción entre los distintos elementos e instituciones de una sociedad dada: la sociedad como un todo indivisible.

[2] Sagrado en términos de que por alguna relación con lo divino es venerable.

[3] Cuento alegórico, casi siempre escrito en verso, que, mediante la personificación de animales, pretende transmitir una enseñanza moral. Aunque de origen oriental, la fábula adquirió su forma definitiva con los autores clásicos Esopo y Fedro, otros fabulistas notables son los españoles Tomás de Iriarte y Félix María Samaniego y los franceses Jean de la Fontaine y Fénelon.

[4] En algunas religiones en las que los mitos forman el entramado doctrinal se encuentran éstos tan relacionados con sus rituales que algunas han considerado su función y origen como explicación de tales rituales; sin embargo, esta hipótesis no ha sido universalmente aceptada, porque no explica la formación de los rituales y porque existen mitos que no corresponden a ningún ritual.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Mitología. Introducción a la historia del fenómeno mitológico



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La radio un fenómeno de comunicación
Desde finales del siglo XX el concepto comunicar asumió dimensiones diversas para... [07/11/07]
1.368  
2. Religión. Estigma un fenómeno sobrenatural
Estigma : son señales o marcas que aparecen en el cuerpo de algunas personas, casi... [08/11/10]
160  
3. Mitología griega
Todas las civilizaciones necesitan mitología, y muchas inventan las suyas propias.... [17/07/02]
50.771  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail