12.170 cursos gratis
8.777.169 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Mitología. Ciencia y espiritualidad (1/2)

Autor: Sandra C Rogel B
Curso:
|486 alumnos|Fecha publicaciýn: 19/01/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 16:

 Espiritualidad y Mitología de los pueblos antiguos. Árabes

Aunque para los occidentales sea materia de fábula y películas de ficción, la existencia de los “djinn” o genios es una creencia generalizada y aceptada en el mundo árabe.

Los “djinn” eran parte del mundo preislámico, pero fueron incorporados posteriormente a la tradición islámica y aparecen mencionados también en toda cultura popular árabe.

Según el teólogo musulmán Sheij Suhail Assad, el Sagrado Corán habla  de los hombres, de los animales y de los djinn. De acuerdo al libro musulmán, es muy probable que los genios tengan origen anterior al del hombre. “Así como se explica en las narraciones que los ángeles están creados de luz y los hombres están creados de tierra, los genios están creados de fuego”, sostiene Sheij Assad.

Según la tradición musulmana, Shaitán o Iblis, el diablo, era un genio que por su grado de espiritualidad y de cercanía a Dios, el Altísimo lo estableció en la fila de los ángeles. Pero sucedió que cuando Dios creó al hombre, Iblis no quiso postrarse ante él, por lo que fue castigado y, de cierta manera, tiene como misión hacer pecar al hombre.

“Los genios son materia, pero son de una materia sutil… Para nosotros los genios invisibles. No podemos tener contactos con ellos a simple vista. Están en una dimensión que no es la dimensión  terrenal; no es este universo donde estamos nosotros, pero sí pueden tener conexión, de alguna manera. Pueden manifestarse y tienen la capacidad para adoptar diferentes formas”, revela Sheij Assad. Y agrega “estos seres también tienen voluntad. Se casan, se reproducen, comen, descansan. Es como los hombres: hay hombres buenos y malos, creyentes y no creyentes. Hay hombres desarrollados espiritualmente y hombres que no han desarrollado esa veta espiritual. Hay hombres sanos y hombres corruptos. Esa misma división puede hacerse con los genios”, agrega el teólogo musulmán.

Según la tradición islámica, estas entidades pueden enamorarse de un hombre o de una mujer, a quien tratarán de seducir. Por lo general, suelen jugar bromas y molestar a la gente.

Actualmente, dentro de las universidades islámicas hay clases que tienen que ver con temas de ética y moral y dentro del misticismo se toca a veces la forma de poder proteger el alma del susurro del shaitán, del diablo. Y en eso entran cuestiones como, por ejemplo, el tema de los sahumerios o del incienso, o encender algo que dé olor, que supuestamente es para espantar a los malos genios, porque existen genios buenos y genios malos; los malignos serían demonios.

¿De dónde surge el concepto de que los genios viven dentro de una lámpara o de una botella? Según el profesor Eugenio Chahuán, catedrático del Centro de Estudios Árabes de la Universidad de Chile, esto se genera a partir de la creencia en seres que habitan las cosas, como los árboles, las piedras y las corrientes de agua y que tienen una serie de características como por ejemplo poseer a las personas. “Cuando una persona padecía de locura, se pensaba que había sido poseída por estos demonios. En el fondo, estas entidades tienen la misión de perturbar al hombre. Todo comportamiento extraño o que escapa a la costumbre o a la normalidad; incluso muchos hechos calamitosos se atribuyen a la participación de estos seres que están entre nosotros”, comenta el profesor Chahuán.

Aunque por lo general los genios son malos y traviesos, también hay algunos que se parecen más a ángeles, porque son buenos y, por alguna razón, recurren a todo su poder para ayudar a determinadas personas con las que se encaprichan, al más puro estilo de las hadas madrinas de los cuentos de la tradición europea.

 

El temor al mal de ojo

 

Otra cosa muy fuerte entre la población árabe, tanto cristiana como musulmana, es la creencia y el temor al mal de ojo. Eso tendría su origen en personas que tienen una “mirada fuerte” y que, voluntaria o involuntariamente, pueden afectar o fatalizar a través de ella a sus semejantes.

Según Audaz Majeed, joven iraquí residente en Chile, cerca de un noventa por ciento de la población iraquí cree en el mal de ojo, que también es temido en Siria, El Líbano y Palestina.

En la tradición islámica hay narraciones que aseguran que personas han muerto por la acción del mal de ojo, una de cuyas causas puede ser la envidia. Sin embargo, existen muchas formas de protección contra este padecimiento. Entre ellos está el uso de piedras adheridas a anillos. Se cree que muchas piedras tienen entre sus cualidades hacer alejar a los malos genios. Por eso, los musulmanes, los creyentes que siguen la tradición del profeta Muhammad (Mahoma) siempre usan algún tipo de piedra, como puede ser la turquesa, para protegerse del mal de ojo. Estos anillos tienen escritas súplicas específicas para estos fines, como por ejemplo: “Mi confianza (Dios), protégeme del mal de todas tus criaturas”.

También es muy común que cuando alguien ve a un niño pequeño y lo alaba por su hermosura o su ternura, se reciten invocaciones para que Dios lo proteja y lo cuide, para lo que se dice sobre el niño no se vuelva en su contra, sino que lo resguarde del mal.

Otra costumbre es sacrificar a un cordero a los siete días del nacimiento de un hijo, para alejar de él a los malos espíritus y protegerlo de ellos. Esta acción debe ser realizada de una manera determinada, recitando textos islámicos y usualmente, distribuyendo las presas del animal sacrificado entre los pobres.

El tema de los colores también tiene un papel predominante en el combate contra las fuerzas malignas. El celeste supuestamente aleja el mal de ojo. También existen colgantes con medallones de ese color, con un ojo, que protegerían de esos peligros.

El negro es el color del luto, así como el verde es el color del Islam. Según cuentan las narraciones, la descendencia del profeta y él mismo usaban turbante de color verde.

No en todo el pueblo árabe, sino que en las sociedades musulmanas, existe la costumbre de pedir limosnas. En muchos países islámicos hay cajas o alcancías en las calles y durante el día o en la mañana, cuando sale de la casa, se suele poner una moneda que supuestamente hace que Dios aleje de los creyentes setenta calamidades. Pasando algo en la mañana, se estaría protegido durante todo el día.

Las narraciones islámicas hablan de que, antes de comenzar a comer, se debe probar un poco de sal y que se debe hacer lo mismo al finalizar, porque de esa forma Dios aleja de uno setenta adversidades.

Tal como los cristianos rezan el Padrenuestro, el Ave María o alguna otra oración antes de dormir, los musulmanes suelen leer alguna “aleya” coránica para protección.

Entre la población árabe también se teme mucho que alguien pueda hacer un daño a través de la imagen de una fotografía, a través de escrituras que se le hagan, que se la entierre en un lugar o que se la rompa en pedacitos. Por eso, mucha gente no permite ser fotografiada por personas que no sean de su confianza.

 

Tradiciones populares palestinas

 

Según el profesor Chahuán, la religión juega un papel muy importante en las tradiciones populares palestinas, donde cualquier suceso extraordinario es atribuido a la acción de la Divina Providencia. Existe la creencia en aguas benditas, pozos sagrados, árboles sagrados, recovecos sagrados, piedras sagradas. El peso más significativo está en sacralizar la tierra.

La “milagrería” es muy fuerte en Palestina. Más allá de la aparición de supersticiones, se atribuye todo a la acción directa de Dios, porque la gente es muy religiosa, ya sea cristiana o musulmana; la intervención de lo divino en la vida cotidiana de las personas es algo constante.

Parte de la antigua herencia aún es palpable en la Palestina actual, donde el nombre de muchas ciudades significa “la casa” de algo. Por ejemplo, Beit Jala quiere decir “la casa del dios Jael”; Beit Lahamu, Bethlehem (Belén), significa “la casa del dios Lahamu”; Jerusalén es “la ciudad del dios Salem”. Las aldeas, los poblados fueron construidos en torno a una divinidad.

El catedrático Chahuán afirma que la movilización de las poblaciones ha hecho que se acumule un sustrato cultural bastante diverso, pero que tiene como particularidad una tradición agrícola. Cita como ejemplo al “dable”, que es un baile popular en Palestina, Siria y El Líbano, cuyo origen tiene que ver con un rito agrícola, que consistía en zapatear el suelo antes de la lluvia para que ésta penetrara mejor en la tierra.

Además, en Palestina se han registrado pintorescas y curiosas costumbres que se entrelazan con la superstición. El profesor escuchó una de ellas de labios de los primeros llegados desde Tierra Santa a América, que dice relación con una práctica recurrente entre los cristianos ortodoxos de Beit Jala y que se usó entre los primeros matrimonios de inmigrantes. Según esta costumbre, cuando dos cristianos ortodoxos palestinos se casaban, una señora de la familia de la novia se paraba detrás del novio y le pasaba una aguja por la ropa, sin hilo. Se creía que al hacer esto, el novio solamente podría ser viril con su esposa. Era una especie de superstición de que al coserlo sin hilo, el hombre solamente iba a poder responder sexualmente ante su mujer.

La superstición, la presencia de lo sagrado, la explicación de cualquier cosa por lo mítico, es muy fuerte en Palestina. Los mitos de América Latina son mitos remestizados, porque pasaron del mundo árabe a España (durante la invasión de la Península Ibérica) y desde ahí a Latinoamérica.

Entre los árabes palestinos también es muy común el “masamir” o creencia en rezos especiales que, según dice, protegen a las personas y que incluso a veces pueden llegar a sanarlas de una enfermedad.

Pero no sólo existen tradiciones a partir de lo que sucede en la Tierra. Históricamente, los árabes miraron el cielo, en busca de explicaciones y correspondencias con lo que ocurre aquí abajo. De ese modo desarrollaron la astrología y en Medio Oriente aún persiste la creencia en los oráculos a partir del movimiento de los astros. Y eso ha llegado a tal punto, que estos pueblos han logrado escribir sus nombres allá en lo alto, pues según el profesor Chahuán, muchas constelaciones tienen nombres árabes.

 

Bibliografía:

Ø “Amuletos y talismanes”, Migene González-Wippler, Editorial Llewllyn Español, USA

Ø “Magia, hechizos y ceremonias”, Migene González-Wippler, Llewellyn Español, 2000, Minnesota, U.S.A.

Ø Enciclopedia Hispánica, Editorial Barsa Planeta, 2003, USA.

Ø Enciclopedia Temática Universal, Editorial Larousse, 2001, Colombia

Ø Revista “Al Damir”, Fundación Palestina, 2004, Chile

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Mitología. Ciencia y espiritualidad (1/2)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. La mitología. Ciencia y espiritualidad (2/2)
En este curso de mitología aprenderemos el concepto literario e histórico de... [19/01/11]
279  
2. Mitología. Introducción a la historia del fenómeno mitológico
La mitología , en la historia de la cultura , muestra los intentos ancestrales... [21/12/09]
2.159  
3. Mitología griega
Todas las civilizaciones necesitan mitología, y muchas inventan las suyas propias.... [17/07/02]
50.771  

Capýtulos del curso


ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail